Las casas de Castilla y León apuestan por el relevo generacional y por la unificación de las provinciales en regionales

En las conclusiones de su II Congreso Internacional piden reforzar el contacto frecuente y directo con las autoridades de la Junta

Los moderadores y secretarios de los grupos de trabajo presentaron las conclusiones.

En la última jornada del II Congreso Internacional de Centros de Castilla y León en el Exterior, el día 15, se presentaron ante el plenario y en presencia del consejero de la Presidencia de la Junta, Luis Miguel González Gago, acompañado de otras autoridades, las conclusiones de las muchas horas de trabajo de los participantes.

España Exterior pudo acceder a las conclusiones generales del evento, que no se leyeron en la clausura, y que apuestan por el contacto directo con las autoridades de la Junta. Una Administración a la que piden crear una metodología y criterios objetivos para otorgar las subvenciones a las casas regionales.

Los participantes en el Congreso coincidieron, además, en que todas las entidades deben llevar el logo de Castilla y León, evitar el provincialismo y ser más regionalistas, siguiendo el espíritu que se incluye en las conclusiones de “Todos somos Castilla y León”. Incluso consideran que tener el apellido de Castilla y León debería ser un plus a la hora de otorgar las subvenciones.

La unificación de los centros es una prioridad para dejar a un lado el mencionado provincialismo.

También defienden el relevo generacional en las casas regionales, aunque enfocado en las personas de mediana edad para garantizar esta sucesión que permita la permanencia en el futuro.

Otra conclusión de los participantes es la necesidad de trasladar las buenas prácticas de las entidades, que tuvieron un apartado específico en el programa, como el senderismo como actividad de rejuvenecimiento de socios en las casas, que presentó Carlos Pérez de la Fuente, del Centro Castellano y Leonés de Cantabria; el club de lectura de la misma asociación, que presentó Charo Cortázar; o las experiencias de la Casa de Soria en Valencia o de la Agrupación Leonesa de México, que presentaron sus respectivos presidentes, David Berrojo y Pedro José Díez.

Finalmente, las conclusiones generales defienden contar con clases de danza tradicional que fomente el folklore en todas las casas regionales y con clases y herramientas para seguir diseñando trajes tradicionales.

Por otro lado, los participantes en el Congreso se repartieron en cuatro grupos de trabajo diferentes para analizar diferentes puntos de vista en relación a la labor de los centros y cada una de esas mesas presentó sus conclusiones en la clausura.

Los componentes del grupo de trabajo A durante sus deliberaciones.

El grupo de trabajo A, Estrategias para la adecuación de las casas y centros a las exigencias y circunstancias en el nuevo ámbito organizativo del siglo XXI, tuvo como moderadora a Emilce Noemí Arroyo, presidenta de la Federación de Sociedades Castellanas y Leonesas de Argentina, y como secretaria a Julia Martín, presidenta de la Federación de la Comunidad de Madrid.

Emilce Noemí Arroyo y Julia Martín, moderadora y secretaria del grupo A.

Este grupo apostó por contribuir a disminuir la soledad del adulto mayor, motivándoles a que vuelvan a las casas para que no estén solos, y por que la familia debe atraer a los hijos e implicarles y comprometerles con sus raíces para que se sientan identificados con las casas regionales.

También concluyó que la Junta debe apoyar la preservación del patrimonio de las casas regionales y que estas entidades -a las que insta a llevar el emblema de Casa Regional de Castilla y León- deben ser resilientes y autosuficientes, además de animarles a establecer una red de contactos e información entre todas las asociaciones.

El grupo de trabajo B, Proyección de las actividades en el nuevo ámbito social y cultural de nuestro tiempo, estuvo moderado por Andoni Paredes, presidente de la Federación de Casas Regionales de Castilla y León en el País Vasco, con Frederick Lord, de la Casa de Castilla y Léon en Tres Cantos, como secretario.

Esta mesa de trabajo explicó que el futuro es conocer las competencias de las casas, que antes eran diferentes y ahora han cambiado. Las actividades tradicionales como la danza tradicional y la música apuestan por mantenerlas, pero también animan a hacer cosas nuevas y definir hacia dónde van las casas y hacia dónde quieren ir.

Los participantes en el grupo de trabajo B.

Coincidieron también en señalar que las casas son muy provincialistas y que para sobrevivir no queda otra que unificarlas en regionales. Explican que los centros han intentado hacer las actividades por separado y cada día es más complicado. Aseguran que la unión entre centros hace que haya actividades diferentes, más variadas, mientras que la dispersión impide que estén más relacionados. Por tanto, instan a aunar esfuerzos y compartir experiencias entre los diferentes centros.

Asimismo afirman que tienen que orientarse a las comunidades que tienen y que la Junta de Castilla y León tiene que surtir de medios y de material para que las casas evolucionen.

Defienden que hay que trabajar con los niños desde pequeños para que absorban la cultura de Castilla y León, puesto que los jóvenes no se sienten parte y es importante que desde pequeños conozcan su cultura y raíces. Deben conocer la tierra de la que son oriundos, ya que añaden que lo que no se conoce no se puede amar.

Andoni Paredes y Frederick Lord dirigieron el grupo B.

Además de invitar a los centros a ver y entender qué quieren los jóvenes, proponiendo incluso actividades novedosas, como la robótica, para atraerles.

Consideran que la experiencia de los mayores debe de modular el ímpetu de los jóvenes, pero que los jóvenes deben de tener su espacio libre: la imaginación al poder.

Este grupo de trabajo recuerda que los centros son el legado de sus antepasados y se tiene que cuidar. En este sentido, reconocen que las entidades se han olvidado de la generación intermedia, los de 40-50 años, puesto que antes que los jóvenes son ellos los que tienen que tomar el relevo.

Por último apuestan por establecer o reforzar vínculos entre diferentes centros de diferentes zonas, pues lo importante es hacer grupo más allá de la recompensa, y se sugiere que se haga una base de datos con los posibles profesores que sean susceptibles de dar clase.

El grupo de trabajo C.

El grupo de trabajo C, Propuesta de integración de casas en centros castellanos y leoneses aunando esfuerzos y buscando la racionalización de gastos, lo moderó Agustín Álvarez, presidente de la Federación de Casas Regionales en Andalucía, con Ana Sánchez, presidenta del Centro Castellano y Leonés de Cantabria, como secretaria.

Agustín Álvarez y Ana Sánchez en la mesa C.

Los participantes apostaron por fomentar la relación entre las casas provinciales, aunar fuerzas, entender las diferentes realidades y que las condiciones están creadas para conseguirlo.

Además de por la racionalización de gastos, proponiendo hacer un convenio entre todas las casas regionales con una entidad bancaria, para destinar fondos y ahorrar costes.

En cuanto a la Junta explicaron que es preciso que aborde todas las realidades, con un mayor acercamiento a todas las casas, y que sea partícipe de los eventos de las casas regionales.

Los jóvenes participantes en el Congreso con autoridades de la Junta y de la Confederación Internacional de Centros.

Por último, la mesa de trabajo de los jóvenes estuvo moderada por Wendy Llamas, presidenta del colectivo de la Juventud de la Confederación Internacional de Casas Regionales de Castilla y León y presidenta de la Asociación de Jóvenes y Mujeres Retornadas a Castilla y León, con Dalia Cruz, presidenta del colectivo de las Mujeres de la Confederación Internacional.

Sus conclusiones fueron en la línea de superar la falta de solvencia económica para realizar las actividades, renovarlas para atraer nuevos socios, trabajar en arraigar el sentido de pertenencia e identidad de los centros, potenciar el trabajo con los niños, realizar actividades en común para todas las edades a través del ocio y la cultura e involucrar en el trabajo asociativo a los jóvenes, además de evitar la centralización.

UN comentario en “Las casas de Castilla y León apuestan por el relevo generacional y por la unificación de las provinciales en regionales

  1. Cada Casa es un mundo y cada casa debería de realizar su plan de viabilidad con la ayuda de un experto de la junta para definir una estrategia de trabajo que sea consistente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.