Mañueco afirma que cada castellano y leonés que regresa del exterior “constituye un motivo de fiesta para todos”

El presidente de la Junta tuvo un recuerdo especial en su mensaje de fin de año para los residentes fuera de la Comunidad “cuyo retorno y cuya vida siguen siendo una de nuestras prioridades”

Alfonso Fernández Mañueco
Mensaje de fin de año del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó en su mensaje de fin de año que cada castellano y leonés que retorna “constituye un motivo de fiesta para todos”.

Mañueco tuvo un recuerdo especial para los residentes fuera de la Comunidad en su mensaje de fin de año “cuyo retorno y cuya vida siguen siendo una de nuestras prioridades”.

El presidente autonómico señaló que los castellanos y leoneses en el exterior son “la parte más íntima de Castilla y León, le dais sentido”. Asimismo, destacó que la región es hoy “una tierra amplia, generosa, acogedora” especialmente “para sus hijos que tuvieron que dejarla”.

En el mensaje, realizado desde el Instituto María de Molina de Zamora, también remarcó la intención del Ejecutivo autonómico por seguir fortaleciendo los servicios públicos de calidad y las medidas que conlleven progreso.

Un buen ejemplo de lo que se ha conseguido hasta ahora, destacó en el mensaje, es el reconocimiento a la calidad del sistema educativo de la Comunidad, como refleja el informe PISA, que confirma que la educación que se imparte en Castilla y León es la mejor de España y se sitúa entre las diez mejores del mundo. Un sistema educativo que siempre ha sido una prioridad para el Ejecutivo autonómico, tal y como resaltó Fernández Mañueco, porque “es el mejor cimiento para que nuestros jóvenes escojan el futuro que quieran”.

Asimismo, el presidente de la Junta señaló que, solo desde los principios y valores defendidos dentro del marco constitucional, Castilla y León puede seguir construyendo su futuro, de una manera pacífica y armónica, y avanzar para consolidar el protagonismo que ha conseguido hasta ahora. Para seguir impulsando servicios públicos con más y mejores prestaciones; con medidas de apoyo a las familias y la natalidad, como la gratuidad de la educación de 0 a 3 años; facilitando el acceso a la vivienda; y reforzando las destinadas a la lucha contra la violencia machista, ante la que no se va a dar un paso atrás. También, para mantener el liderazgo de la Comunidad en energías renovables con el objetivo de poder convertir su potencial en fuente de empleo y riqueza; o continuar estando a la vanguardia en innovación, aplicando para ello la tecnología en el territorio y adaptando todos los avances a los servicios públicos.

Todo ello sustentado por una economía de futuro que defiende al empresario y a los trabajadores, apoya al emprendedor, y que sigue impulsando bajadas fiscales, la digitalización y la eficiencia de las industrias más pujantes de la Comunidad, como la agroalimentaria.

Fernández Mañueco destacó los avances sociales y económicos que se han producido y que han permitido que los ciudadanos de la Comunidad gocen de una mayor calidad de vida.

Unidad e igualdad en torno a la Constitución

En el año en el que se ha conmemorado el 40º Aniversario del Estatuto de Autonomía, Fernández Mañueco remarcó los avances impulsados por la Junta de Castilla y León, que demuestran los beneficios que una buena gestión del modelo autonómico puede proporcionar, ofreciendo a las personas oportunidades de progreso y servicios públicos de calidad.

En su mensaje, Fernández Mañueco subrayó que estos 45 años de Constitución y los 40 años de Estatuto de Autonomía han demostrado que Castilla y León, y todo el conjunto de España, pueden fortalecerse y progresar a través de los principios y valores que recoge la Carta Magna, como son la unidad, la igualdad, la libertad y el equilibrio entre poderes. Por ello, y porque es la base de la democracia, reiteró la importancia que tiene defenderla, también como marco para garantizar recursos justos para todos, sin privilegios insolidarios ni intereses particulares.

Gracias a estos principios y valores, que Castilla y León asumió desde su origen, ha podido fortalecer su identidad, crecer en convivencia y lograr los grandes consensos políticos y sociales a través del diálogo, que han llevado a la Comunidad, tal y como destacó el presidente de la Junta, a avanzar dentro del modelo autonómico.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.