Los Reyes participan en la conmemoración del 75 aniversario de la liberación de Auschwitz-Birkernau

Más de 9.000 españoles fueron deportados a campos nazis, de los que murió el 60%

Los Reyes, junto el resto de autoridades, durante el recorrido por el campo de concentración y exterminio Auschwitz 1.
Los Reyes junto a la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, María Aránzazu González Laya, durante la ofrenda a las víctimas del campo.
El Rey durante la ofrenda floral en el Foro Internacional de dirigentes por el Día Internacional de Recuerdo del Holocausto.

Los Reyes de España participaron el 27 de enero, junto a otros líderes internacionales, en la ceremonia de conmemoración del 75 aniversario de la liberación del campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkernau, en Polonia. Don Felipe y Doña Letizia estuvieron acompañados por la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, María Aránzazu González Laya.

Durante la ceremonia, intervinieron algunos de los supervivientes, así como el presidente de la República de Polonia y el director del Museo Nacional Auschwitz-Birkenau. Para finalizar, se realizó una ofrenda de encendido de velas ante el monumento a las víctimas del campo por parte de los supervivientes y de los jefes de Estado asistentes.

Además, el Rey asistió el 22 de enero, junto a otros jefes de Estado y Gobierno, a una cena de gala, ofrecida por el presidente del Estado de Israel, en su residencia de Jerusalén, con motivo del International Leaders Forum. Al día siguiente, mantuvo un encuentro con el presidente de Israel y posteriormente, asistió en el Centro Mundial de Conmemoración del Holocausto Yad Vashem de Jerusalén al International Leaders Forum.

Carmen Calvo, en el acto de Estado

Por otro lado, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, intervino el 27 de enero en el acto de Estado del Día Oficial de la Memoria del Holocausto y Prevención de los crímenes contra la Humanidad, coincidente con el 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Calvo pidió trabajar “desde este país y desde este Gobierno procurando ser los mejores demócratas en cada una de nuestras responsabilidades”. “Ellos pagaron con sus vidas de manera cruel e injusta por ser diferentes, por reivindicar la libertad”, dijo la vicepresidenta, que añadió que “la peor indignidad que podemos añadir a sus asesinatos es el olvido”. “La verdad de sus asesinatos nos obliga a no olvidar nunca y a impedírselo a quienes pretenden que lo hagamos o que neguemos esta realidad. Sobre sus asesinatos, sobre el dolor que han dejado a supervivientes, a sus familias y a generaciones enteras, hemos de seguir construyendo la única ética posible de la convivencia de nuestra democracia”, señaló.

El acto de Estado, presidido por la presidenta del Senado, Pilar Llop, contó con los testimonios de Isaac Querub presidente de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) y de Ita Bartuv, superviviente del Holocausto. Además, asistieron la ministra de Educación, Isabel Celaá, representantes del Cuerpo Diplomático acreditados en España, diputados y senadores, miembros de la comunidad judía, de la comunidad gitana y de asociaciones republicanas españolas.

El Parlamento Europeo estableció el día 27 de enero como el día del recuerdo a las víctimas del Holocausto coincidiendo con la fecha en la que se liberó el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. España incorporó esta fecha de conmemoración tras el Acuerdo del Consejo de Ministros de 10 de diciembre de 2004. ..

El campo de Auschwitz-Birkernau se creó en 1940 cerca de Oswiecim, en la Polonia ocupada. Inicialmente su cometido era el de prisión para los polacos detenidos durante las redadas masivas, pero terminó convirtiéndose en el mayor centro de exterminio de judíos europeos una vez que comenzaron las deportaciones al mismo en 1942.

En Auschwitz-Birkenau murió más de un millón de personas

Del alrededor de 1,3 millones de personas que fueron deportadas a Auschwitz, unos 1,1 millones, de los que alrededor de un millón eran judíos, se cree que perecieron allí, según los datos del Memorial y Museo Auschwitz-Birkenau. Unos 900.000 judíos fueron asesinados en las cámaras de gas inmediatamente después de llegar al campo y sus cuerpos quemados en el crematorio. Además, alrededor de la mitad de los 400.000 prisioneros registrados en el campo perecieron en él. Separados por etnias, la cifra incluía a unos 100.000 judíos, 70.000 polacos, más de 20.000 gitanos y unos 14.000 prisioneros de guerra soviéticos.

Varios días antes de su liberación, los alemanes obligaron a casi 60.000 exhaustos prisioneros a marchar hacia el oeste para trasladarlos a otros campos de concentración. Se estima que entre 9.000 y 15.000 de ellos perecieron en esa marcha de la muerte. Cuando el Ejército Rojo soviético liberó el campo el 27 de enero de 1945 tan solo se encontró a unos 7.000 prisioneros.

9.000 españoles en campos nazis

Más de 9.000 españoles fueron prisioneros en campos de concentración nazis, de los que 5.185 (el 60%) fallecieron y 3.809 sobrevivieron a los trabajos forzados, la hambruna, el frío invierno en los barracones, los experimentos médicos, las cámaras de gas y los hornos crematorios. La mayoría (unos 7.200) de los españoles deportados acabaron en Mauthausen-Gusen (Austria), de los que murieron unos 4.800 españoles. Otros fueron despachados a los campos de Buchenwald, Dachau y Sachsenhausen, todos ellos en Alemania. Ravensbrück, también en Alemania, era el campo de las mujeres. Por él pasaron unas 170 españolas, de las que al menos fallecieron 14.

Denuncias de deportados gallegos se suman a la querella en Argentina

Con motivo del Día Internacional de las Víctimas del Holocausto, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica presentó el 27 y el 28 de enero, por primera vez en España, las denuncias de 22 familias de deportados gallegos a campos de concentración alemanes, que se suman a la causa que se sigue en Argentina por los crímenes del franquismo, ya que el Estado franquista permitió su deportación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *