La Xunta lleva trabajando desde 2018 para evitar una reducción drástica de los fondos europeos

De cara al próximo marco presupuestario de la Unión Europea 2021-2027

El vicepresidente Alfonso Rueda y el director xeral de Relacións Exteriores e coa UE, Jesús Gamallo, cexplicaron en rueda de prensa la postura de la Administración autonómica.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el director xeral de Relacións Exteriores e coa UE, Jesús Gamallo, aseguraron el pasado 19 de febrero que la Xunta lleva trabajando desde 2018 para evitar una reducción drástica de los fondos europeos para el próximo marco presupuestario de la Unión Europea 2021-2027.

Rueda y Gamallo comparecieron en rueda de prensa para explicar la postura gallega y las gestiones realizadas hasta el momento. Y es que al día siguiente, 20 de febrero, se celebraba en Bruselas una reunión extraordinaria del Consejo Europeo con el objetivo de concitar acuerdo sobre el futuro marco presupuestario, que acabó en fiasco y convocatoria de una nueva cita ante la falta de consenso entre los diferentes países de la UE.

En este sentido, Rueda y Gamallo recordaron que aceptar o bloquear la propuesta que saliera de la reunión era responsabilidad del Gobierno central. Además, recordaron que se necesitaba unanimidad para que saliera adelante, por lo que no parecía sencillo que se consiguiera un acuerdo.

En cualquiera caso, cabe tener en cuenta que el nuevo marco presupuestario se presenta dentro de un contexto de reducción presupuestaria ineludible y general, debido fundamentalmente a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Política de cohesión fuerte

Ante esta nueva situación, la Xunta está haciendo todo lo que está en su mano y dentro de sus competencias para aminorar la probable reducción de fondos. Así, lleva tiempo defendiendo en foros europeos y con reuniones al más alto nivel la necesidad de una política de cohesión fuerte, que atienda a todas las regiones europeas -y, especialmente, a aquellas como Galicia y otras comunidades autónomas que descienden de categoría- para que no vean reducida su asignación de fondos. Se trata de una “situación complicada”, ya que “a pesar de bajar de categoría, como le va a pasar a muchas comunidades autónomas, podríamos perder fondos, cuando no debería ser así”, señaló Rueda.

Del mismo modo, la Xunta también defiende en Europa una Política Agraria Común (PAC) y Política Pesquera Común respetuosas con las singularidades de Galicia.

Además de las negociaciones en el marco europeo, la Xunta ya ha trasladado al Gobierno central, en varias ocasiones y por distintos canales, su preocupación por la nueva situación, una postura que esperaban que el Gobierno central tuviera en cuenta en las negociaciones que tenían lugar al día siguiente.

“Hicimos los deberes”, aseguró Rueda, “tuvimos los movimientos y reuniones que siempre es necesario hacer en Bruselas como comunidad autónoma. Intentamos en todo momento coordinarnos con el Gobierno de España. Pero lo cierto y verdad es que es una reunión del Consejo Europeo, una reunión de estados, acudirá el presidente del Gobierno. Ya le transmitimos al Gobierno de España lo muchísimo que Galicia se juega y cuáles son los argumentos que nos llevan a defender un nivel de fondos que son los que Galicia necesita”. En definitiva, “hicimos todo lo que está en nuestra mano y ahora corresponde a una negociación entre gobiernos”.

En esta misma línea, el vicepresidente trasladó “todo el apoyo de Galicia para una buena negociación” y mostró su confianza en que todo el trabajo hecho “y todo lo que queda por hacer, mañana o en días sucesivos, dé un buen fruto”.

Por último, recordaron que, aunque se llegue a un acuerdo sobre el nuevo marco presupuestario, aún restan negociaciones y posibilidades para conseguir soluciones satisfactorias, en tanto el Gobierno central dispondrá de partidas de Fondos que podrá redistribuir de acuerdo las necesidades de los territorios.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.