Feijóo destaca la capacidad del autogobierno para resolver problemas reales, unir a las personas, tender puentes con otros pueblos y hacer de la autonomía gallega una herramienta de presente y de futuro

Durante el acto de entrega de las Medallas del Parlamento de Galicia de 2021 a las fundaciones herederas de la Xeración Nós

Los presidentes de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices, con los representantes de las fundaciones que recogieron el galardón.

El 6 de abril se entregó la Medalla del Parlamento de Galicia a la Xeración Nós y sus discípulos por su legado galeguista, coincidiendo con su primer centenario. El acto se celebró coincidiendo con el aniversario de la promulgación del Estatuto de Autonomía de Galicia, que cumple su 40 años en 2021.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó la capacidad del autogobierno para resolver problemas reales, para unir a las personas, para tender puentes con otros pueblos y para hacer de la autonomía gallega una herramienta de presente y de futuro.

Durante el acto de entrega de las Medallas del Parlamento de Galicia de 2021 a las fundaciones herederas de la Xeración Nós, Feijóo destacó que en estos días de lucha por superar la pandemia y sus secuelas, una vez más, Galicia está demostrando que es capaz de afrontar el gran desafío y superarlo con la unidad y la responsabilidad de su pueblo.

“En este tiempo el autogobierno mostró ser un marco útil para la resolución de problemas inéditos en nuestra Historia. Fue un marco institucional estable cuando solo había inestabilidad, y también fue rostros. Los rostros de los trabajadores públicos que en la sanidad, en la educación y en otros muchos servicios de la autonomía antepusieron de nuevo el Nós ao eu (el nosotros al yo, en gallego)”, aseveró.

A lo largo de su intervención, el titular de la Xunta se refirió al Estatuto de Autonomía como un monumento gallego hecho de palabras que nos unen, subrayando que Galicia no sería lo que es hoy sin el trabajo y el esfuerzo de aquellos ancestros a quienes premia el Parlamento. “La Fundación Otero Pedrayo, la Fundación Castelao, la Fundación Antón Losada Diéguez y la Fundación Vicente Risco, inmortalizan nombres singulares de la Xeración Nós, desplegando un trabajo del que toda Galicia se beneficia”, dijo, recordando que la Xeración Nós elabora en su molino ideológico ideas motrices que siguen alimentando el autogobierno y que lo mueven en dirección de avance, nunca de retroceso.

Feijóo incidió en que, desde su acta fundacional, la Xeración Nós se preocupa por proclamar que no excluye a nadie, porque no se trata de un “club elitista situado en el Olimpo”, sino de intelectuales con un fondo de arraigo popular que acuden al pueblo con la modestia necesaria para aprender. “Lo que aprenden es tolerancia y unidad”, afirmó, asegurando que lo mismo sucede con el Parlamento gallego, que sabe acoger y cobijar distintas ideologías y distintas maneras de pensar, haciendo de la discrepancia un elemento enriquecedor a través del diálogo.

Sobre este punto, aseveró que es una pena que no todos entiendan que se puede sumar desde la diferencia y prefieran borrarse y apostar por la autoexclusión, en vez de tomar ejemplo de las figuras que hoy honra la Cámara gallega. “Todos cabemos dentro de un mismo sueño común que es Galicia y eso lo sabía la Xeración Nós y lo saben la mayoría de los gallegos”, concluyó, considerando que esta operó entonces “como un incipiente Parlamento en el que lo más requintado de la intelectualidad gallega aprende a acordar y a disentir”.

Por su parte, el presidente del Parlamento. Miguel Ángel Santalices, explicó que “cuando se cumplen 40 años de la promulgación del vigente Estatuto de Autonomía, homenajear a la Xeración Nós se vuelve un deber inexcusable”. El titular del Legislativo gallego recuerda que la autonomía política de la Galicia actual es consecuencia de la “semilla galleguista desparramada por muchos”, “auténticos héroes a los que debemos eterna gratitud por un sacrificio que apenas les fue reconocido en vida”. Y destacó que se reconoce así la labor de un “conjunto heterogéneo de gallegos ‘bós e xenerosos’ que, en un tiempo infinitamente más difícil que el actual, fueron capaces de anteponer la idea de Galicia a todo lo demás”.

El 30 de octubre de 1920 ve la luz el primer número de la revista Nós, ideada, editada y sostenida, entre 1920 y 1936 por un grupo de intelectuales galeguistas liderazgos por Antón Losada Diéguez, Vicente Risco, Alfonso R. Castelao, Arturo Noguerol, Florentino López Cuevillas y Ramón Otero Pedrayo, círculo que se iría ampliando a un conjunto más heterogéneo de colaboradores que participaron en este proyecto, en sus distintas fases, hasta su desaparición en 1936.

Personalidades como Xavier Prado ‘Lameiro’, Ánxel Casal o Ramón Cabanillas resultan esenciales en este proyecto, al igual que todas las figuras -cerca de 200- del denominado segundo círculo, que colaboraron en las diferentes etapas de la revista.

Unos y otros conformaron un conjunto de personas cosmopolitas, europeístas, cultas y vanguardistas, más hondamente enraizadas en la realidad local. Con ellos, la denominada Xeración Nós, el galeguismo comenzó una nueva andadura.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *