La Xunta y el Norte de Portugal apuestan por abrir más pasos fronterizos para reactivar la economía

Realizaron una petición conjunta a los Ejecutivos de España y Portugal para que permitan el tránsito de los trabajadores transfronterizos y de mercancías

Gamallo, Núñez Feijóo y Rueda se reunieron por videoconferencia con Freire de Sousa.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, mantuvieron el pasado 28 de mayo una reunión por videoconferencia con el presidente de la Comissão de Coordenação y Desenvolvimento Regional del Norte de Portugal (CCDR-N), Fernando Freire de Sousa, para analizar las diferentes líneas de cooperación entre Galicia y el Norte de Portugal de cara a reactivar la economía en la Eurorregión.

La Xunta y el Norte de Portugal apuestan por flexibilizar de forma gradual los controles fronterizos debido a la particular permeabilidad de la ‘Raia’, a la relevancia de las eurociudades en la recuperación económica y a que la incidencia sanitaria del coronavirus es similar en estas áreas de frontera. Por eso, solicitaron a través de un comunicado conjunto a los Gobiernos de España y Portugal que se habiliten más pasos fronterizos a mayores de los dos que existen en la actualidad para “evitar que muchos trabajadores que cada día cruzan la frontera tengan que realizar desplazamientos muy largos que en algunos casos superan los 100 kilómetros”.

El vicepresidente de la Xunta señaló tras el encuentro que, de los 27 pasos fronterizos existentes entre Galicia y el Norte de Portugal, solo están abiertos los que comunican las localidades de Tui y Valença y entre Chaves y Verín, que concentran casi el 60% del tráfico entre España y Portugal desde el inicio del estado de alarma. Aunque 22 de los pasos corresponden a la provincia de Ourense, la mayor parte son de poco tránsito, y la circulación se concentra en los cinco de la provincia de Pontevedra.

Así, explicó que de la misma forma que el Gobierno gallego viene solicitando la movilidad entre las cuatro provincias gallegas puesto que tienen la misma situación epidemiológica, demanda una mayor permeabilidad de los controles en estas áreas de frontera para el tránsito de los trabajadores transfronterizos y de mercancías.

Retomar las relaciones

En la reunión también se abordó la necesidad de retomar las relaciones económicas y sociales “a ambos lados de la frontera”. Alfonso Rueda anunció que se diseñará un plan de inversiones transfronterizas post-covid con todos los agentes implicados con el objetivo de identificar “las actuaciones que precisan más celeridad en este nuevo escenario”.

De esta forma, incidió en la importancia de mantener y reforzar esta colaboración entre Galicia y el Norte de Portugal, afianzada durante años, para afrontar los futuros retos y mejorar la calidad de vida de los vecinos que residen a ambos lados de la ‘Raia’ y que esa “unión” permita “más posibilidades de obtener financiación exterior para proyectos de cooperación transfronteriza”.

En el encuentro también se abordó la importancia de los proyectos del programa de cooperación transfronteriza Interreg V-A España-Portugal (Poctep) 2014-2020 y se analizó el trabajo de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial Galicia-Norte de Portugal (GNP-AECT), que está atendiendo las consultas de los ciudadanos de la Eurorregión sobre temas sanitarios y laborales y sobre el cierre de fronteras y controles fronterizos.

Con el Gobierno central

Posteriormente, aunque ese mismo día 28, el vicepresidente de la Xunta, acompañado por el director xeral de Relacións Exteriores e coa UE, Jesús Gamallo, participó por videoconferencia en la 62ª reunión del pleno de la Conferencia para Asuntos Relacionados con la Unión Europea, en la que la Xunta demandó a la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, que presidió la reunión, una mayor flexibilización por parte del Gobierno central de los controles fronterizos entre Galicia y el Norte de Portugal.

Alfonso Rueda también pidió que se permita a las comunidades participar en el plan para la Recuperación de la UE después de la pandemia aprobado el día 27 por la Comisión Europea, toda vez que tienen competencias en objetivos prioritarios para paliar la crisis de la Covid-19 como el empleo, los servicios sociales o el fomento de la I+D+i. Por eso, insta al Gobierno central a propiciar mecanismos para que las comunidades puedan participar en este proceso.

Por otro lado, la Xunta solicitó al Ejecutivo central que defienda vincular el acuerdo de pesca al de libre comercio en las negociaciones del Brexit, por ser la propuesta que mejor resguarda los intereses de los pescadores en aguas británicas, 1.700 en buques gallegos.

Reunión el 22 de junio para iniciar el plan post-covid de impulso a la cooperación entre ambas regiones

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente de la Comissão de Coordenação y Desenvolvimento Regional del Norte de Portugal, Fernando Freire de Sousa, acordaron reunir el próximo 22 de junio, si la situación de emergencia sanitaria lo permite, al Plenario de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal) con el objetivo de lanzar un Plan Post-Covid de Impulso a la Cooperación de cercanías. El objetivo del Plan Post-Covid es dinamizar la cooperación de cercanías, muy afectada por el cierre de las fronteras entre España y Portugal. Para eso es preciso establecer estrategias que preparen a la Eurorregión para afrontar juntos la nueva realidad post-Covid-19, afianzando su papel y reforzando su visibilidad como “área segura y confiable”.

En la misma línea, otro de los objetivos del Plan es maximizar las inversiones públicas, actuando conjuntamente para conseguir que los fondos aportados por la Unión Europea presten una atención especial a las áreas de frontera, con el fin de minimizar el impacto del cierre ante la lucha contra la pandemia.

Conscientes de que esta crisis supuso un triple desafío sanitario, económico y social, y constatando las enormes dificultades a la cooperación entre Galicia y el Norte de Portugal que está provocando el cierre de las fronteras, la celebración del Plenario de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal y la elaboración de este Plan de Trabajo Post-Covid de Cooperación de cercanías pretende servir a la superación de los nuevos obstáculos.

Otro de los objetivos del próximo Plenario de la Comunidad de Trabajo Galicia-Norte de Portugal es relanzar un nuevo Plan de Inversiones Conjuntas (PIC) para maximizar el nuevo marco presupuestario plurianual de la Unión Europea 2021-2027 en el área de la Eurorregión.

Para apoyar la reactivación económica de ambas regiones resulta imprescindible que se abran los pasos fronterizos que permitan el tránsito de los trabajadores transfronterizos y de mercancías. De los 27 pasos fronterizos existentes entre Galicia y el Norte de Portugal, solo están abiertos los que comunican las localidades de Tui y Valença y entre Chaves y Verín, que están concentrando más de la mitad del tráfico entre España y Portugal desde el inicio del estado de alarma. Aunque 22 de los pasos corresponden a la provincia de Ourense, la mayor parte son de poco tránsito, y la circulación se concentra en los cinco de la provincia de Pontevedra.

Por lo que, para favorecer la circulación de los trabajadores transfronterizos y de mercancías, la Xunta solicita que se abran también los pasos de Tomiño-Cerveira y de Salvaterra-Monção, junto con el puente internacional Ponte Barxas-São Gregorio. De estas peticiones se hicieron eco el presidente de la Xunta y el de la CCDR-N en la reunión telemática que celebraron el pasado 28 de mayo y en el posterior comunicado conjunto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *