Los daños por la erupción en la isla de La Palma alcanzan los 982 millones de euros

El Ejecutivo autonómico entrega cuatro viviendas protegidas a familias afectadas por el volcán

Los daños provocados por la erupción volcánica en La Palma alcanzaron los 982 millones de euros, de acuerdo con la última evaluación elaborada por la Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos el pasado mes de marzo y remitida al Gobierno de España al objeto de actualizar la solicitud para la activación del Fondo de Solidaridad de la UE.

El vicepresidente canario y consejero del área, Román Rodríguez, explicó el 19 de abril en el Parlamento que Hacienda recopila los datos ofrecidos por el Cabildo, los ayuntamientos palmeros, las entidades aseguradoras y una consultora especializada, y que, en función de la evaluación realizada, se podrán recibir unos 24 millones de euros de la Unión Europea. Es el 2,5% del total de los daños causados, el porcentaje que sufraga el Fondo de Solidaridad para reparar los daños de carácter público y gastos de intervención operativa.

En todo caso, el vicepresidente adelantó que tanto el Gobierno de España como el Ejecutivo autónomo, el Cabido de La Palma y los ayuntamientos habrán de habilitar las partidas presupuestarias precisas para reparar las infraestructuras y equipamientos públicos, mientras que las compañías aseguradoras deberán hacer los propio con las propiedades privadas. Rodríguez añadió que estas aportaciones presupuestarias se complementarán también con los fondos ordinarios que la Unión Europea destina a Canarias, algo en lo que ya está trabajando el Ejecutivo autonómico.

Por otro lado, la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, que dirige Sebastián Franquis, continúa con la entrega de viviendas a las familias que perdieron sus viviendas a causa de la erupción del volcán en Cumbre Vieja del pasado mes de septiembre, y el día 22 hizo lo propio con otras cuatro viviendas a otras tantas familias afectadas. Estas casas, las primeras de promoción pública que se entregan, se encontraban vacantes provisionalmente y han sido cedidas por el Instituto Canario de la Vivienda, de forma temporal, a cuatro familias que habían declarado su predisposición a mudarse a otro municipio fuera del Valle de Aridane, al contar con familiares o trabajos en la zona donde se ubican las casas. De este lote, tres se encuentran ubicadas en Breña Baja y una en Santa Cruz de La Palma.

Además, la Consejería logró consensuar el trazado de nueva carretera de la costa, que une el norte y el sur del Valle de Aridane, y que ejecutará de emergencia el Gobierno de España para asumir un volumen de tráfico superior a los 20.000 vehículos diarios ya que absorberá la circulación de las cinco carreteras devastadas por las coladas del volcán.

Finalmente, cabe señalar que el Gobierno canario inició las obras para llevar agua a las fincas de plátano de Tazacorte aisladas por el volcán.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *