La Xunta propone que las mascarillas sean obligatorias en las aulas para profesorado y alumnado mayor de seis años

Feijóo anuncia un cribado masivo en la ciudad de A Coruña para 62.000 personas de entre 18 y 40 años

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, anunció el miércoles 19 de agosto, tras la reunión del Comité clínico de expertos sanitarios, que la Xunta propondrá que las máscaras sean obligatorias en todo momento en las aulas para profesorado y alumnado de más de seis años, “una propuesta sanitariamente correcta y epidemiológicamente fundada”.

Feijóo ratificó que “el que más nos preocupa es la vuelta a las aulas y el protocolo del inicio del curso escolar”, antes de añadir que el comité clínico revisará el protocolo elaborado en coordinación con las Consellerías de Educación y Sanidade para actualizarlo, tanto en función de la evolución de la pandemia como con el que se acuerde en la conferencia de presidentes, de la que aún no hay fecha de celebración. En este sentido, Feijóo reclamó un protocolo único para todo el sistema educativo español porque “necesitamos criterios claros y homogéneos”.

Por otra parte, el presidente recordó la decisión de incorporar a 240 nuevos docentes para cumplir la ratio de 25 alumnos por aula. Además, a partir de la próxima semana, se comenzarán a realizar pruebas serológicas a todo el personal de los centros de enseñanza no universitaria y de FP. “Serán en total 40.000 profesionales los que participarán en este muestreo, previa al inicio del curso escolar, buscando, como siempre, la máxima seguridad”, señaló.

Detección de casos

El presidente de la Xunta valoró que “seguimos realizando una intensísima labor en la detección de casos positivos”. De hecho, en el área sanitario de A Coruña se están realizando un promedio de 900 PCR diarias, el triple del que se hacía, por ejemplo, en el mes de abril.

El lunes comenzó el cribado de los colectivos especialmente sensibles y más expuestos -Policía, Protección Civil, profesionales de farmacia, funcionarios de la administración local, trabajadores de ayuda en el hogar-. De este modo, ya se realizaron 460 pruebas en los ayuntamientos de Abegondo, Bergondo y A Coruña. Y el mismo 19 de agosto arrancó un programa de cribado de la población entre 18 y 40 años de la ciudad de A Coruña, donde se va a invitar a participar a alrededor de 1.000 personas diariamente, hasta llegar a los 62.000 que pertenecen la esa franja de edad.

Precisamente sobre la situación en el área de A Coruña, que en las últimas semanas acaparó aproximadamente tres de cada cuatro nuevos casos que se producen en Galicia, Feijóo informó de que se está reduciendo la tasa de incidencia por cada 100.000 habitantes y no se constató transmisión a otras comarcas.

El Comité clínico valoró la posibilidad de tomar nuevas medidas restrictivas, como nuevas reducciones de aforo o nuevos controles. En la reunión del próximo viernes se evaluará la situación y se valorará la necesidad de establecer alguna medida concreta de aforos. En este sentido, el presidente de la Xunta insistió en que “lo importante es cumplir las medidas que tenemos en vigor desde hace 14 días en esta área”.

Campo sociosanitario y explotaciones agrícolas

En la misma línea de realizar cribados para la detección de casos, el Comité Clínico aprobó la instrucción para que se les realicen pruebas diagnósticas a todos los nuevos residentes de las residencias sociosanitarias, así como a los empleados que se incorporen con nuevo contrato o regresen a los centros después de permisos o vacaciones. El presidente de la Xunta recordó el límite de las visitas a una persona por residente y con una duración máxima de una hora al día.

El Comité Clínico también aprobó definitivamente el protocolo de explotaciones agrícolas con trabajadores temporeros. Así, Feijóo señaló que “el objetivo es incrementar la seguridad sanitaria en las campañas conjugando la continuidad de la actividad con la salud de los trabajadores”. De este modo, a partir del 20 de agosto, se comenzarán a realizar pruebas diagnósticas a alrededor de 3.000 o 4.000 trabajadores.

Feijóo insistió en la necesidad de mantener las prevenciones y estar siempre alerta porque “el virus sigue ahí”. Y remarcó que las personas que se encuentran en cuarentena deben de cumplirla, independientemente de si la PCR es positiva o negativa. “La PCR negativa no exime de cumplir la cuarentena en su totalidad”, insistió, añadiendo que, aunque salir a la calle o tener contacto con familiares y amigos pueda parecer inofensivo, puede significar nuevos contagios y poner en peligro la vida de otras personas.

El presidente de la Xunta concluyó advirtiendo que “hay que ser responsables para no tener que dar pasos atrás que serían dramáticos para nuestra economía y también para nuestra salud”.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *