Las comunidades canarias en Venezuela mantienen el apoyo a los emigrantes más necesitados

“Muchos creerán que es una actividad marginal la que desarrollan las entidades canarias, pero en muchos casos es la única ayuda directa que tienen algunas personas”, afirma Maryan Méndez

Sede del Hogar Canario Venezolano de Caracas.

En el transcurso del año 2020 la comunidad canaria en Venezuela no se vio particularmente afectada por la pandemia de Covid-19, sin embargo este 2021 “nos ha dado duro”, según afirma Maryan Méndez Hernández, presidenta de la Federación Canaria de Venezuela (Fedecanarias).

“Hemos tenido varios paisanos fallecidos, personas que asisten a nuestras actividades, de los clubes de abuelitos, incluso yo también me vi afectada, estuve ocho días hospitalizada”, dice Maryan.

Indica que en La Guaira y Caracas, que son las ciudades en las que Méndez Hernández desarrolla sus actividades, hubo muchos casos, pero también en el interior. Yaracuy, por ejemplo, fue un estado muy afectado, también Barquisimeto en el estado Lara. “Como te digo, en este período desde febrero 2021 en adelante es que hemos tenido bastante afectación”, señala. Informa sobre el caso de la Fundación Amigos del Caroé, donde hubo un brote que se cobró la vida de 8 abuelos y en el que incluso la presidenta de la entidad estuvo contagiada.

Como muchos, Maryan recuerda que al principio pensaban que la crisis sanitaria era algo que pasaba en otros países, era algo lejano, que no iba a llegar aquí. En el momento en que se anuncia el primer caso Covid en Venezuela (marzo 2020) y se da inicio a las restricciones de movilidad y reunión ella estaba en una reunión de Fedecanarias, “salimos todos corriendo de la oficina para nuestras casas, parecía que nos hubiesen dicho que el mundo se iba a acabar”.

“Esto generó mucha incertidumbre y a medida que fue pasando el tiempo, ante las restricciones de agruparse, de reunirse, fuimos tratando de adaptarnos a lo que estábamos viviendo”. Señala que en ese tiempo y hasta el mes de octubre, todo estuvo muy parado, no se sabía qué se iba a hacer. De hecho, en diciembre ya no hubo tantas limitaciones, se abrió un poco más e incluso se hicieron elecciones en algunos centros y algún tipo de reuniones que permitía el ejecutivo nacional.

La presidenta de Fedecanarias explica que para mantener la vinculación con la comunidad las asociaciones crearon grupos de whatsapp, y se llamaban y reunían on line periódicamente. Dice también que muchas entidades canarias llevan adelante programas sociales desde hace muchos años y los beneficiarios de estos planes “pasan a ser parte de la familia de uno”, por lo que ellos saben dónde están ubicados y cómo contactarlos. Entre otras estrategias implementaron guardias entre los directivos para acudir a las entidades y no abandonar las instalaciones ni a los paisanos.

En cuanto a los centros canarios, Maryan informa que se han visto bastante afectados por la situación y la falta de pago por parte de los socios. “Recuerda que esto ha afectado mucho al comercio, a los trabajos, a todos en general, aquí no ha dejado de seguir la hiperinflación que vivimos y se han tenido que hacer malabares para poder mantener al personal. Los centros están trabajando con personal mínimo, las semanas flexibles se manejan ciertas actividades, sobre todo deportivas. Pero te digo el aporte de los socios ha disminuido hasta en 80% en casi todas las casas canarias, ha mermado mucho lo que se percibe por los socios”.

Programas sociales

Maryan Méndez nos explica que durante el año pasado, 2020, como la pandemia realmente no arreció tanto en Venezuela, hubo bastante fluidez en el trabajo de los programas que adelantan las entidades canarias. Estuvieron en funcionamiento en forma relativamente normal, los centros de día y los consultorios médicos que tienen habilitados para su comunidad. Dijo también que el Gobierno canario tuvo preocupación por mantenerse en contacto con el colectivo.

Para este año esperan como agua de mayo las ayudas para estas iniciativas que han mantenido con sus propios recursos. Según nos informa Maryan, el viceconsejero de Acción Exterior del Gobierno de Canarias Juan Rafael Zamora Padrón, se ha mantenido en contacto con ellos.

En Venezuela, las entidades canarias tienen implementados tres grandes programas con el financiamiento del Gobierno de Canarias que son los consultorios médicos, los centros de día y el servicio a domicilio a personas enfermas, encamadas, que no tienen movilidad. Las organizaciones de la comunidad canaria tienen un personal que asiste a estas personas, en Caracas está Fecan, en La Guaira está la Unión Canaria de Venezuela, está Altagracia de Orituco, está Barquisimeto.

Las entidades han insistido con el Gobierno de Canarias desde el que ya se ha anunciado que el aumento de los beneficiarios de la renovación del convenio de asistencia sanitaria con la Fundación España Salud y de las tarjetas de alimentos y medicamentos se hará efectivo a partir del 1 de julio.

Las organizaciones del colectivo canario en Venezuela quieren que los programas que se han venido desarrollando a través de los años y que han tenido gran aceptación por parte de la comunidad canaria, se mantengan.

Maryan expresa que las organizaciones “tenemos que activarnos más porque las circunstancias no los piden, tenemos que seguir apoyando a esas personas que realmente lo necesitan, porque a lo mejor muchos creerán que es una actividad marginal la que desarrollan las entidades canarias, pero en muchos casos es la única ayuda directa que tienen algunas personas. Hay muchos abuelitos solos, cuyos hijos por temas sociales y políticos del país se han tenido que ir y es a través de esos programas que ellos tienen un apoyo. Pedimos más celeridad en la tramitación que tengamos que hacer para que la colectividad canaria se vea atendida”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *