La Xunta presenta los presupuestos más altos de la historia para “la reactivación y la recuperación”

Feijóo destaca los mayores recursos para el gasto social y el empleo y las nuevas rebajas fiscales

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa de presentación de los Presupuestos para 2022.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, presentó el pasado 18 de octubre tras la reunión del Consello Extraordinario da Xunta los Presupuestos de 2022, los más altos de la historia, dijo, para pasar a la reactivación y a la recuperación, con los mayores recursos para el gasto social y el empleo y con nuevas rebajas fiscales.

Después de incidir en que estos Presupuestos se aprueban “en tiempo y forma” para que entren en vigor el 1 de enero de 2022, Feijóo aseveró que “aprobamos hoy unas cuentas que se pondrán al servicio de una nueva fase económica marcada por la superación de la crisis sanitaria y con la intención de pasar de la reactivación a la recuperación: con el mayor presupuesto de la historia, con un refuerzo sin precedentes en el gasto social y en la inversión productiva, con un menor gasto en intereses y con una nueva bajada de impuestos”. Y destacó que estos presupuestos reflejan y consolidan el modelo que Galicia viene aplicando en los últimos años, basado en más inversión, menos deuda y menos impuestos.

De este modo, la Comunidad dispondrá de 11.627 millones de euros para consolidar la recuperación económica, superar los niveles de riqueza prepandemia y atender las necesidades de las familias y de los sectores productivos.

En lo tocante al menor gasto en intereses, Feijóo subrayó que la Administración autonómica dedicará tan sólo 74 millones de euros a los intereses de la deuda, un hecho que es posible gracias a que Galicia es la comunidad que menos incrementó su deuda desde 2008. “El presupuesto maneja un crecimiento sano que se acredita en el menor gasto en intereses de la deuda pública”, destacó.

Más en detalle precisó que el único capítulo de gasto que baja de nuevo es el de intereses de deuda: más de un 25% en comparación con el ejercicio vigente.

Asimismo, destacó que los gastos de personal llegarán a los 4.327 para dar soporte a la subida del 2% de los empleados públicos y a todos los acuerdos firmados con los representantes de los trabajadores; “y mantendremos un control de gasto corriente, que crece tres veces menos que los gastos de capital”, añadió.

Por otra parte, y según explicó el presidente de la Xunta, este control permite también seguir haciendo el mayor esfuerzo inversor posible, de manera que si para los presupuestos vigentes se aumentaron un 53% los gastos de capital -sobrepasando la cifra récord de 2.500 millones de euros-, para el próximo año se vuelve a superar esta cifra, lo que supone más de 5.000 millones de euros en dos años.

Más de 7 de cada 10 euros para aumentar el gasto social

Sobre el refuerzo del gasto social, Feijóo destacó que este dispondrá de 8.660 millones, es decir, 610 millones más que este año, reforzándose la Sanidad con 269 millones, la Educación con 179 millones, las Políticas Sociales con 126 millones y el Empleo con 37 millones de euros. “En definitiva, de cada 10 euros del presupuesto, más de 7 se aplican a financiar el incremento del gasto social”, afirmó, a modo de resumen.

Por último, y en la línea de lo comprometido, Feijóo avanzó la aprobación de un paquete de medidas fiscales para bajar de nuevo los impuestos. Así, se rebajará de nuevo la tarifa autonómica del IRPF para las rentas medias y bajas, para beneficiar a más del 90% de los contribuyentes; en el Impuesto de Transmisión Patrimoniales, se rebajará un punto -del 10 al 9%- el tipo general, y se mantendrán los tipos reducidos para los colectivos prioritarios -jóvenes, familias numerosas, personas con discapacidad y víctimas de violencia de género-, así como el programa de Impuestos 0 en el rural.

En relación al Impuesto de Patrimonio, Feijóo destacó una bonificación de un 25% de la cuota, con el objetivo de que este tributo siga bajando de forma progresiva si la situación económica continúa mejorando. Y, en el Impuesto de Sucesiones, se mantendrán las rebajas para que Galicia siga entre las autonomías con mejor tratamiento fiscal para las herencias entre familiares directos y para los hermanos.

“En definitiva, aprobamos unos presupuestos para 2022 que son los más altos de la historia, que no hipotecan el futuro, que garantizan como nunca los servicios públicos y que no entorpecen la recuperación de las familias, sino que, de alguna manera, ayudan a pagar el incremento de impuestos que en este momento están soportando rebajando los impuestos que dependen de la Comunidad”, concluyó.

El nuevo conselleiro de Facenda e Administración Pública, Miguel Corgos, durante la presentación de los Presupuestos para 2022.

Por su parte, el conselleiro de Facenda e Administración Pública, Miguel Corgos, hizo hincapié en que son unas cuentas que apoyan a las familias y a los sectores económicos, que bajan los impuestos, refuerzan la inversión productiva, incluyen más dotaciones que nunca para gasto social, controlan la deuda con el menor gasto en intereses, modernizan los servicios públicos, y blindan las infraestructuras sanitarias, para superar los niveles de riqueza prepandemia y volver a la senda del crecimiento sano, en definitiva “unos presupuestos para pasar de la reactivación a la recuperación económica”, señaló.

Tras la aprobación del proyecto de Presupuestos de Galicia para 2022 por el Consello da Xunta, el texto se entrega al Parlamento el 20 de octubre -cuando se conocerán todas las cifras, incluidas las de la Secretaría Xeral da Emigración- para su tramitación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.