Llegó a Montevideo la obra de Asorey ‘Santa’ que estuvo expuesta en el Museo Centro Gaias de Santiago

La escultura formó parte de la muestra ‘Galicia, un relato no mundo’ y a su regreso fue colocada en la entrada del primer hospital de Casa de Galicia

Desembalando la escultura.
Directivos de Casa de Galicia junto a la obra de Asorey.
‘Santa’ se colocó en el hall de entrada del primer hospital de Casa de Galicia.

El miércoles 5 de agosto volvió a su casa la obra de Francisco Asorey ‘Santa’ que estuvo expuesta en el Museo Centro Gaias en la muestra ‘Galicia, un relato no mundo’ hasta abril de este año en la primera exposición internacional de la Xunta de Galicia promocionando el Xacobeo 21.

Es que había sido solicitada por la Xunta de Galicia a sus propietarios, la Casa de Galicia de Montevideo, el año pasado y su presidente aprovechó la asamblea general para votar la remodelación de la casa central para que fueran los asociados por unanimidad de presentes quienes autorizaran el viaje de ‘a santiña’ como es cariñosamente conocida aquí la obra de Asorey.

En aquella oportunidad, el entonces secretario xeral da Emigración de la Xunta de Galicia, Antonio Rodríguez Miranda, destacó el compromiso de esta exposición por “preservar y difundir el patrimonio gallego proyectando al mundo nuestra riqueza cultural y turística”.

Así era como en octubre del año pasado partía rumbo a Santiago de Compostela la obra más emblemática de Asorey, o al menos de la que estaba más satisfecho, tras haber permanecido desde 1951 en territorio uruguayo.

Una vez culminada la exposición en abril de este año se comenzó el proceso de traslado a Montevideo de la obra emblemática del escultor gallego Francisco Asorey, quien presentara la misma en 1926 provocando los códigos estéticos al presentar a una agricultora gallega totalmente desnuda cargando con el yugo utilizado en los bueyes.

Cabe recordar que esta obra fue calificada por la prensa que visitó la exposición nacional en 1926, como de “un realismo crudo, brutal” y de “una originalidad, atrevimiento y belleza que solo un artista de excepcionales facultades puede concebir y ejecutar”.

Este amor que sienten los gallegos de Casa de Galicia por esta obra, que les toca la fibra más íntima de la emigración campesina de casi todos ellos, fue reconocida también por el propio autor en 1956 cuando confesaba en una entrevista que era la obra con la que estaba más satisfecho.

“Pero ‘a santiña’ volvió a su casa”, según expresaban los directivos de Casa de Galicia que la esperaban en el primer hospital de esta institución, en los fondos del moderno nosocomio de seis pisos, donde se ha instalado un museo de la institución gallega de la diáspora con más socios.

Allí todos asistieron atentos y con mucha emoción al desembalaje de la obra de Asorey que fue colocada en el hall de entrada del viejo hospital, para orgullosamente mostrarla allí a todos los socios y visitantes.

Cabe recordar que ‘Santa’ presidía, flanqueada por Rosalía de Castro y el héroe uruguayo José Artigas, el salón de reunión de la Junta Directiva de la institución, pero como será remodelado próximamente, los directivos entendieron que era conveniente darle el lugar que se merece en el viejo hospital donde hay, además de oficinas y salas de conferencias, una oficina y la primera sala quirúrgica para mostrar el pasado de la mutua gallega.

UN comentario en “Llegó a Montevideo la obra de Asorey ‘Santa’ que estuvo expuesta en el Museo Centro Gaias de Santiago

  1. No se nada de arte plastico. No conocia ninguna historia de la obra.
    cuando la vi de pie, fuerte, guerrera noble, de pie en un rincón, como cuidando, no sin cierto aire de melancolia… o nostalgia; quise captarla para siempre. Tome una foto. No encontre ningun otro dato que «Santa» grabado en su pedestal.
    Luego, con la foto, pude realizar una busqueda inversa de imagenes que me condujo hasta aqui.
    Gracias queridos hermanos gallegos. Gracias por haber dado todo por su nueva patria, gracias por ser nuestros maestros. Gracias por su cultura. Gracias por su ejemplo de trabajo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *