Las elecciones del 26 de mayo deciden en la Comunidad el sucesor de Juan Vicente Herrera

Tras su retirada el candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco, y Luis Tudanca (PSOE) se disputan la presidencia

Los candidatos del PP, Alfonso Fernández Mañueco, y del PSOE, Luis Tudanca, en un reciente debate electoral.

El actual presidente de la Junta de Castilla y León y hasta hace unos meses líder del Partido Popular (PP), Juan Vicente Herrera, decidió hace tiempo retirarse de forma voluntaria de la política y no presentarse a la reelección. Por tanto, los populares organizaron unas primarias internas en las que se impuso un viejo conocido de los ciudadanos castellanos y leoneses en el exterior: Alfonso Fernández Mañueco, quien desde su anterior cargo de consejero de la Junta, entre los años 2001 y 2011, era el responsable de la atención a los residentes ausentes, una labor en la que se implicó directamente y una materia que, por tanto, conoce perfectamente.

Castilla y León celebra el próximo 26 de mayo elecciones autonómicas y municipales, además de las europeas que tienen lugar en toda España. Y, por tanto, en esa cita se decidirá quién sucede a Juan Vicente Herrera al frente del Gobierno de la Comunidad. Los ciudadanos castellanos y leoneses deberán elegir a 81 procuradores regionales, tres menos que en la cita autonómica anterior -celebrada el 24 de mayo de 2015- por el descenso de población registrado en las provincias de León, Salamanca y Segovia.

En las elecciones de hace cuatro años, el PP obtuvo 42 escaños y el 37,7% de los votos, seguido del PSOE con 25 y el 25,9%, Podemos con 10 y el 12,1%, Ciudadanos con 5 y el 10,1%, IU con 1 y el 4,1% y Unión del Pueblo Leonés con 1 y el 1,4%.

Salvo en las primeras elecciones autonómicas, el PP ha sido siempre el partido más votado y en todas las ocasiones ha gobernado la formación que resultó vencedora en las urnas. En esta ocasión no está tan claro. El primer factor a tener en cuenta es que en las generales del pasado 28 de abril la fuerza más votada fue el PSOE, pese a que en las autonómicas Castilla y León es uno de los feudos tradicionales del Partido Popular, que aspira de nuevo a contar con el mayor respaldo de los electores.

El candidato socialista, Luis Tudanca, quiere repetir el éxito de hace menos de un mes pero quizá no le alcance para gobernar. Se prevé que las fuerzas de centro-derecha (PP, Ciudadanos y Vox) sumen la mayoría absoluta pero quedaría pendiente que llegaran a un acuerdo. Aunque Herrera lo alcanzó con Ciudadanos (C’s), el cabeza de lista de esta formación, Francisco Igea, defiende un cambio para el que incluso se postula él como presidente.

Las encuestas apuntan a un resultado igualado entre PP y PSOE, con C’s por detrás y con la responsabilidad de decantarse por repetir el acuerdo con los populares y mirar a la izquierda y pactar con los socialistas. Se prevé la llegada de Vox a las Cortes y un retroceso del resto de formaciones, especialmente de Podemos e Izquierda Unida.

Los más de 2.200 ayuntamientos también tienen una cita con las urnas

El 26 de mayo también se celebran elecciones municipales en toda España, así como al Parlamento Europea. En el caso de Castilla y León, los ciudadanos designarán con sus votos a los 12.650 concejales de los 2.248 ayuntamientos de la Comunidad. Cabe recordar que los residentes en el extranjero no tienen derecho al voto en las municipales pero sí en las autonómicas y europeas.

El PP pretende recuperar el poder local que perdió en la anterior cita con las urnas de 2015 en las principales ciudades, como Zamora, Valladolid o Segovia y en las diputaciones y mantener feudos tradicionales como Ávila, Palencia, Salamanca, León o Burgos. En el caso de Valladolid presenta como candidata a la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo.

El PSOE, por su parte, aspira a aprovechar la subida protagonizada en las generales para mantener sus alcaldías de Valladolid y Segovia y sumar alguna más, así como diputaciones provinciales. Ciudadanos, que ya obtuvo medio centenar de gobiernos municipales en 2015 quiere alcanzar más bastones de mando e influir en más ayuntamientos. Podemos se juega su presencia, al igual que Vox y UPL.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *