Los casos activos de coronavirus aumentan en Galicia un 188% en dos semanas por los últimos brotes

De 670 personas contagiadas, hay 2 pacientes en UCI y otros 25 más hospitalizados

La Consellería de Sanidade informó el 10 de agosto que el número de casos activos de coronavirus en Galicia asciende a 670 (438 más que 15 días antes), de ellos 371 son del área de A Coruña (tenía 58), 75 de la de Lugo (89 hace 2 semanas), 46 de la de Ourense (7), 44 de la de Pontevedra (18), 85 del área de Vigo (frente a los 44 de 15 días antes), 40 de la de Santiago (16), y 9 de la de Ferrol (no tenía ninguno). Todas las zonas aumentan sus cifras, menos la de Lugo que rebaja los positivos en estas dos semanas con 14 menos tras controlar casi hasta la extinción el brote de A Mariña.

Especialmente importante es el incremento de los contagios en la zona de A Coruña, con un 540% más de los que había, por la influencia de varios focos -el mayor de ellos relacionado con un gimnasio de Meicende (Arteixo) ronda los 60 afectados- y que le lleva a concentrar más de la mitad de los casos de toda Galicia. El área de Ferrol, que se había convertido el 19 de julio en la primera zona libre de coronavirus de la Comunidad, registra ahora 9 pacientes.

Siguiendo con el balance actualizado, el número total de pruebas PCR realizadas es de 265.628, 21.501 más en 15 días. Del total de pacientes positivos, dos permanecen en UCI cuando hace dos semanas sólo había un enfermo en cuidados intensivos. 25 están en unidades de hospitalización (frente a los 11 de hace 15 días) y 643 en el domicilio (423 más, un incremento del 192%). Por ahora, en Galicia hay un total de 11.446 personas curadas (218 más en 15 días), registrándose 621 fallecimientos.

Dos fallecidos tras casi dos meses sin víctimas

La Comunidad no registraba ningún fallecimiento por el virus desde hacía casi dos meses, en concreto la última víctima se conoció el pasado 11 de junio, pero el 7 de agosto se hizo público el deceso de una mujer de 91 años con patologías previas. Y, posteriormente, el día 10 se conoció el fallecimiento de otra mujer de 83 años ingresada con otras dolencias.

En cuanto a los centros residenciales de servicios sociales de Galicia, del total de los 670 casos activos hay tres usuarios y dos trabajadoras contagiados de coronavirus. Los centros residenciales habían quedado libres del virus el pasado 22 de julio pero ya el día 24 se produjo el positivo de una trabajadora. A lo largo de la pandemia se contabilizaron 132 personas fallecidas en residencias y 142 en hospitales y residencias integradas, del total de las 621 víctimas mortales.

Cabe destacar, además, que Galicia acumula ya 18 días con aumento de los casos positivos y llegando a notificar más de un centenar de contagios en solo 24 horas. Pese a todo, la incidencia acumulada en la Comunidad en los últimos 14 días es de 13 casos por cada 100.000 habitantes, muy lejos de la media de España, que llega a los 75 casos, de acuerdo con los datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitaria del Ministerio de Sanidad.

Galicia había llegado incluso a bajar de los 200 contagiados alcanzando el mínimo de 163 en la jornada del 23 de julio. A partir de ahí, como consecuencia de los brotes y los casos importados, la cifra de positivos ha vuelto a repuntar, muy especialmente en los últimos días. En cualquier caso, la mayoría de los contagiados son asintomáticos y solo 27 de los 670 casos activos han requerido hospitalización, dos en cuidados intensivos.

El 65% son importados

Hay alrededor de una treintena de brotes activos por el territorio autonómico, aunque de los dos primeros focos destacados que hubo, el de Ribeira ya se dio por extinguido y el de la comarca de A Mariña está cerca de alcanzar esa situación.

El gerente del Servizo Galego de Saúde (Sergas), Antonio Fernández-Campa, aseguró en una entrevista que el 65% de los brotes de coronavirus en Galicia son “importados”, por “personas que se desplazaron a otros territorios o vuelven de visita desde otros territorios”. Fernández-Campa abogó por establecer medidas para restringir, en la medida de lo posible, el número de contagios y emplazó al Gobierno central a mejorar el control de fronteras, revisado sus medidas y mejorando su coordinación con las comunidades autónomas. Además, el gerente del Sergas aprovechó para reclamar una normativa sancionadora en materia de coronavirus que establezca un marco similar en toda España y se mostró más partidario de medidas quirúrgicas que de confinamientos, debido al conocimiento cada vez mayor que hay de la enfermedad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *