Los Reyes viajarán a Cuba inmediatamente después de las elecciones del 10 de noviembre

Será la primera vez que un monarca español visite la isla de manera oficial

El Rey Felipe VI viajará a Cuba con la reina Letizia inmediatamente después de las elecciones del 10-N, según confirmó el 17 de octubre en La Habana el ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, tras concluir una ronda de diálogo político de alto nivel con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, de acuerdo con el Memorándum de Entendimiento firmado el pasado 22 de noviembre con ocasión de la visita a la isla del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Felipe VI viajará a Cuba probablemente el 11 de noviembre. Borrell aseguró que sería entre esa fecha y la víspera de los actos de celebración por los 500 años de la fundación de La Habana, el 16 de noviembre, sin precisar cuántos días durará la visita y cuál será su contenido.

Se tratará de un acontecimiento histórico, ya que será la primera vez que un monarca español visite la isla de manera oficial. La visita, muchas veces programada, no se había producido hasta ahora por diversas circunstancias políticas. El entonces presidente del Gobierno español, José María Aznar, se opuso a ella de modo frontal en 1998, cuando su ministro de Asuntos Exteriores, Abel Matutes, anunció el viaje de Juan Carlos I.

El hoy Rey emérito sí viajó a Cuba un año después, pero no en visita oficial sino para participar junto a Aznar en la IX Cumbre Iberoamericana de presidentes, celebrada en La Habana.

La visita de Felipe VI “se encuadra en un momento en el que se da una normalización de relaciones, y otros países con menos vínculos históricos que los nuestros ya han hecho ese viaje”, afirmó Borrell, quien hizo una firme defensa de los intereses del empresariado español frente al recrudecimiento del embargo norteamericano y la aplicación del polémico título III de la ley Helms-Burton.

Facilitar la situación de los españoles en Cuba y viceversa

Ambas delegaciones se congratularon por la celebración de estas consultas que permiten reforzar las relaciones bilaterales. Los respectivos Ministros reconocieron la importancia de las relaciones económicas ya que España es el tercer socio comercial de Cuba, además de ser un tradicional inversor en la Isla. Ambas delegaciones se comprometieron a reforzar la colaboración y cumplir sus obligaciones en un contexto económico particularmente difícil para Cuba.

España explicó su rechazo a la decisión de Estados Unidos de reactivar la Ley Helms-Burton, al basarse en principios contrarios al derecho internacional y vulnerar los legítimos intereses españoles en Cuba. Asimismo, señaló que respalda la voluntad de la Unión Europea de emplear todos los instrumentos a su alcance para defender los intereses europeos en la isla. Por su parte, Cuba abordó el recrudecimiento de la política de bloqueo al país, en particular la reactivación de la Ley Helms-Burton, las acciones no convencionales de EEUU para impedir la compra de combustible por parte de Cuba, el reforzamiento de la persecución bancario-financiera, el incremento de los obstáculos a la actividad turística cubana y las acciones contra la cooperación médica de la Isla en terceros países.

También se trataron cuestiones relativas a convenios internacionales que favorezcan la agilidad de trámites jurídicos y administrativos, y de otros asuntos tendentes a facilitar la situación de los numerosos ciudadanos cubanos y españoles que se desplazan o residen en España y Cuba respectivamente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.