La Xunta compra el patrimonio cultural de Casa de Galicia de Montevideo para que continúe en la colectividad en Uruguay

El Gobierno gallego llegó a un acuerdo con el síndico y el juez del concurso de acreedores por 34 obras de artes, actas, bibliotecas, trajes e instrumentos de los cuerpos de baile que fueron valorados en algo más de 18.000 euros / El proceso fue iniciado por Núñez Feijóo y lo culminará el presidente Rueda en el mes de junio

‘A Santa’ fue valorada en 6.000 euros.

La Xunta de Galicia compró el patrimonio cultural de la mutua Casa de Galicia en poco más de 18.000 dólares, tras llegar a un acuerdo con el síndico liquidador de la misma y el juez del concurso. La adquisición de este patrimonio tan importante para el colectivo gallego de Uruguay fue iniciada con la firma del expresidente, Alberto Nuñez Feijóo, y será culminado con el convenio que rubricará Alfonso Rueda lo que muestra “la continuidad de la administración y de que los compromisos se asumen y se cumplen”, afirmó el delegado de la Xunta en Argentina y Uruguay, Alejandro López Dobarro.

En los primeros días de mayo se producía un movimiento en el expediente de Casa de Galicia en el juzgado que está llevando adelante la liquidación de la mutua gallega.

El juez Leonardo Méndez había sido notificado “del acuerdo alcanzado por la Sindicatura con la Xunta de Galicia para la adquisición de los bienes muebles tasados y no tasados correspondientes al patrimonio cultural de la concursada, de lo que se confiere vista al Ministerio de Educación y Cultura, notificación que se comete a la Sra. Alguacil de la Sede”.

Esta escueta resolución abría un plazo de espera que culminará a mediados de junio cuando finalmente se firme el convenio de compra de las 34 obras de arte que fueron inventariadas en 17.190 dólares, y otros elementos no inventariados, como las actas, biblioteca, trajes e instrumentos de los cuerpos de baile, que fue avaluado simbólicamente por un dólar por unidad, todo lo que totalizará el pago de 18.190 dólares por parte de la Xunta de Galicia para ser su propietario.

Dentro de las obras inventariadas por el rematador Héctor Bavastro, la que tiene un mayor valor es el óleo que preside el vestíbulo central del hospital de Casa de Galicia, una obra del pintor santiagués Roberto González del Blanco, conocido como ‘El emigrante’ o ‘El adiós’ al que se le asignó un valor de 8.000 dólares, en tanto la talla de madera de Francisco Asorey, ‘A Santa’, fue cotizada en 6.000 dólares.

Un trabajo silencioso pero constante

España Exterior dialogó con el delegado de la Xunta de Galicia en Argentina y Uruguay, Alejandro López Dobarro, quien se sintió satisfecho por los logros alcanzados, aunque precisó que “es difícil festejar en medio de una catástrofe, por lo cual todo en su medida”.

Explicó que “en esta tarea interviene toda la Xunta de Galicia, porque desde tener un mandato claro del presidente Feijóo de que esto tenía que resolverse, o la continuidad de que esto se debe resolver del presidente Rueda, y después las áreas de Cultura, del conselleiro hacia abajo, la propia Secretaría Xeral de Cultura y la de Emigración, que está en contacto permanente. Es un trabajo de todos” aseguró López Dobarro.

Reflexionó también que “es donde hay que estar, porque no son todos momentos de fiesta y en los momentos de responsabilidad hay que estar a la altura de las circunstancias. Ojalá lo hayamos logrado estar” aclaró porque aún no está firmado el convenio, aunque todo hace pensar que si se firmará.

Es que en el recuento de los pasos que habían dado en Montevideo desde que la mutua gallega fue liquidada por la justicia uruguaya, tras conseguir un acercamiento y comprensión por parte del síndico de la importancia de que los bienes culturales de Casa de Galicia quedaran en manos de la colectividad gallega de Uruguay. También el ministro de Cultura uruguayo, Pablo da Silveira, había dado su palabra de que, en caso de no conseguirlos adquirir, se declararían de interés cultural para que no se perdieran.

Pero todo se fue encaminando y la compra de este patrimonio cultural tendrá la peculiaridad que fue solicitada por un presidente de la Xunta, Feijóo, y será concretada por otro presidente, Rueda.

Trabajos pendientes

El delegado explicó que cuando se conformó la nueva institución, A Casa de Galicia, cuyos directivos ya venían trabajando desde antes con lo que es “el panteón, con la municipalidad (quién es acreedor de la mutua) y síndicos del concurso, tenían otro objetivo que es el de la sede social (del Cordón) y también estaba el tema del patrimonio cultural que es en el que nos hemos implicado y que teníamos encomendado poder sacar adelante”, informó López Dobarro, quien puntualizó que “con trabajo prudente y colaboración de los síndicos se logró”, aunque aclaró que “aún hay que esperar la firma de la compra de los bienes”.

Después de que la Xunta sea la dueña de este patrimonio, López Dobarro aseguró que “hay que exhibirlo de la mejor manera, porque recordemos que algunas son obras de arte, otros son bienes que tienen mucho valor, como lo es la historia de la Casa de Galicia que lleva más de cien años en Uruguay y es un pedacito de la historia de Galicia en Uruguay”.

Aclaró también, que “habrá que ver cómo se le da la mayor visibilidad posible, que esté preservado y que todos aquellos que tengan derecho o deseen conocerlo, lo tengan al alcance, siempre hablando de Uruguay que es la tierra donde todo esto se gestó”.

Por otra parte, también reflexionó acerca de la posible digitalización del archivo: “No tuve el placer de ver las actas de Casa de Galicia, pero si he visto las de otros centros, tanto uruguayos como brasileños o argentinos, y allí ves el amor que hay desde la propia escritura de esas actas o de cómo se recaudaban fondos para comprar una sede o hacer una actividad, y para todo eso la mejor manera de protegerlo es digitalizarlo para ponerlo así a disposición de los investigadores”.

La tristeza aún continua

Si bien este ha sido un avance en la reconstrucción del patrimonio cultural de Casa de Galicia de Montevideo, aún continúa el tenso duelo de sus más de 40.000 asociados y empleados, los primeros que aún no han conseguido insertarse en los nuevos centros de salud a los que fueron enviados, y los segundos aún no han conseguido volver trabajando en su totalidad.

Fachada de la sede de Casa de Galicia en el centro de Montevideo.

Consultamos al delegado de la Xunta acerca de esta situación, cuando la justicia uruguaya aún no consigue encontrar un precio adecuado para el hospital que ha puesto a remate, dándolo por desierto y bajando su base casi un 40% para una próxima puesta a la venta, lo que hará que por 12 millones de euros algún prestador de salud se quede con el edificio y todo su contenido, que ha sido juntado con un gran esfuerzo de los emigrantes gallegos, sus descendientes y también el aporte de la Xunta de Galicia en estos 104 años de existencia.

“Estando en la situación que estamos, es deseable que esos bienes salgan por el mejor valor posible, porque es el valor del esfuerzo de generaciones de socios de Casa de Galicia. Para nosotros, la declaración del concurso y luego la intervención, fue algo doloroso. Si bien había estado intervenida en otras oportunidades, creo que nadie pensaba en un desenlace tan brusco. Pero bueno, somos respetuosos como Administración de los órdenes administrativos de otros estados, de la Justicia uruguaya, del propio Parlamento y del poder Ejecutivo. Puede gustarnos más o menos una medida, pero es nuestra vocación aceptar las decisiones de un pueblo soberano”, concluyó.

Separar los bienes

La realidad que se ha vivido con la mutua gallega ha puesto en evidencia una situación que ya se vivió en Buenos Aires y ahora con la mutua gallega de Montevideo.

Dobarro explicó que “me tocó analizar el estatuto del Centro Gallego de Buenos Aires y allí el Instituto de Cultura Gallega, tenía todas las atribuciones, pero no tenía personalidad jurídica independiente del propio Centro, por lo cual cuando tuvo situación de falencia el Centro Gallego todo fue para atrás. Y ahora lo vemos con Casa de Galicia”.

Señaló que “decisiones que quizás eran difíciles en la interna de cada institución, tratar de escindir ese patrimonio cultural, no para enajenarlo sino para tenerlo resguardado en un fideicomiso o tener una asociación cultural específica para que esos bienes estén custodiados. Sin embargo, nunca se hicieron esas cosas en ninguno de los centros y terminas con que le asocias a bienes caros al espíritu del pueblo gallego, a bienes que tienen cierto nivel simbólico y artístico, asociados al riesgo económico, médico en este caso, que puede o no dar resultados positivos”.

Aseguró también que “desde la Administración vemos muchas veces situaciones donde los propios centros tienen que enfrentar en el marco judicial acciones civiles o de derecho laboral, y los centros ven peligrar su patrimonio porque el acreedor quiere cobrar y no le importa de dónde va a cobrar”.

3 comentarios en “La Xunta compra el patrimonio cultural de Casa de Galicia de Montevideo para que continúe en la colectividad en Uruguay

  1. Con gran alegria » A Casa de Galicia Centro Historico-Cultural » continuidad cultural de la vieja «Casa de Galicia»espera la firma final del acuerdo, a los efectos de poder disponer de esos bienes, representativos de 104 años de trayectoria, tan preciados por nuestra masa social y la colectividad gallega en general, nuestros cuerpos de baile, asi como los talleres de gaita y percusión.
    Sin olvidar que el compromiso asumido por la Xunta sin lugar a duda involucra el rescate de nuestra sede social de 18 de julio 1371, donde el 15 de noviembre de 1944 Alfonso Rodriguez Castelao formó el Consello de Galicia, embrión historico de la Xunta de Galicia, edificio sede tan significativo para toda la Galicia Exterior y la Galicia Territorial.

  2. FELICITO AL SR PERIODISTA POR TAN LOGRADA NOTA QUE SINTETIZA LOS ESFUERZOS QUE UN GRUPO INICIAL DE SOCIOS Y EXFUNCIONARIOS DIERON CUERPO AL OBJETIVO DE SALVAR PARA LA DIASPORA GALLEGA DEL URUGUAY YSUS DESCENDIENTES TODO EL PATRIMONIO SOCIAL,CULTURAL,TESTIMONIAL E INCLUIDA LA SEDE SOCIAL .SOMOS RESPETUOSOS DE LOS TIEMPOS QUE ESTOS TRAMITES CONLLEVAN, PERO ESPERANZADOS QUE TANTO ESFUERZO NOS DARAN AL FIN SUS FRUTOS. COMO DECIA CASTELAO ADIANTE SEMPRE ADIANTE

  3. Gracias Manuel por tener siempre tan bien informada a toda nuestra colectividad! Como muy bien señaló el Delegado, algunos directivos de A Casa de Galicia ya venían trabajando desde hace un buen tiempo y en varios ámbitos, con los temas «panteón social», «sede social» y «patrimonio cultural». Hoy con alegría vemos que la Xunta de Galicia ha dado un primer paso, en el tema del patrimonio cultural, al no poder hacerlo directamente A Casa de Galicia, por no tener aún personería jurídica. Estamos seguros y esperanzados que, en consonancia con lo expresado por el Parlamento de Galicia, el gobierno gallego continuará en pos de la consecución del los otros objetivos trazados, el conservar la Sede Social, que es de una importancia histórica para Galicia, por haberse creado allí el Primer Consello de Galicia, el cual fue presidido nada menos que por Daniel R. Castelao, y el conservar el Panteón Social, esfuerzo de muchos, muchísimos emigrantes, que ahora descansan en él, considerándolo parte del suelo Gallego. Seguramente no se cejará en los esfuerzos hasta que se consigan los objetivos planteados. Los fundadores de Casa de Galicia, y todos los emigrantes que ayudaron a formarla y a hacerla grande con tanto esfuerzo durante sus 104 años de historia, es lo mínimo que merecen.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *