Más de 400 castellanos y leoneses de Cuba despiden el año con un almuerzo de confraternidad

El acto estuvo organizado por la Agrupación de Sociedades de Castilla y León y al mismo acudieron diversas autoridades españolas en el país y representantes de la colectividad

Vista parcial del salón Bucán del Palacio de Convenciones en la capital cubana.
La profesora Carmen Almodóvar y la titular de la Ascyl, María Antonia Rabanillo.
Mesa de autoridades invitadas a la celebración.

Más de cuatrocientos asociados e invitados participaron en La Habana en el almuerzo de confraternidad que ofreció la Agrupación de Sociedades de Castilla y León (Ascyl) el pasado 12 de diciembre en el Restaurante Bucán del Palacio de las Convenciones con motivo del fin del año.

Se encontraban presentes la presidenta del Consejo de Residentes Españoles en Cuba (CRE) y de la Ascyl, María Antonia Rabanillo; Julio Santamarina López, presidente de la Federación de Sociedades Españolas de Cuba (FSEC); Tamar Lavado Huerta, jefa de Sección de la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social (CTMSS); Rafael E. Garbajosa Fernández, canciller del Consulado General de España en la capital cubana; presidentes de entidades españolas en representación de las comunidades autónomas de Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, País Vasco y Navarra; presidentes de las Casas de Castila y León en la capital cubana; representantes de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y otros invitados.

Palabras de la presidenta

Las palabras centrales de la celebración estuvieron a cargo de la titular de la Ascyl, María Antonia Rabanillo, quien inició su discurso con un recuento de lo acaecido en el año. “Nos reunimos por fin después de tantos meses de incertidumbre, temores y dolor. La comunidad castellana y leonesa se ha mantenido unida a través de sus sociedades por vía telefónica o por correo electrónico, y hemos tratado de conocer la situación de todos nuestros asociados. Por suerte han sido muy pocos los casos confirmados con la Covid-19 y ninguno de ellos con consecuencia fatal. Hoy estamos aquí celebrando el Día de Castilla y León, el Día de la Hispanidad, y todas las efemérides en que acostumbrábamos reunirnos”.

María Antonia Rabanillo pronunció las palabras centrales del acto.

Tuvo palabras de recordación para el doctor Eusebio Leal, recientemente fallecido, “hombre excepcional, amigo, que luchó siempre por mantener viva la historia, y fue gran amigo de la comunidad española y en especial de los castellanos y leoneses”. Adelantó que en el próximo año 2021 la Ascyl le dedicará sus actividades “en recordación a su memoria, al vínculo que mantuvo con nosotros, a su lealtad a La Habana y por el apoyo que siempre brindó a las causas justas, hoy nuestro homenaje será un merecido y agradecido aplauso”.

Agradeció a la gerencia del Palacio de Convenciones por las facilidades brindadas para la celebración, también a la Junta de Castilla y León “que se ha mantenido en contacto y preocupación permanente por su emigración”. Destacó, asimismo, la labor realizada durante estos meses por el Consulado General de España en La Habana, la CTMSS, la FSEC, el CRE, a España Exterior, “por siempre acompañarnos e informarnos”, a los presidentes que representan a las autonomías y, por último, a todos los castellanos y leoneses en Cuba.

La directiva burgalesa, Ana Ma Torres Lima, fue agasajada en el día de su onomástico.

Una vez finalizada la intervención, la profesora Carmen Almodóvar obsequió a la Ascyl con una litografía alusiva a la provincia de León, mientras que la Sociedad Benéfica Burgalesa (SBB) agasajó a la directiva Ana Mª Torres Lima con entradas para el Teatro Martí por ser su cumpleaños.

Saheed Mohamed, tenor.

El almuerzo estuvo amenizado por los jóvenes intérpretes del género lírico: Laura Ansorena (soprano) y Saheed Mohamed, (tenor) con diversas interpretaciones muy gustadas por los asistentes.

UN comentario en “Más de 400 castellanos y leoneses de Cuba despiden el año con un almuerzo de confraternidad

  1. Triste que no pude asistir en nombre de mi abuelo, el cual a la edad de 14 (en el 1882) fue enviado durante la epoca colonial desde El Villar de Santiago, Leon, a casa de su tio en La Habana. Por medio de la foto, aparento ser una bella reunion. Os felicitos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *