Las entidades españolas en Montevideo celebraron el Día de la Mujer con diferentes actividades

El próximo 21 de marzo culminarán los actos en el Centro Gallego de la capital uruguaya

Alma Gallega de Montevideo
Celebración del Día de la Mujer en el centro Alma Gallega de Montevideo.

Las instituciones españolas de Montevideo realizan distintos homenajes a la mujer en el mes de marzo, destacando la presencia de la emigrante que llegó a Uruguay para construir su familia en estas tierras lejos de su hogar.

Además del clásico acto del 8 de marzo en la plaza Galicia a orillas del Río de la Plata, donde la Federación de Asociaciones Gallegas del Uruguay planta una ofrenda floral al pie del busto de Rosalía de Castro, los homenajes del Día de la Mujer se desarrollan por casi todas las instituciones.

El pasado 7 de marzo fue el Patronato da Cultura Galega quien “reivindicando la igualdad de oportunidades y la equiparación laboral y salarial para hombres y mujeres”, demuestra con su propia historia la participación de la mujer en su junta directiva y demás puestos de decisión.

En esta oportunidad, las disertantes se enfocaron en el machismo en la música, a través de la letra de diferentes canciones, donde se vio que en todos los géneros musicales está presente la violencia hacia la mujer.

Analizaron las cantigas gallegas de la edad media donde se aprecia esta situación, así como en canciones infantiles entre ellas el ‘Arroz con leche’.

Las encargadas de desmenuzar el titulo para este día de la mujer del Patronato: ‘Así nos ven… así nos cantan’, fueron Ana Lorenzo, Carmen González, Carmiña Lorenzo y Francis Queijo.

Patronato da Cultura Galega de Montevideo
Actividad en el Patronato da Cultura Galega de Montevideo.

En tanto el sábado 9 de marzo el Centro Alma Gallega celebró el Día de la Mujer homenajeando a tres mujeres destacadas de la institución: Gumersinda Rodríguez, Elvira Figueiras y Olga Verez.

Las ‘pandereteiras’ fueron quienes arroparon a Gumersinda que volvió a tocar la pandereta llevando a todos los presentes a tierras gallegas con su canto.

Pero también se preparó una tradicional comida gallega frente a todos, con los utensilios que se usaban en la aldea, con la receta de una de las homenajeadas, y hasta fue degustada y aplaudida por los presentes.

Otros que también realizaron un homenaje el 8 de marzo fueron los asturianos en la sede social del Prado del Centro Asturiano Casa de Asturias, donde primero celebraron una misa en la gruta de la Virgen de Covadonga, para luego compartir la disertación de Ligia García sobre algunas mujeres que “nos abrieron camino”, homenajeando también a las mujeres emigrantes “gracias a las cuales hoy tenemos mejores oportunidades de vida”, aseguró.

La actuación del grupo ‘Son flamencas’ cerró la jornada que posibilitó disfrutar de unos ‘bollus’ caseros que hicieron tener apetencia para la fiesta del ‘bollu preñau’ del próximo mes de abril.

Alma Gallega
Gumersinda volvió a tocar la pandereta en Alma Gallega.

Los homenajes del mes de la mujer culminarán el jueves 21 de marzo en el Centro Gallego de Montevideo cuando la profesora Teresa Arias y el directivo Manuel Vázquez dialoguen sobre las mujeres en la Galicia medieval, “dende a fidalguía de Inés de Castro ás pandereteiras labregas”.

La charla será en la sede centenaria de la institución ubicada en la calle San José a las 19 horas, culminando con las pandereteras, bailarines y la banda tradicional del Centro Gallego poniéndole color y sonido gallego.

La delegada de la Xunta no pudo concluir su discurso en el acto celebrado en la plaza Galicia el Día de la Mujer, y consultada por España Exterior, ya recuperada de salud, explicó que quedó sorprendida en el Patronato “por la objetividad con que fue tratado un tema que a veces se ideologizo”.

Por otra parte, disfrutó también “como nos pasearon por distintas canciones y como se veía la violencia hacia la mujer sobre todo cuanto más atrás en el tiempo nos remontábamos. Pero también en canciones recientes”.

También participó en la celebración de Alma Gallega, sobre la que dijo que allí se reconocieron a “mujeres de la colectividad, no olvidadas, pero no presentes, y se las puso en valor a través de lo que nosotros llamamos actividades de nuestro folklore: la gastronomía y la música, en particular la pandereta y la danza”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.