Mantener el apoyo a la política de cohesión y a la PAC, ejes reivindicativos de Castilla y León en Bruselas

La viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales, María de Diego, participó días atrás en Bruselas en la 131ª sesión plenaria del Comité de las Regiones, en cuyo marco se celebró la Semana Europea de las Regiones y Ciudades 2018 a la que Castilla y León contribuyó con una participación activa. La Junta de Castilla y León propuso casi una treintena de enmiendas a los 19 dictámenes sobre desafíos demográficos y el Corredor Atlántico.

Bruselas acogió la celebración de un seminario de patrimonio cultural organizado por el consorcio europeo liderado por Castilla y León, y que dio continuidad a la reunión que sobre esta materia desarrolló el Comité de las Regiones, en mayo, en Burgos.

En la 131ª sesión plenaria del Comité de las Regiones (CdR), donde se discutieron 19 proyectos de dictamen y un proyecto de resolución, también hubo lugar para debates sobre temas actuales que acaparan la máxima atención en la Unión Europea y de las regiones que la integran, como es el caso del que inauguró la sesión plenaria, ‘El estado de la UE: punto de vista de las regiones y ciudades’, en el que intervinieron Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, y Karl-Heinz Lambertz, presidente del CdR.

La Junta de Castilla y León participó en esta sesión con 29 enmiendas que se centraron básicamente en dos focos prioritarios para la Comunidad: los desafíos demográficos y el Corredor Atlántico a su paso por Castilla y León.

Por un lado, se destacó la importancia de la transformación digital como instrumento eficaz para abordar los retos demográficos y se pidió que la financiación que ofrezca el nuevo Marco financiero plurianual sea adecuada para hacer frente a los retos a los que se enfrenta la UE, entre los que está el demográfico, así como que la asignación de fondos de la Política de Cohesión considere otros indicadores más allá del PIB per cápita, puesto que éste no mide con precisión la capacidad de una sociedad para abordar cuestiones que le afectan, como el reto del cambio demográfico.

Por otro lado, la Junta de Castilla y León reclamó que en la definición de la configuración del Corredor de la red básica ‘Atlántico’ se añada Palencia, Ponferrada y Venta de Baños en los tramos correspondientes, argumentando la necesidad de incluir aquellos posibles enclaves y plataformas logísticas de alto interés estratégico o con potencial en el futuro, situados en regiones periféricas que siguen teniendo muchas necesidades en infraestructuras básicas para mejorar su accesibilidad y conectividad.

Entre los proyectos de dictamen que se trataron en esta reunión destaca el ‘Paquete sobre el marco financiero plurianual para el periodo 2021-2027’. La Junta de Castilla y León se sumó a la petición que realizaba el Comité de las Regiones y consideró que la propuesta debe mejorarse antes de su adopción definitiva con el fin de dar respuesta a las expectativas de los ciudadanos de la UE y satisfacer las necesidades de los entes locales y regionales y consideró inaceptable que la financiación de las nuevas prioridades se haga a expensas de las políticas de la UE con gran valor añadido europeo, como la política de cohesión y la política agrícola común (PAC) y rechazó los recortes que experimentan políticas como la PAC o la política de cohesión, de la máxima importancia para la UE y para Castilla y León ya que tendrá repercusiones muy negativas en el crecimiento y el desarrollo de las regiones europeas.

El papel y los retos del patrimonio cultural en la Europa del mañana

‘Por una Política Europea de Cohesión fuerte más allá de 2020’ fue el lema de la 16ª edición de la Semana Europea de las Regiones y Ciudades 2018 que comenzó el pasado 8 de octubre en Bruselas, a la que la Junta de Castilla y León contribuyó con una participación activa, incluida la intervención de la viceconsejera de Ordenación del Territorio y Relaciones Institucionales, María de Diego. Los temas prioritarios de esta edición fueron el desarrollo territorial -regional, urbano y rural-, el futuro de la Política de cohesión y el presupuesto europeo y la educación, la cultura y la juventud.

Este 2018, Año Europeo del Patrimonio Cultural, la Junta de Castilla y León participó en esta edición de la Semana Europea de las Regiones y Ciudades liderando un consorcio formado por regiones de distintos países -Alemania, Croacia, Rumanía, Portugal y España- que dio forma a un seminario sobre el papel y los desafíos del Patrimonio Cultural en la Unión Europea del mañana. El seminario se celebró el día 9 y tenía como objetivo destacar la importante labor del patrimonio cultural en Europa, no únicamente como legado de nuestro pasado, sino también como un recurso y un bien común cuyo impacto alcanza incluso los ámbitos de la competitividad, la investigación y las industrias creativas.

Con ocasión de la celebración de este evento, y en colaboración con otras entidades, la Junta de Castilla y León, promovió la celebración de una jornada técnica, que se celebró el día 9 en Bruselas. El objetivo de esta sesión, que tenía por título ‘El papel y los retos del patrimonio cultural en la Europa del mañana’, era destacar el papel crucial del patrimonio cultural en Europa, no solo como legado del pasado, sino como recurso de futuro y bien común. 

La Dirección General de Patrimonio Cultual participó con la ponencia ‘La experiencia de Castilla y León en la gestión del patrimonio cultural: hacia una perspectiva Europea’, mostrando, entre otras, las políticas que desarrollan el Plan PAHIS 2020, del patrimonio cultural de Castilla y León, de las que por su trascendencia Europea destacan los proyectos de cooperación transfronteriza (Patcom y Renerpath2) e interregionales (como Hericoast, que está vinculado además a las actividades del Año Europeo de Patrimonio Cultural 2018; y Skills+).

Igualmente se exponían algunas de las más de 30 actividades desarrolladas en el marco del Año Europeo de Patrimonio Cultural 2018, entre las que cabe destacar el Seminario del Comité Europeo de las Regiones sobre ‘El papel del patrimonio cultural en la construcción de la Europa de los Ciudadanos’ que se celebró en Burgos del 3 al 5 de mayo de 2018. En él se puso de relieve el importante papel económico y social del patrimonio cultural en Europa; y su reflejo o en diversos ámbitos, como la política de empleo, la política social, la igualdad de oportunidades, la innovación, la investigación y la tecnología.

También se hizo referencia en este evento a las diversas jornadas, encuentros y trabajos desarrollados a lo largo de 2018 en relación con los Itinerarios Europeos, particularmente los que afectan a Transromanica, en el que cabe destacar la celebración el pasado día 20 de septiembre en Burgos de la Asamblea anual general de la Asociación que gestiona los Itinerarios del arte románico en Europa declarados Gran Itinerario Cultural en el año 2007 por el Consejo de Europa.

Otro hito destacado es el acuerdo de adhesión suscrito por Castilla y León al protocolo de colaboración entre el departamento de la Dordoña (Francia) y la Comunidad de Cantabria en materia de Patrimonio Arqueológico Rupestre con el fin de elaborar y sostener una estrategia conjunta que favorezca la conservación, valorización y difusión del patrimonio arqueológico de estas tres territorios que concentran buena parte del Arte Rupestre Paleolítico declarado patrimonio de la Humanidad.

Con respecto al Itinerario Europeo de sitios Cluniacenses, una de las actividades más reseñables es el acuerdo celebrado entre la región francesa de Bourgogne-Franche-Comté y la Comunidad de Castilla y León para el establecimiento de relaciones estables y el intercambio de experiencias y buenas prácticas relativas a la protección, conservación, estudio y difusión del patrimonio material e inmaterial Cluniacense, existente en sus respectivos territorios.

Entre las acciones internacionales que clausurarán este Año Europeo, sin duda destaca la Bienal AR&PA, Bienal Ibérica del Patrimonio Cultural, que se celebrará del 8 al 11 de noviembre en el Centro Cultural Miguel Delibes, en Valladolid. El hilo conductor de la Bienal será ‘Sociedad y Patrimonio’, planteado como un binomio indisociable y participarán las diferentes disciplinas dedicadas a la conservación, protección, estudio, restauración, intervención, interpretación, gestión y difusión del Patrimonio Cultural, erigiéndose esta bienal en un encuentro multidisciplinar vanguardista en la Unión Europea.

Además, en respuesta a la iniciativa del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea de declarar 2018 como Año Europeo del Patrimonio Cultural, la presente edición de la Bienal AR&PA planteará una visión íntegramente europea, acorde con la promoción del papel del patrimonio cultural europeo como elemento fundamental para construir la Europa de los ciudadanos basada en la diversidad cultural y el diálogo intercultural, con el objetivo fundamental de dar visibilidad a su contribución a la economía y a la sociedad.

Semana Europea de las Regiones y Ciudades 

La Semana Europea de las Regiones y Ciudades es un acto que se celebra cada año en Bruselas y que a lo largo de cuatro días brinda a funcionarios de las administraciones regionales y locales, expertos y representantes del mundo académico la posibilidad de poner en común buenas prácticas y conocimientos especializados en materia de desarrollo regional y urbano. Asimismo, es una plataforma que permite informar sobre la evolución de la política de cohesión de la UE, ya que sensibiliza a los responsables de la toma de decisiones de la importancia de las regiones y ciudades en el proceso político de la UE.

En total, se celebran más de 150 seminarios y talleres en los que participan más de 600 ponentes entre los que se encontraban funcionarios de las administraciones locales y regionales y numerosos expertos y representantes del mundo académico y a los que se esperaba que asistieran 6.000 personas.

Tras la propuesta de la Comisión Europea sobre el Marco Financiero Plurianual 2021-2027 en la que la partida presupuestaria destinada a la cohesión ha sufrido un recorte del 5%, estas jornadas fueron una oportunidad para que las regiones y ciudades contribuyeran al debate sobre los desafíos de la futura política regional de la UE, llevando su voz a la capital europea.

Se trató de un evento anual organizado por el Comité Europeo de las Regiones y la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea en colaboración con otras instituciones europeas y más de 180 regiones y ciudades. A lo largo de sus cuatro días de duración, las ciudades y regiones tuvieron la oportunidad de poner en común buenas prácticas y conocimientos especializados sobre desarrollo regional y urbano, así como mostrar su capacidad para implementar la Política de Cohesión de la Unión Europea (UE). Castilla y León ha participado en la Semana Europea de las Regiones y Ciudades desde su primera edición.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *