Mañueco ofrece al Gobierno central llevar el modelo educativo de éxito de Castilla y León a toda España

El presidente de la Junta trasladó algunas reivindicaciones a la ministra de Educación, Pilar Alegría

Alfonso Fernández Mañueco y la ministra Pilar Alegría durante su reunión en Madrid.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, mantuvo el pasado 17 de enero una reunión con la ministra de Educación, Formación Profesional y Deportes, Pilar Alegría, para tratar diferentes asuntos que afectan a la Comunidad, dentro del ámbito competencial de su área de gobierno.

En la reunión, que transcurrió en un tono de cordialidad, el jefe del Ejecutivo autonómico ofreció, en primer lugar, exportar el modelo educativo de éxito de Castilla y León al conjunto del país. Se trata de un modelo basado en el mérito, el esfuerzo, la capacidad y el conocimiento, que ha sido refrendado por el Informe PISA como el mejor de España y uno de los mejores del mundo. Por este motivo, propuso al Gobierno central un debate sobre las mejoras que son necesarias, como han hecho otros países.

En segundo lugar, volvió a exigir al Gobierno que reconsidere su postura y se reúna con las comunidades para debatir cómo avanzar hacia una EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad, la popularmente conocida como Selectividad) única. Algo que, a su juicio, es técnicamente posible, justo y garantiza la igualdad de oportunidades entre todos los alumnos.

Asimismo, Fernández Mañueco pidió más apoyo estatal en la implantación de la educación gratuita de 0 a 3 años, una medida de la que se benefician en este momento casi 16.000 familias en Castilla y León, con un ahorro de 2.000 euros por curso y niño. De hecho, recordó que la Junta ha aportado casi 80 millones de euros de fondos y pidió al Ejecutivo central que contribuya a sufragar esta medida, al menos, con un 50%.

En el encuentro mantenido el día 17, el titular del Ejecutivo autonómico también insistió en la importancia de la seguridad en el ámbito educativo y recordó que la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha medidas contra el ciberacoso, el acoso en las aulas y frente a los problemas de salud emocional de los alumnos. De hecho, ya ha incrementado un 50% el número de orientadores en los colegios hasta alcanzar una ratio de uno por cada 250 alumnos. En este sentido, exigió un compromiso firme del Gobierno que garantice la coordinación con las comunidades autónomas y asegure la integración de esfuerzos entre educación, sanidad y servicios sociales, como se está haciendo en Castilla y León.

El presidente de la Junta aprovechó este encuentro para recordar que en la Comunidad está regulado en el ámbito educativo el uso del móvil y de dispositivos electrónicos en general desde el año 2007; una medida que se complementa con los Planes de Convivencia y Reglamentos de Régimen Interior de cada centro.

La cotización a la Seguridad Social de los alumnos de FP que realicen prácticas en empresas fue otro de los asuntos analizados en la reunión. El presidente de la Junta solicitó a la ministra flexibilidad en los plazos, y que el Gobierno financie esta medida en los próximos ejercicios y no solo en 2024, como se anunció. Además, pidió sensatez en los plazos para modificar los currículos de las titulaciones de FP de forma progresiva, rigurosa y serena.

Por último, Fernández Mañueco pidió que el cambio de las competencias deportivas, del Ministerio de Cultura al de Educación, no afecte a los compromisos asumidos por el Gobierno. Por ejemplo, el de participar en la financiación del módulo cubierto de atletismo en las instalaciones ‘Antonio Prieto’ de Segovia, entre otros.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.