Los médicos de Casa de Galicia debatirán en una asamblea sobre el futuro de la entidad

Señalaron que las dos interventoras describieron la situación de la entidad como “caótica”

Asamblea de trabajadores de Casa de Galicia ante las puertas del sanatorio de Sayago.

Los médicos de Casa de Galicia debatirán en una asamblea telemática el próximo viernes el futuro de la mutua gallega y de sus puestos de trabajo. Previamente, los representantes de los trabajadores se reunieron con las interventoras que están dirigiendo la misma.

En forma conjunta, los representantes del sindicato de médicos del Uruguay y la sociedad de anestésicos quirúrgicos mantuvieron una reunión con las Interventoras del ministerio de salud pública uruguayo, las que “manifestaron el primer diagnóstico de situación de la institución”, sobre la que definieron “como caótica”, según expresan en un comunicado a sus pares.

Los médicos informan que las interventoras, contadora Alicia Rossi y doctora Nuria Santana, explicaron que hasta el momento han detectado que “no existe trazabilidad de los procesos”, y lo que aún es peor, “no existe documentación tampoco de los mismos”.

Las obras realizadas en el Sanatorio de Casa de Galicia en el barrio de Sayago, no están pagas, por lo que con ellas se aumentó la deuda, al tiempo que “no se informatizó el sector de contabilidad y personal, como estaba estipulado en el plan estratégico que solicitó el fideicomiso, y un sin número de dificultades que ponen a la institución en una situación compleja”.

Los médicos informaron a sus pares que las interventoras “tenían en claro la situación de los atrasos de los pagos a los médicos con respecto al convenio de vacaciones firmado en el fideicomiso, así como al convenio de vacaciones para el resto de éstos”.

Las interventoras que, además, están trabajando en forma mancomunada con el síndico abogado Fernando Cabrera, “se comprometieron a retomar el pago de los convenios, cancelando agosto y proyectando el pago para las cuotas de quienes salieron en el período del 15 de diciembre al 15 de marzo del 2021” de vacaciones.

Los pagos de salarios son un norte que tienen fijado las interventoras para no aumentar la deuda de la mutua gallega, según confesaron, pero en la reunión las mismas explicaron a los médicos que “tuvieron serias dificultades para encontrar la documentación en algunos casos o para ejecutar los pagos, fruto del caos reinante” que fueron solucionando con el conjunto de los trabajadores médicos y no médicos de la institución.

Otro de los problemas que tuvieron las interventoras es que la administración de Casa de Galicia no tiene un listado de los médicos que trabajan bajo facturación, luego de que años atrás se tomara la decisión de reducir el plantel de médicos permanentes convirtiéndose muchos de ellos con la modalidad de pago contra factura.

Las interventoras de esta forma mantienen un contacto permanente con el personal de Casa de Galicia, que al igual que sus socios, se han visto de un día para el otro con sus autoridades desplazadas, con una intervención del Ministerio de Salud Pública y otra de la justicia uruguaya.

Ante esta situación, los médicos y practicantes se reúnen en una asamblea para evaluar las estrategias para los próximos meses que serán decisivos para conocer si Casa de Galicia continuará existiendo como tal o si terminará fusionándose con otra mutua o siendo absorbida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *