Las Cortes de Aragón instan al Gobierno central a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del Servicio Exterior

La iniciativa fue promovida por el Colectivo Emigrante Aragonés

El diputado Álvaro Sanz, de Izquierda Unida, presentó la iniciativa.

La Comisión Institucional y de Desarrollo Estatuario de las Cortes de Aragón ha aprobado una iniciativa ciudadana asumida por Izquierda Unida por la que se insta al Gobierno Central a mejorar “la precariedad laboral” de los trabajadores en el Servicio Exterior español. Una proposición no de ley inicialmente presentada por Patricio Oschlies, en representación del Colectivo Emigrante Aragonés (CEA), que ha contado con el voto a favor de todos los grupos parlamentarios, excepto Vox por abstención.

Álvaro Sanz ha sido el encargado de presentar la propuesta y ha incidido en que “este colectivo lleva sin convenio desde hace 13 años provocando paros indefinidos y la congelación de salarios”. En este sentido, ha denunciado “la precariedad en los servicios públicos y la dejadez del Gobierno central”.

Por su parte, el diputado socialista Darío Villagrasa ha argumentado en la necesidad de presentar dicha iniciativa ciudadana, ya que incumbe a “la calidad de los profesionales y sus condiciones laborales”. Además, “de la garantía de los servicios públicos allá donde se representa al Estado español”, ha sentenciado. Desde el Partido Popular, Fernando Ledesma ha criticado la actitud del Gobierno Central y ha explicado que desde las Cortes de Aragón “invitamos a la administración competente a resolver”. De la misma forma, Beatriz García, en representación de Ciudadanos, ha incidido en que “urge solucionar las deficiencias y derechos laborales” de los consulados, pero también de las “embajadas”, ha añadido.

Por otro lado, Marta de Santos, desde las filas de Podemos, señaló que “es una propuesta que afecta a cerca de 4.000 aragoneses que trabajan por diferentes países europeos”. Por lo que, ha explicado que esta iniciativa “es imprescindible”. Carmen Martínez (CHA) ha considerado que parte del problema de los trabajadores de los consultados viene de que “se acogen a la regulación laboral de los países donde trabajan”.

Por parte de Vox, David Arranz ha apuntado que “nos encontramos ante una problemática que excede de las competencias de las Cortes de Aragón”. Por último, Jesús Guerrero (PAR) ha mostrado su apoyo a la iniciativa y ha argumentado que creen que “son legítimas las mejoras que piden los trabajadores de los consulados”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *