La Xunta resolvió ya el 40% de las solicitudes de ayuda por los daños de la explosión de la pirotécnica de Tui

El Parlamento demanda al Gobierno central beneficios fiscales para los afectados

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, y el director xeral del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), Heriberto García, mantuvieron una reunión el pasado 27 de junio con el alcalde de Tui, Carlos Vázquez Padín, para analizar las ayudas aprobadas hasta el momento en relación a explosión de la pirotécnica de la parroquia tudense de Paramos, y que ya suponen el 40% del total presentado por los damnificados.

De este modo, la Xunta de Galicia ya concedió las primeras 15 ayudas a afectados por la explosión de material pirotécnico registrada en Paramos (Tui) y trabaja con diligencia para atender en el menor tiempo posible las restantes 22 solicitudes presentadas hasta el momento.

De las 37 solicitudes presentadas, ya se resolvieron 15,de las que 7 corresponden a ayudas al alquiler y 8 a ayudas para la rehabilitación de vivienda.

Con carácter general, el Instituto Galego da Vivenda e Solo está resolviendo las solicitudes en el plazo de una semana desde su presentación. “De hecho, los afectados que ya tienen la solicitud aprobada sólo deben solicitar el pago anticipado de la ayuda para recibir el dinero y poder acometer las reformas necesarias”, explicó Heriberto García, quien aseguró que, “de las ocho solicitudes aprobadas para daños en viviendas, siete ya solicitaron ayer el anticipo, por lo que en los próximos días recibirán ya el ingreso”.

Las 7 ayudas para alquiler resueltas incluyen el pago del alquiler de la vivienda arrendada, además de una ayuda para el pago de gastos de contrato. El importe de estas ayudas asciende a 31.350 euros. En el caso de daños en viviendas, la cuantía de las ayudas solicitadas es de 381.285 euros.

Tal como establece la Orden de convocatoria las ayudas de la Xunta pueden llegar a cubrir la totalidad de los daños causados por la explosión y al mismo tiempo son compatibles con las que se puedan percibir del Estado, el Ayuntamiento y cualquier otro organismo, además de las indemnizaciones pagadas por los seguros.

Por otra parte, el importe de ayudas establecidas por la Xunta de Galicia, que llegan a los 126.000 euros por viviendas, son muy superiores a las establecidas tanto por el Ayuntamiento como por el Gobierno de España e incluso las multiplican varias veces.

Las ayudas de rehabilitación cubren todos los gastos que ya se hayan realizado así como cualquier tipo de honorarios de técnicos que sean necesarios. Los interesados podrán solicitar el pago de la ayuda por anticipando, de manera que no tengan que incurrir en ningún gasto.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, por su parte, quiso recordar la necesidad de que las administraciones centrales y provinciales también colaboren en las ayudas extraordinarias para los damnificados, lamentando que “vuelve a suceder lo que ya pasó en relación a las ayudas por los incendios del pasado mes de octubre”.

“Especialmente importante es que la Diputación de Pontevedra colabore en el escombro, ya que estamos hablando de una institución que cuenta con maquinaria y que podría facilitar esta labor, esencial para poder iniciar la reconstrucción”, explicó Cores Tourís, quien lamentó que “se esté decidiendo desde esta administración que el dinero se destine de partidas generales aprobadas para el Ayuntamiento de Tui, ya que esto supondrá que el Ayuntamiento tenga que suspender obras o mejoras en otros lugares de la localidad para destinarlas a la parroquia de Paramos. La Diputación, como hizo la Xunta, tiene que destinar partidas extraordinarias para los vecinos afectados por el siniestro de la pirotecnia, y esperamos que así lo haga lo antes posible”.

Documentación

La documentación que los solicitantes deben acompañar a la solicitud de las ayudas establecidas por la Xunta es muy sencilla, aparte de que las ayudas no están vinculadas a los ingresos de la unidad familiar.

En el caso de las ayudas para alquiler basta con presentar copia del contrato, además de la solicitud.

Para las ayudas de daños en las viviendas, además de la solicitud, basta con aportar una memoria valorada de los daños y la documentación que acredite la titularidad de la viviendas.

Apoyo en la tramitación de ayudas

Para facilitar la presentación de solicitudes y los trámites que tienen que hacer los afectados, el Instituto Galego da Vivenda e Solo mantiene un equipo de personas trabajando a diario en Tui, atendiendo a los afectados por la explosión por una parte y realizando inspecciones en las viviendas afectadas por otra.

Los técnicos del IGVS que están trabajando a diario en Paramos ya realizaron 131 visitas de inspección a edificaciones afectadas por la explosión, para acreditar los daños causados en cada una de las edificaciones.

Por lo tanto, tal y como recordaron el director del IGVS y el delegado de la Xunta en Pontevedra, la Administración autonómica está actuando con la máxima diligencia en la tramitación de las ayudas solicitadas. Durante los primeros días fueron atendidas consultas de una gran cantidad de personas que hasta el momento no presentaron sus solicitudes. En el momento en que las presenten serán resueltas con la máxima urgencia, de tal manera que los afectados puedan iniciar las actuaciones para recuperar sus viviendas en el plazo más breve posible.

 

El Parlamento demanda al Gobierno central beneficios fiscales para los afectados

El Parlamento de Galicia aprobó el 29 de junio, a instancias del Grupo Popular, una proposición no de ley a través de la que se demanda al Gobierno central beneficios fiscales para los afectados por la explosión de Tui, que van desde la exención del impuesto de la renta en las ayudas percibidas; las cuotas sobre el impuesto de bienes inmuebles de las viviendas, establecimientos industriales o locales de trabajo; o de las tasas de Tráfico para la tramitación de la baja de los vehículos, hasta la reducción del impuesto de actividades económicas a las industrias cuyos locales fueran dañados por el accidente.

El diputado popular, Moisés Rodríguez, señaló que la explosión de material pirotécnico registrada el pasado 23 de mayo en la parroquia de Paramos “ocasionó daños personales irreparables, además de cuantiosos daños materiales en las viviendas de muchas familias y negocios, así como en vehículos”.

“Esta situación de emergencia humanitaria y social para los afectados hace necesario articular mecanismos de colaboración y cooperación entre todas las administraciones implicadas a través de un sistema de ayudas que palíen los daños causados por la explosión, que atiendan las situaciones de necesidad de los vecinos y personas afectadas y contribuyan a la restauración comunitaria y urbanística de la zona afectada para que vuelva a la normalidad”, señaló.

En este sentido, destacó que la Xunta aprobó el 31 de mayo una serie de medidas urgentes para la reparación de los daños causados por la explosión, dirigidas tanto a personas en situación de orfandad como a los daños causados en viviendas; establecimientos comerciales, industriales, turísticos y mercantiles; o en las explotaciones agrarias y ganaderas.

“Con el objetivo de dar una cobertura total a los afectados, el Grupo Popular quiere que se contemplen también las consecuencias fiscales que tiene la percepción de la ayudas concedidas, de manera que el Gobierno central no cobre determinados impuestos que graban hechos o actividades que no se pueden desarrollar por consecuencia de la explosión”, explicó Moisés Rodríguez.

En concreto, la proposición no de ley aprobada demanda que el Gobierno central exima a los afectados de pagar el IRPF de las ayudas autonómicas percibidas, así como de las cuotas del impuesto sobre bienes inmuebles correspondientes al ejercicio 2018 que afecten a viviendas, establecimientos industriales y mercantiles, locales de trabajo y similares, de naturaleza urbana, situados en el ámbito geográfico de afectación de la explosión. También se pide la exención de las tasas de la Jefatura Central de Tráfico para la tramitación de las bajas de vehículos solicitadas como consecuencia de los daños producidos por la explosión.

Asimismo, la iniciativa parlamentaria pide que la Administración central reduzca el impuesto sobre actividades económicas correspondiente al ejercicio 2018 a las industrias y establecimientos mercantiles y profesionales cuyos locales de negocios o bienes afectos a esa actividad fueran dañados como consecuencia directa de la explosión, siempre que tuvieran que ser objeto de realojamiento o se produjeran daños que obliguen al cierre temporal de la actividad. Esta reducción será proporcional al tiempo transcurrido desde el día en que se produjera el cese de la actividad hasta su reinicio en condiciones de normalidad, ya sea en los mismos locales o en otros habilitados al efecto.

La propuesta incorpora también una reducción de los índices de rendimiento neto en el método de estimación objetiva del impuesto sobre la renta de las personas físicas para actividades agrícolas y ganaderas afectadas por la explosión.

Financiación para el Ayuntamiento

Asimismo, y tras una transacción con el Grupo Socialista y el BNG, se acordó que la Xunta establezca para las personas afectadas una deducción de la cuota íntegra autonómica del cien por cien de las cantidades realizadas en inversiones no empresariales con la finalidad de paliar los daños sufridos, por la parte que exceda de las cantidades percibidas por ayudas o subvenciones o por coberturas de seguros; que acelere las correspondientes convocatorias de ayudas aún pendientes, en consonancia con lo recogido en el Decreto 55/2018, de 31 de mayo; que establezca una línea singular de financiación a favor del Ayuntamiento de Tui para poder compensarle por lo menos parte de los gastos derivados de las diversas actuaciones realizadas por la catástrofe acontecida; que favorezca, en coordinación con el Ayuntamiento de Tui, la  diligente tramitación de la figura que permita una ordenación urbanística idónea; y que, de manera periódica, cuanto menos trimestralmente, realice y remita al Parlamento de Galicia un informe al respecto de la situación del estado de las ayudas y actuaciones llevadas a cabo.

Por último, se demanda del Gobierno español la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil regulada en la Ley 17/2015, a la zona de Paramos.

Sin embargo, Moisés Rodríguez lamentó que Partido Socialista y BNG rechazaran incorporar a la proposición no de ley una solicitud para que el Gobierno central y la Diputación de Pontevedra destinen fondos extraordinarios que, complementando las ayudas de la Xunta, pudieran cubrir la totalidad de los daños producidos y el conjunto de las necesidades surgidas por la explosión.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *