La Xunta dedica 30 millones de euros a una nueva línea para atraer inversiones y empresas

Con el objetivo de potenciar la actividad económica y la creación de empleo

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció el pasado 18 de enero la puesta en marcha de una nueva línea de ayudas para pymes con las que “promover proyectos empresariales de cierta envergadura” por el volumen de inversión o por los puestos de trabajo que van a crear. “Se destinarán 30 millones de euros hasta 2026 con el objetivo de beneficiar a una veintena de iniciativas”, dijo el titular del Gobierno gallego. La finalidad de este nuevo programa “es seguir dinamizando la economía y dando un primer empujón a este tipo de iniciativas”, según destacó.

La convocatoria, tal y como explicó Rueda, incluye dos campos de actuación. Por una parte, se atenderán aquellos proyectos que cuenten con una inversión “de entre 800.000 y 10.000.000 de euros” en activos fijos tangibles e intangibles, obra civil, bienes de equipación, aplicaciones informáticas o adquisición de activos de un establecimiento.

Por otra, se apoyarán las iniciativas empresariales de menor inversión, “pero que garanticen la creación de 25 empleos indefinidos a tiempo completo”.

Las aportaciones cubren hasta el 35% de las inversiones subvencionables o de los costes salariales de hasta 24 meses de todos los nuevos contratados, en el caso de las compañías pequeñas, y el 25% en las iniciativas promovidas por empresas medianas.

La línea, dirigida a las pymes por su especial capacidad para generar puestos de trabajo, busca facilitar así el impulso de proyectos de creación de nuevos establecimientos, de ampliación de la capacidad de los existentes y de diversificación o de cambios de los procesos de producción.

La convocatoria, en concurrencia no competitiva, mantendrá abierto el plazo de presentación de solicitudes desde el día 22 de enero hasta el 30 de septiembre de 2024.

Con este programa innovador, la Xunta aspira a favorecer la dinamización de la actividad económica en Galicia y potenciar el mantenimiento y la creación de empleo, a través del desarrollo y mejora de las empresas existentes, y con la creación y puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales.

Baterías de coches eléctricos

Por otro lado, el presidente de la Xunta destacó el día 17 que proyectos como la nueva planta piloto de grafito de Resonac en A Coruña son una muestra del atractivo industrial de Galicia. Alfonso Rueda puso a esta fábrica como ejemplo “del empleo industrial de calidad, del uso de alta tecnología” y de la apuesta por el I +D+ i que “le conviene a Galicia”. Durante una visita las nuevas instalaciones, recordó que gracias a este proyecto -una fábrica de producción de grafito para baterías de vehículos eléctricos- la empresa nipona contribuye a consolidar “la Galicia potente e industrial que queremos seguir construyendo”.

Se trata de un proyecto empresarial pionero en España que va a situar a A Coruña como referente en esta singular industria que apuesta por la producción sostenible y que incluirá una fábrica de hidrógeno verde para abastecerse en los antiguos terrenos ocupados por Alu Ibérica en el polígono coruñés de A Grela. “Va a consolidar esta zona en el camino hacia delante por las energías verdes y las industrias del futuro”, resaltó.

Por último, Rueda recordó que para atraer inversiones industriales a la Comunidad es preciso dar certezas a las empresas. En esta línea, destacó la necesidad de que el Gobierno central garantice una modificación de la planificación eléctrica, como demanda desde hace tiempo la Xunta, para que empresas como Resonac puedan llevar a cabo sus proyectos con plenas garantías.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.