La Xunta avalará hasta 1.500 euros de anticipo a los trabajadores con un ERTE autorizado y que aún no cobraron las prestaciones del Gobierno central

Feijóo dice que el número de contagios, pacientes en UCI y hospitalizados constata que estamos en una fase descendente

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, durante la reunión del comité clínico celebrado el día 20.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó el pasado 21 de abril que la Xunta avalará hasta 1.500 euros de anticipo a los trabajadores con un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) autorizado y que aún no cobraron las prestaciones del Gobierno central.

Después de que el Ejecutivo gallego lleve semanas pidiendo al Gobierno de España que agilice el pago de las prestaciones a los trabajadores a cuyas empresas ya se les aprobó su ERTE, Feijóo recordó que en la Comunidad hay más de 200.000 trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo. “Hay miles de familias que aún no cobraron y necesitan liquidez”, dijo, subrayando el acuerdo con las entidades financieras para que los trabajadores puedan solicitar un anticipo de sus prestaciones de forma inmediata, de manera que la Xunta avalará 1.500 euros por trabajador, con un tope mensual de 750 euros.

El presidente autonómico confirmó que la Administración autonómica tramitó 30.000 expedientes, el 90% del total, “y lo que vamos a intentar es cumplir taxativamente los plazos para informar y tramitar los ERTE y adicionalmente anticipar la nómina para facilitar la liquidez de las familias”, explicó.

Durante la rueda de prensa para dar cuenta de la actual situación con respecto al coronavirus, Feijóo aseveró que el número de contagios, de pacientes en UCI y de personas hospitalizadas siguen constatando que estamos en una fase descendente. Y avanzó que en la planificación de este nuevo escenario va a ser fundamental, como ya expuso el comité clínico, la prevención.

“La vuelta a la nueva normalidad sí, pero la relajación social no. Si hay una relajación social no podremos volver a la situación económica y social de la nueva normalidad”, sentenció, incidiendo en la importancia de que la ciudadanía aplique las máximas medidas de protección basadas en la distancia social -entre 1,5 y 2 metros-, en la higiene constante de manos y en el uso de las mascarillas en determinados contextos y lugares. Sobre este último punto, reiteró que las comunidades siguen a la espera de un protocolo del Gobierno sobre su uso.

Tres grandes líneas de trabajo para afrontar la desescalada

En este nuevo escenario, el presidente destacó el papel del comité clínico, que se refuerza con representantes de otras áreas fundamentales para la desescalada, como pediatría, atención primaria, geriatría y epidemiología; y cuyo labor se centrará en tres grandes líneas de trabajo.

En primer lugar, Feijóo se refirió a la elaboración de un plan de respuesta a posibles rebrotes del Covid-19; “ante posibles rebrotes puntuales, localizados en determinadas zonas, y ante un posible rebrote más generalizado en otoño o invierno”, precisó, destacando como segundo punto la recuperación de la actividad asistencial común, que se vio afectada por la incidencia del coronavirus. Para conseguir esta meta, trasladó las tres medidas propuestas por los expertos, basadas en incrementar las consultas telefónicas, aumentar la teleasistencia y ampliar los horarios de atención, para evitar aglomeraciones en las salas de espera, a consecuencia de la distancia social obligatoria.

En lo que respecta a la tercera línea: cómo gestionar la vuelta a la normalidad social y económica, Feijóo incidió en la importancia de contar con un calendario orientativo por parte del Gobierno central, garantizando una vuelta segura, gradual y dinámica, “porque si no hay garantías sanitarias, no habrá nueva normalidad”, añadió.

Al respecto, destacó que una vez realizado el estudio epidemiológico de la Comunidad, cuya primera fase comenzará este jueves día 23, se presentará la propuesta sanitaria de la desescalada económica y social que Galicia considera oportuna, “porque si algo tenemos claro es que los requisitos sanitarios son los que deben orientar todo el procedimiento”, dijo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *