Los emigrantes retornados a Galicia podrán optar al plan de creación de puestos de trabajo en los centros especiales de empleo de iniciativa social

La Xunta acaba de aprobar ayudas destinadas a 111 centros de este tipo a los que destinará 20 millones de euros para la inserción de 3.200 trabajadores con discapacidad

El Gobierno gallego aprobó en la reunión del Consello de la Xunta celebrada el 9 de diciembre elevar a 19,5 millones de euros las ayudas destinadas a apoyar a los 111 centros especiales de empleo en la Comunidad. Con esta inversión financiará el empleo de 3.210 trabajadores con discapacidad. El programa, cuyas bases se publicarán en el Diario Oficial de Galicia (DOG) antes de que termine este mes de diciembre, permite apoyar la creación, ampliación, continuidad y adaptación de los puestos de trabajo, así como el mantenimiento del coste salarial de sus trabajadores y la contratación de unidades de apoyo. Entre los beneficiarios se encuentran los emigrantes retornados.

Desde la Xunta destacan que de este modo el Ejecutivo autonómico mantiene su compromiso con la economía social para que Galicia pueda seguir desarrollando un modelo centrado en las personas, integrador y que proporciona empleo de calidad.

El objetivo principal de estas ayudas, que aumentaron en cerca de un 70% desde 2016, es promover la integración laboral de este colectivo. De hecho, la nueva convocatoria incluye tres programas: el primero de ellos, con un millón de euros de inversión, está dirigido a la creación, ampliación, mantenimiento y adaptación de puestos de trabajo en los centros especiales de empleo de iniciativa social. La Xunta estima ayudar a las entidades en la generación de 42 puestos de trabajo indefinidos. La cuantía de la ayuda será de 12.000 euros por puesto creado a jornada completa, que se puede incrementar con incentivos acumulables del 25% en colectivos como mujeres, personas con capacidades diferentes o en riesgo de exclusión social, mayores de 45 años, emigrantes retornados o centros de trabajo localizados en el rural. De este modo, los apoyos podrán alcanzar los 30.000 euros.

El segundo plan, con más de un millón de euros, financiará los costes salariales y de Seguridad Social derivados de la contratación indefinida de 88 profesionales para unidades de apoyo en centros de trabajo, que se prevé que atiendan a 554 personas con capacidades diversas con especiales dificultades de inserción laboral. En este caso, la cuantía de las ayudas será, como máximo, de 2.400 euros anuales por cada trabajador atendido por este equipo de profesionales.

Este programa también incluye apoyos para la adaptación de puestos de trabajo y la eliminación de barreras arquitectónicas con ayudas de 2.000 euros por puesto adaptado. Asimismo, se concederán ayudas para financiar asistencias técnicas que sean necesarias para la creación, mantenimiento y avance de los centros especiales de empleo. Entre otros, se financiará la contratación de personal de dirección, los trabajos necesarios para la obtención de certificados de calidad, estudios de viabilidad, organización y comercialización, asesoramiento, auditorías e informes económicos. Las cuantías oscilarán entre los 2.000 y los 15.000 euros.

La tercera de las iniciativas está dirigida al mantenimiento del coste salarial de unos 3.210 trabajadores de los 111 centros especiales. La ayuda para este año será de 6.650 euros por trabajador contratado a jornada completa, incrementándose hasta los 7.980 euros anuales para aquellos con especiales dificultades de inserción laboral.

En los últimos diez años, el número de personas con discapacidad atendidas en los centros especiales de empleo de Galicia se multiplicó por más de dos veces y media, pasando de las 1.296 personas en 2009 a las 3.182 el año pasado.

El acceso al empleo es un elemento decisivo para la integración de las personas con discapacidad en la economía y en la sociedad en un sentido amplio. También constituye una prioridad del Gobierno gallego. De hecho, el presupuesto de la Consellería de Emprego e Igualdade prevé para 2021 la promoción del empleo inclusivo de las personas con discapacidad y en riesgo de exclusión social con 23,7 millones (+10,7%). Se activará así una nueva línea de ayudas para el reequilibrio financiero de los centros especiales de empleo y de empresas de inserción para garantizar su viabilidad, que contará con un presupuesto de 1,7 millones.

La Xunta está trabajando por el empleo inclusivo procurando una mayor aportación del emprendimiento con especial atención a la integración laboral de las personas en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *