Los pensionistas españoles en el exterior no tienen que presentar la fe de vida para seguir cobrando la prestación

El plazo para hacerlo, primer trimestre del año, queda suspendido por el estado de alarma y se habilitará uno nuevo cuando vuelva la normalidad

Los españoles residentes en el extranjero que perciben una pensión española no tendrán que presentar la fe de vida para seguir cobrando la prestación. Es una de las consecuencias de la suspensión de los plazos administrativos decretada por el Gobierno por la crisis ocasionada por el coronavirus.

Normalmente, estos pensionistas en el extranjero tienen la obligación de acreditar su vivencia durante el primer trimestre del año para poder seguir cobrando, sin embargo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha informado que los que aún no la hayan presentado continuarán percibiendo su pensión ya que el plazo se encuentra suspendido, al menos hasta que finalice el estado de alarma en España.

Una vez que finalice se habilitará un nuevo plazo para la acreditación de la vivencia para aquellos que no lo hubieran hecho aún. Y si en ese momento en el país de residencia del pensionista estuvieran vigentes medidas de confinamiento de la población, ese plazo se podría excepcionar.

Desde las consejerías de Trabajo aconsejan a quienes no han presentado la fe de vida o la acreditación de comparecencia que no acudan presencialmente a las oficinas en aquellos países donde se hayan dictado órdenes de confinamiento y que los interesados utilicen los medios telemáticos.

UN comentario en “Los pensionistas españoles en el exterior no tienen que presentar la fe de vida para seguir cobrando la prestación

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *