Los casos activos de coronavirus bajan cerca de un 5% en Galicia en las dos últimas semanas

La cifra de fallecidos llega a 757 y aumentan los pacientes hospitalizados y en UCI

El conselleiro Julio García Comesaña, en rueda prensa tras el Comité de expertos del día 2.

La Consellería de Sanidade informó al cierre de esta edición que, en la última actualización del 5 de octubre, el número de casos activos de coronavirus en Galicia asciende a 4.101 (203 menos que 14 días antes, cuando el 21 de septiembre se registraban 4.304), lo que supone una bajada del 4,7%. De ellos 820 son del área de A Coruña (tenía 1.148), 495 de la de Lugo (689 hace 2 semanas), 1.037 de la de Ourense (que tenía 541), 685 de la de Pontevedra (667), 419 del área de Vigo (frente a los 457 de 14 días antes), 528 de la de Santiago (625), y 117 de la de Ferrol (177).

Todas las zonas disminuyen sus cifras, excepto Ourense que incrementa los positivos un 91% y Pontevedra con un 2,7% más. Por el contrario, el área de A Coruña registra un descenso de los contagios del 28% en las dos últimas semanas; mismo porcentaje que la de Lugo y aún mayor en la de Ferrol, que rebaja los casos activos un 34% en 14 días. En la zona de Santiago caen un 15% y en la de Vigo algo más del 8%. Cabe destacar, además, que Galicia logró bajar en muchas jornadas de los 200 nuevos casos diarios en las últimas dos semanas, incluso en algun día de los 150 por primera vez desde mediados de agosto, ya lejos del récord durante la pandemia de 584 positivos que se contabilizaron el 30 de marzo. También es reseñable que el número de altas hospitalarias supera al de nuevos contagiados en las últimas jornadas.

La incidencia acumulada en la Comunidad en los últimos 14 días es la segunda mejor de España con 108 casos por cada 100.000 habitantes, solo por detrás de la Comunidad Valenciana con 104, muy lejos de la media nacional, que ronda los 270 casos, de acuerdo con los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitaria del Ministerio de Sanidad. Aunque muy por encima de los 13 casos por cada 100.000 habitantes de Galicia el pasado 10 de agosto.

Siguiendo con el balance actualizado, el número de pruebas PCR realizadas es de 504.922, 79.926 más en 2 semanas con una media diaria superior a los 5.700 tests. Del total de pacientes positivos, 37 permanecen en UCI frente a los 32 de hace dos semanas; 204 están en unidades de hospitalización (211 hace 14 días) y 3.860 en el domicilio (201 menos). La tasa de hospitalización es del 5,8%, con 241 pacientes y 37 en Cuidados Intensivos, frente a los 1.107 hospitalizados y 168 en UCI del 6 de abril.

Por ahora, en Galicia hay un total de 20.170 personas curadas (3.175 más en estas dos últimas semanas), registrándose 757 fallecimientos, en los que la existencia de patologías previas es una característica común así como su avanzada edad, frente a los 718 que se notificaban el 21 de septiembre.

39 muertes en 14 días

El envejecimiento de la población gallega y los brotes en residencias de mayores explican esta trayectoria por la que hay que lamentar 39 muertes en 14 días, con una media inferior a 3 cada jornada. Sin embargo, son menos que las 56 registradas en las dos semanas anteriores, con 4 fallecidos de media al día. Además, la Consellería de Sanidade no notificó ninguna víctima mortal ni el 23 ni el 25 de septiembre. Fueron los primeros días sin decesos desde el pasado 27 de agosto. Por el contrario, el 1 de octubre hubo que lamentar el registro de 7 víctimas.

En cuanto a la dotación de medios en la lucha contra la Covid-19, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) adquirió 50.000 unidades de test antigénicos para las siete áreas sanitarias como herramienta rápida de diagnóstico y cribado. Con esta compra, se refuerzan los circuitos de diagnóstico para la priorización de pruebas y aquellas dirigidas al estudio de brotes en ámbitos estratégicos y en entornos como centros sanitarios, sociosanitarios y educativos.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, visitó el 25 de septiembre el nuevo laboratorio de microbiología para el sistema ‘pooling’ de cribado de la Covid-19 que estrena el Área Sanitaria de Vigo. El chequeo periódico a través del ‘pooling’ ya está siendo desarrollado con los profesionales de algunas de las áreas más críticas del hospital Álvaro Cunqueiro, con los usuarios y personal de las residencias sociosanitarias, y también se inició con los trabajadores de los centros de salud y de determinados sectores industriales. La autotoma de la muestra de saliva y el autorregistro facilitan la realización del proceso.

Cribados y Covid-auto escuela

Por otro lado, el titular del Gobierno gallego anunció el 1 de octubre que la Xunta hará un nuevo cribado a todo el personal que trabaja en los centros sanitarios -casi 44.000 profesionales del Sergas y de las entidades asistenciales que arrancó al día siguiente- y pondrá en marcha el Covid-auto escuela para realizar PCR a la comunidad educativa. “Seguimos apostando por la detección precoz, es nuestra tesis desde hace meses: tests, tests y más tests”, incidió el presidente de la Xunta.

Feijóo explicó que los Covid-auto escuela permitirán agilizar la realización de las pruebas diagnósticas, disminuir el tiempo entre sospecha y diagnóstico, acelerar el proceso de identificación de los contactos estrechos y reducir la presión sobre atención primaria, especialmente pediátrica. Todas las áreas sanitarias contarán con espacios Covid-auto específicos para los posibles casos procedentes de las escuelas. Cada vez que se detecte un posible caso en un aula y se determine que deben hacerse PCR, todo ese aula se derivará automáticamente a la agenda de las líneas Covid-auto.

Además, el presidente de la Xunta destacó en la rueda de prensa del Consello del día 1 una aportación total de 26,5 millones de euros para hacer frente a las necesidades de seguridad e higiene derivadas de la Covid-19 en los centros educativos y en las universidades. Y resaltó la creación de la Reserva de Garantía Educativa, para la dotación y adquisición de material vinculado a la prevención del riesgo sanitario, como mascarillas higiénicas para el alumnado más vulnerable y máscaras quirúrgicas para eventualidades.

Finalmente, cabe señalar que la Comunidad Autónoma considera que la propuesta de restricciones del Ministerio de Sanidad carece de avales técnicos para adaptarla a la situación epidemiológica gallega. La Consellería de Sanidade rechaza los tres criterios, que considera insuficientes, frente a los diez indicadores del Comité clínico de Galicia de 34 expertos, aplicables tanto para ayuntamientos de pocos habitantes como para las principales ciudades gallegas. La Xunta apeló a recuperar el consenso que siempre se mantuvo hasta ahora en las reuniones del Consejo Interterritorial.

Las residencias y los centros educativos

En cuanto a los centros residenciales de servicios sociales de Galicia, del total de los 4.038 casos activos hay 307 usuarios (frente a los 263 que había hace 2 semanas) y 130 trabajadores contagiados de coronavirus (112 hace 14 días). Las dotaciones más afectadas siguen siendo la de Outeiro de Rei (Lugo) con alrededor de 130 contagiados, seguida de la de O Incio (Lugo) con medio centenar -ambas intervenidas por la Xunta junto con la de El Pinar, en Culleredo (A Coruña), que ha bajado a una decena-; y la Nosa Señora do Viso, en Lobeira (Ourense), también con alrededor de 50 casos. Los centros residenciales habían quedado libres del virus el pasado 22 de julio pero ya el día 24 se produjo un positivo. A lo largo de la pandemia se contabilizaron 148 personas fallecidas en residencias (4 más que las registradas el 21 de septiembre) y 179 en hospitales y residencias integradas (6 más), del total de las 755 víctimas mortales. La Consellería de Sanidade ha comenzado a realizar en los centros residenciales cribados de todos los profesionales cada 14 días, según avanzó el conselleiro Julio García Comesaña.

En cuanto a los centros educativos, en el último balance del 3 de octubre se registran 375 casos activos de coronavirus y 28 clases cerradas sin llegar a clausurar actualmente ninguna institución al completo, tras volver a la actividad el colegio Calasancio de Pontevedra. El CEIP As Mercedes de Ourense es el más afectado, con 12 personas, como consecuencia de la situación que atraviesa esa ciudad. Por su parte, el comité educativo -que se organiza en cuatro subgrupos alrededor de la organización de los centros, la enseñanza virtual, la inclusión y las enseñanzas de régimen especial- aprobó unas recomendaciones organizativas para los centros en lo referido a los recreos y está trabajando en varios protocolos específicos, entre ellos uno centrado en las actividades extraescolares y otros en relación a las enseñanzas de régimen especial y a las prácticas de FP.

Los conselleiros de Educación y de Sanidade participaron en la Conferencia Sectorial, en conjunto con el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y demandaron al Estado fondos para garantizar la seguridad sanitaria y la calidad educativa a lo largo de todo el curso escolar.

Prohibidas las reuniones de personas no convivientes en la ciudad de Ourense

En las últimas dos semanas, la Xunta se vio obligada a tomar medidas restrictivas ante el aumento de casos en diferentes zonas de la Comunidad. Así, la Consellería de Sanidade acordó el pasado 2 de octubre la prohibición de reuniones de personas no convivientes en el ayuntamiento de Ourense, y la inclusión de Ortigueira y Cambados en el conjunto de ayuntamientos con restricciones. Lo anunció el conselleiro Julio García Comesaña, en rueda de prensa, una vez finalizado el subcomite clínico que hace seguimiento de la evolución de la Covid-19 en Galicia. Las medidas se detallaron en el Diario Oficial de Galicia y entraron en vigor a partir de la medianoche. Además, la evolución epidemiológica de estos ayuntamientos se volverá a revisar en siete días.

Los doctores Sergio Vázquez y Tato Vázquez, miembros del Comité Clínico, hicieron un llamamiento a la responsabilidad individual y colectiva de la ciudadanía, especialmente en el ayuntamiento de Ourense tras constatar que las reuniones familiares y sociales están siendo el origen de la mayor parte de los contagios en la ciudad. En dicho municipio quedan prohibidas las reuniones de personas no convivientes en cualquier espacio (interior y exterior) salvo para actividades económicas y educativas, y se mantienen, en el barrio de O Couto, las restricciones de consumir en el interior de bares y cafeterías. Además, para garantizar el cumplimiento de la normativa anticovid, se reforzó la vigilancia mediante patrullas de la Policía Autonómica.

Los municipios de Ortigueira y Cambados se añaden al grupo de localidades gallegas con restricciones constituido por Santiago, Milladoiro (Ames), Vilagarcía, Vilanova, Meis, Sanxenxo, Poio, Pontevedra, Marín, Lugo, O Barco, Verín. Los municipios del Salnés -Cambados, Vilagarcía, Vilanova, Meis y Sanxenxo- y alguno de la zona de Pontevedra se incluyen por el brote en una empresa avícola de Cambados que afectó a un centenar de personas vinculadas a la firma.

Entre estas restricciones generales destacan la limitación de los aforos al 50% en los establecimientos comerciales, de restauración y hostelería -donde además estará prohibido el consumo en barra-, así como en bibliotecas, academias, autoescuelas y centros privados de enseñanza no reglada entre otros. También se establece la limitación del número máximo de personas en las reuniones tanto privadas como en la vía pública fijado en un máximo de 10 personas; así como la reducción de los aforos en celebraciones, velatorios y lugares de culto.

Finalmente, y ante la evolución estable de los datos, el Comité de expertos sanitarios acordó levantar las limitaciones en los ayuntamientos de A Coruña, Lalín, Silleda y Vilaboa, que desde el 1 de octubre vuelven a adoptar las mismas medidas que en el resto de Galicia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *