Los casos activos de coronavirus en Galicia se multiplican por seis en el último mes hasta superar los 4.200

Se vuelve a cifras del mes de abril pero con menos hospitalizados y se registran 41 fallecidos

El uso de la mascarilla se ha generalizado en toda la Comunidad como se observa en la imagen captada en Santiago.

La Consellería de Sanidade informó el 7 de septiembre que el número de casos activos de coronavirus en Galicia asciende a 4.243 (3.573 más que 4 semanas antes, cuando el 10 de agosto se registraban 670), de ellos 1.434 son del área de A Coruña (tenía 371), 816 de la de Lugo (75 hace 4 semanas), 459 de la de Ourense (que tenía 46), 343 de la de Pontevedra (44), 344 del área de Vigo (frente a los 85 de 28 días antes), 688 de la de Santiago (40), y 159 de la de Ferrol (9). Todas las zonas aumentan considerablemente sus cifras.

Cabe destacar, además, que Galicia acumuló en los últimos siete días un aumento diario de más de 200 nuevos casos -214 el 7 de septiembre-, llegando a registrar un pico de 310 contagios el pasado 30 de agosto, aunque lejos todavía del récord durante la pandemia de 584 positivos que se contabilizaron el 30 de marzo.

La incidencia acumulada en la Comunidad en los últimos 14 días es de más de 125 casos por cada 100.000 habitantes, lejos de la media de España, que supera los 200 casos, de acuerdo con los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitaria del Ministerio de Sanidad. Aunque muy por encima de los 13 casos por cada 100.000 habitantes que había en Galicia el pasado 10 de agosto.

Siguiendo con el balance actualizado, el número de pruebas PCR realizadas es de 367.340, 101.712 más en 28 días días. Del total de pacientes positivos, 21 permanecen en UCI cuando hace cuatro semanas sólo había dos enfermos en cuidados intensivos. 194 están en unidades de hospitalización (frente a los 25 de hace 28 días) y 4.028 en el domicilio (3.385 más, un incremento del 526%).

Todos estos datos, tras multiplicarse por seis los casos activos en un mes, nos devuelven a la situación que se producía en abril en la Comunidad, con más de 200 contagios diarios en esa época como en los últimos días, aunque la cifra de ingresados en centros sanitarios es mucho menor, con una tasa de hospitalización del 5,1%, con 215 pacientes y 21 en Cuidados Intensivos frente a los 1.107 hospitalizados y 168 en UCI del 6 de abril.

Otros hechos que explican las diferencias cualitativas entre ambos periodos son que ahora alrededor del 60% de los contagiados son asintomáticos y no necesitan hospitalización, al tratarse de personas de menor edad de media que los positivos en los momentos más duros y letales del confinamiento, pero se pueden diagnosticar gracias al enorme crecimiento en el número de tests realizados.

Repuntan los fallecimientos

Por ahora, en Galicia hay un total de 13.792 personas curadas (2.346 más en estas cuatro últimas semanas), registrándose 662 fallecimientos, frente a los 621 que se notificaban el pasado 10 de agosto. De hecho, desde el lunes 31 de agosto se han producido 21 muertes por Covid-19 y ha habido jornadas con hasta 4 decesos.

La Comunidad no registró ningún fallecimiento por el virus durante casi dos meses, en concreto desde el 11 de junio al 7 de agosto. El día 10 se conoció otra muerte y desde entonces se han contabilizado, lamentablemente, 38 decesos más en los que la existencia de patologías previas es una característica común, así como su avanzada edad.

En cuanto a los centros residenciales de servicios sociales de Galicia, del total de los 4.243 casos activos hay 164 usuarios  (frente a los 3 que había hace 4 semanas) y 71 trabajadores contagiados de coronavirus (2 hace 28 días). Los centros residenciales habían quedado libres del virus el pasado 22 de julio pero ya el día 24 se produjo el positivo de una trabajadora. A lo largo de la pandemia se contabilizaron 136 personas fallecidas en residencias  (4 más que las registradas el 10 de agosto) y 157 en hospitales y residencias integradas (15 más), del total de las 662 víctimas mortales.

Del global de los 19 usuarios de estos centros fallecidos en las últimas semanas, cabe destacar que 15 pertenecían a una residencia de O Incio, propiedad de la fundación San Rosendo e intervenida por la Xunta el pasado 20 de agosto, a raíz del brote de Covid-19 tras dar positivo, según se conoció el día 21, una trabajadora con domicilio en Monforte de Lemos, donde la jornada anterior se había confirmado un importante foco. Como consecuencia de ello se contagiaron de coronavirus más de 80 internos y más de una treintena de trabajadores en el brote más letal en Galicia de la segunda ola de la crisis sanitaria.

En este sentido, el mayor foco hasta la fecha desde el fin del estado de alarma en cuanto al número de afectados se ubicó en la ciudad de Lugo, con 278 personas contagiadas, con especial incidencia en el barrio de A Milagrosa. Esto le ha llevado a ser la segunda área sanitaria más afectada actualmente, tras la de A Coruña. Además, en estas recientes cuatro semanas, la Xunta se vio obligada a tomar medidas restrictivas en Santiago, Ourense, Carballo, A Laracha y Santa Comba en los últimos días por el número de casos activos, como anteriormente había hecho en Abegondo, Bergondo, Carral y Sada, en A Coruña, Arteixo o la mencionada ciudad de Lugo.

Entre las actuaciones llevadas a cabo estaban las limitaciones de aforos y reuniones, el blindaje de residencias o el cierre de los centros de día; así como la cancelación del ocio nocturno a partir de la una de la mañana o la prohibición de fumar en la calle si no se puede respetar la distancia de seguridad entre personas, medidas estas últimas copiadas posteriormente por el Gobierno central para toda España. Y es que las causas principales de los contagios están relacionadas con el ocio nocturno y con las reuniones familiares y con amigos.

De hecho, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido reiteradamente al Gobierno central cambios legales para decretar confinamientos selectivos aunque no haya estado de alarma, dotando a las comunidades autónomas de más poder para fijar restricciones sin aval judicial. Por ello, tras una reunión del Comité clínico de expertos sanitarios, Feijóo anunció que el Ejecutivo autonómico está ultimando una nueva Ley Orgánica de Salud, que cubra todo el territorio español, para llevar al Parlamento y enviar posteriormente al Congreso, además de remitirla al Gobierno como “aportación leal de una Comunidad autónoma ocupada y preocupada por la pandemia”.

Propuestas y medidas

El titular de la Xunta reiteró que “el estado de alarma no ofrece respuestas específicas para una pandemia, la respuesta específica para una pandemia es una legislación sanitaria”, porque “la pandemia sanitaria se tiene que abordar desde el punto de vista jurídico con una legislación de pandemia sanitaria y no con una legislación constitucional excepcional”, añadió.

En esa línea de preparar las medidas para los próximos meses, el Comité clínico decidió redoblar el esfuerzo de cara a la nueva campaña de la gripe, que comenzará el 12 de octubre y se extenderá hasta final de año, durante 12 semanas, con el objetivo es cubrir al 75% de la población mayor de 65 años, además de otros colectivos de riesgo.

Asimismo, Núñez Feijóo anunció en su discurso de investidura que a lo largo de este mes se pondrá en marcha un sistema de test masivos de coronavirus mediante la saliva. El nuevo sistema, que se está planificando en Vigo, se hará a través de muestras de saliva que cada persona recogería desde su propia casa para, posteriormente, registrarla a través de una app y remitirla para que sea evaluada en robots con capacidad para analizar 100.000 pruebas al mes. “Será un salto cualitativo para hacer grandes evaluaciones que, lógicamente, priorizaremos en las áreas sanitarias y también en grandes centros de trabajo o afluencia”, explicó.

Por otro lado, pero sin dejar las medidas de lucha contra el virus, el Gobierno gallego aprobó la posibilidad de multar con cantidades que van entre los 3.000 y los 120.000 euros por incumplir las cuarentenas y no colaborar con la investigación epidemiológica a través de los rastreos de contactos de los infectados.

Passcovid y Radar Covid

Finalmente, la Consellería de Sanidade comunicó al ministro de Sanidad, Salvador Isla, la voluntad de Galicia para adherirse a la aplicación de rastreo Radar Covid que desarrolla el Gobierno central, que se añadirá al sistema Passcovid de la Xunta y que será completamente interoperable con la app estatal.

Radar Covid es una herramienta de participación ciudadana que, gracias a su agilidad y eficacia, contribuirá a mejorar la detección precoz de nuevos casos y, asimismo, adoptar también medidas idóneas con mayor celeridad y precisión, respecto de la situación epidemiológica.

La aplicación Passcovid es un canal telemático y preferente de contacto de residentes y transeúntes en Galicia que, por medio de la tecnología Bluetooth y gracias a la conexión con el Servizo Galego de Saúde y la Central de Rastreo de contactos, permitirá conocer con precisión la trazabilidad de la Covid-19 en la Comunidad gallega.

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó el 21 de agosto la orden de la Consellería de Sanidade por la que se regula Passcovid dando amparo jurídico a la app. La descarga y uso de la aplicación, que está en fase de pilotaje, tendrá siempre carácter voluntario. Este nuevo sistema de información estará activo mientras no finalice la actual crisis sanitaria.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *