Los consejeros por Francia del CGCEE plantean al director general de Españoles en el Exterior las principales demandas de la colectividad

Reclamaron mejoras en los viajes del Imserso, más información sobre el procedimiento de voto, recuperación de los programas de ayudas al movimiento asociativo, que los alumnos de las ALCE pueden realizar el examen DELE de forma gratuita y cobertura sanitaria para el personal PLEX

Xavier Martí
José Pintor, Javier Oliver, Juan Miguel Paz, José Manuel Sánchez, Xavier Martí, Javier Herrera y Ramón Abaroa.

Los consejeros por Francia en el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), Juan Miguel Paz y Javier Oliver, por el CRE de París, y José Manuel Sánchez, por el CRE de Montpellier, se reunieron el pasado 19 de marzo con el director general de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Xavier Martí. El encuentro tuvo lugar en la sede del Consulado General de España en París y en el mismo también estuvieron presentes el cónsul general, Javier Herrera, el vicecónsul, José Pintor, y el cónsul general en Montpellier, Ramón Abaroa.

En la reunión se trataron las principales reivindicaciones de la colectividad española en Francia, las cuales ya han sido trasladadas al CGCEE anteriormente.

Uno de los asuntos centrales fue el de los viajes del Imserso. Los consejeros de la Ciudadanía Española en el Exterior reclamaron que todos los españoles mayores residentes en el extranjero puedan participar en este programa, independientemente de dónde hayan realizado sus cotizaciones sociales. Recordaron que en los dos últimos años se aplicó esta medida, pero demandaron que se aplique de forma permanente.

También pidieron que se aumente el número de plazas ofertadas. En este sentido, señalaron que en el año 2013 se ofertaron 13.750 plazas para los residentes en Europa de las cuales 8.000 fueron españoles en Francia. En la convocatoria de este año del programa de viajes del Imserso se ofrecieron 4.000 para toda Europa y solo 2.000 para Francia. En contraste, el número de residentes españoles mayores de 65 años en Europa ha aumentado un 30% desde 2013.

Otro asunto relevante fue la petición de la colectividad española en Francia de que los alumnos de las Agrupaciones de Lengua y Cultura Españolas (ALCE) puedan acceder de forma gratuita al examen DELE que organiza el Instituto Cervantes.

Sobre las ALCE se reclamó una mayor financiación y la elaboración de una circular clara que permita a todos los consulados enviar información a los ciudadanos españoles en Francia sobre la existencia de este programa para fomentar las inscripciones al mismo.

En cuanto a la participación electoral de los españoles residentes en el país. los miembros del CGCEE indicaron que en las elecciones generales de julio de 2023 hubo más de 7.000 votos enviados desde Francia que no llegaron a escrutarse. Por ello, los consejeros consideran que desde la Administración se deben mejorar y ampliar las campañas informativas. El director de Españoles en el Exterior y de Asuntos Consulares indicó que la mayoría de los votos se emiten correctamente y son escrutados pero los representantes de la colectividad indicaron que “si uno de cada cinco lo hace mal es que algo falla”.

Por otro lado, los consejeros por Francia recalcaron la importancia de recuperar los programas de ayudas a la ciudadanía en el exterior que llevan sin convocarse desde 2019, como los de Comunicación, Proyectos e Investigación y Centros, así como el de Jóvenes.

También recalcaron ante el director general que la demanda general del asociacionismo de aumentar la cuantía subvencionable de cada proyecto en el programa de Asociaciones, que actualmente es del 30%, lo que obliga a que la entidad solicitante genera un 70% de recursos propios, no siempre fácil de alcanzar. En este apartado también se pidió una simplificación de la parte administrativa.

En cuanto al personal laboral de la Administración en el exterior (PLEX), los consejeros señalaron la importancia de cubrir rápidamente las bajas que se vayan produciendo. En este punto indicaron que en poco tiempo solo en París habrá 7 u 8 bajas al mismo tiempo que la población española aumenta. El año pasado llegaron a Francia 13.000 nuevos residentes españoles, sin contar los que tardan en inscribirse en el consulado y no aparecen en el censo que supera las 310.000 personas, con un incremento en las diez demarcaciones consulares que hay en el país.

Al mismo tiempo, presentaron una de las demandas históricas del personal PLEX en el país que es la de disponer de una mutua, como tienen la mayoría de los empleados públicos y privados en Francia, ya que ahora mismo el personal de la Administración española que trabaja allí tiene que abonar el 30% de los gastos de atención sanitaria.

La reunión transcurrió en un ambiente cordial y los consejeros del CGCEE por Francia agradecieron la oportunidad de presentar algunos de los problemas pendientes entre los residentes españoles en el país vecino.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.