Los Reyes presiden el funeral por las víctimas del coronavirus en La Almudena

Sin la asistencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ni de su socio de coalición Pablo Iglesias

Vista del interior de la Catedral de La Almudena durante el funeral.
La Familia Real, en primer término, y el resto de autoridades asistentes al funeral.
Felipe VI, la reina Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía en lugar destacado en el templo.

Los Reyes, sus hijas la princesa Leonor y la infanta Sofía, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y representantes de otras altas instituciones del Estado y de partidos políticos asistieron al funeral por las víctimas del coronavirus que se celebró el pasado 6 de julio en la catedral madrileña de La Almudena organizado por la Conferencia Episcopal y oficiado por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.

Se trató de la primera ocasión en que la heredera de la Corona y su hermana asistían a un funeral de carácter público.

Carmen Calvo asistió en representación de Pedro Sánchez, quien realizó esa mañana un viaje oficial a Lisboa. Un Sánchez que, pese a tener tiempo de sobra para llegar al funeral, afirmó en la conferencia de prensa que ofreció en Portugal que el Gobierno ya estaba representado por su vicepresidenta primera.

Sí acudieron la presidenta del Congreso, Meritxell Batet; la del Senado, Pilar Llop; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y el del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. A ellos se sumaron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso; el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Miguel Ángel Villarroya; y la presidenta del Tribunal de Cuentas, María José de la Fuente.

En representación de los partidos, entre otros dirigentes, diputados y senadores, estaban el líder del PP, Pablo Casado, y los portavoces de Ciudadanos y Vox en el Congreso, Edmundo Bal e Iván Espinosa de los Monteros, respectivamente. No asistió nadie de Unidas Podemos y tampoco su líder y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

En una de las naves del templo se situaron unos 70 familiares de fallecidos, a los que saludaron los Reyes al acceder al templo, y en otra los representantes de diversas iglesias y confesiones religiosas.

Junto a ellos estuvieron también una representación de los agentes sociales y eclesiales que han desarrollado una labor especial en este tiempo, como personal sanitario, voluntarios de Cáritas, miembros de las Fuerzas Armadas y de los cuerpos de Seguridad del Estado, y bomberos.

Los miembros de la Familia Real y el resto de asistentes al funeral portaron mascarillas de protección, y el aforo de la catedral, de unas 900 personas, se redujo a menos de 400 como medida de precaución.

Junto al cardenal Osoro concelebraron el funeral otros 35 cardenales, arzobispos y obispos miembros de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, cardenales residentes en Madrid, el Nuncio Apostólico, Bernardito Cleopas Auza, y los obispos auxiliares de la capital.

El arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Carlos Osoro, lamentó en la homilía la pérdida de miles de personas, entre ellas muchos mayores, sin que haya sido posible estar junto a ellas expresando su solidaridad con quienes han perdido a seres queridos y destacó los ejemplos de solidaridad que se han puesto de manifiesto en la sociedad estos meses frente “al sectarismo, la crispación y el enfrentamiento”.

Citó en concreto la actuación del personal sanitario y farmacéutico, de los transportistas, los empleados de supermercado, de los servicios de limpieza, los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, los docentes, los periodistas, los voluntarios de Cáritas y otras muchas organizaciones sociales, y los sacerdotes, religiosos y religiosas.

Todos ellos, junto a los padres y abuelos, aseguró que no han vivido para sí mismos en estos meses, sino para los demás. “Y ahora, cuando afrontamos una crisis económica y social sin precedentes -añadió-, hay que seguir cimentando nuestra sociedad así para que nadie se quede atrás”, subrayó.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *