La Xunta apuesta por una gestión de la crisis sanitaria basada en la colaboración institucional y en el apoyo a los más vulnerables

Se repartió material de protección a los 313 ayuntamientos, además de a los centros sanitarios y sociales

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, compareció en la Diputación Permanente del Parlamento gallego para dar cuenta de los acuerdos conseguidos en el seno del Centro de Coordinación Operativa (Cecop).

La Xunta de Galicia está apostando por una gestión de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus basada en la colaboración institucional y en el apoyo a los colectivos más vulnerables. Así lo destacó el 3 de abril el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, durante su comparecencia en la Diputación Permanente del Parlamento para dar cuenta de los acuerdos alcanzados hasta el momento en el seno del Centro de Coordinación Operativa (Cecop), así como de la cooperación con el resto de administraciones.

El Cecop está formado por representantes de la Xunta, de la Delegación de Gobierno y de la Fegamp, además de los distintos cuerpos de seguridad y emergencias operantes en Galicia. Se constituyó como un foro de toma de decisiones, que permite anticipar medidas e irse adaptando a la normativa estatal. Gracias al trabajo dentro del Cecop, las medidas que se toman parten de la coordinación de todas las administraciones competentes, con lo que se gana en eficiencia y evitan duplicidades.

Hasta el momento, el Cecop se reunió en cuatro ocasiones. Los encuentros sirvieron para tomar decisiones en todos los ámbitos: sanitario, social, local o de la función pública, entre otros. Entre algunas acciones acordadas, destacan la habilitación de los servicios de extinción de incendios para la desinfección de lugares públicos; la puesta en marcha del Comité de fabricación de emergencia sanitaria; la reserva de establecimientos hosteleros para trabajadores de los sectores estratégicos o personas vulnerables; el blindaje de los servicios sociales para personas sin hogar; la flexibilidad en el pago del alquiler de las viviendas de promoción pública; la libertad de horarios para los establecimientos de primera necesidad; o el protocolo destinado al personal empleado público, que intensificó el teletrabajo.

En cualquier caso, la colaboración institucional trasciende más allá del seno del Cecop. La acción de la Administración autonómica está en todo momento coordinada con el Gobierno del Estado; con los distintos agentes que trabajan en la emergencia; y, por supuesto, con los ayuntamientos. De hecho, en los últimos días se realizaron 189 videoconferencias para trabajar con todos ellos, de las que 69 fueron con el Gobierno del Estado.

A mayores, para coordinarse con los ayuntamientos y hacer un seguimiento de sus necesidades, se crearon dentro del Cecop los Puestos de Mando Avanzando provinciales en las delegaciones territoriales.

En este ámbito, cabe recordar también que la activación en Galicia del Platerga supuso la movilización de unos 4.000 efectivos que trabajan precisamente en el ámbito local: los miembros de las agrupaciones de Protección Civil (llevan realizados 15.700 operativos), de los Grupos de Emergencia Supramunicipal (más de 1.900 acciones), y los bomberos. Todos ellos están llevando a cabo una labor fundamental en tareas como el reparto de alimentos, visita a las personas que viven solas o tareas de desinfección.

Reparto de material a los 313 ayuntamientos

Estos efectivos, junto con otro personal de los ayuntamientos que realizan tareas fundamentales como los policías locales o el servicio de ayudas en el hogar, precisan de material de protección. Para dotarlos del material necesario, la Xunta puso en marcha el pasado 19 de marzo un operativo de reparto, en colaboración con la Fegamp, con la que también se pactaron los criterios de distribución. El reparto se inició en las delegaciones y, posteriormente, se comenzó a hacer a través de una plataforma logística. A día de hoy, el material ya llegó a los 313 ayuntamientos gallegos. En concreto, se aportaron más de 488.000 guantes, unas 232.000 máscaras, más de 2.700 botes de gel hidroalcohólico, un 12.200 trajes antisalpicaduras, 16.000 batas, 121 garrafas de desinfectante, y más de 2.100 unidades de lejía.

Cabe destacar el esfuerzo de dotar de material a los ayuntamientos gallegos, teniendo en cuenta la falta de suministro por parte del Estado, la dificultad para acceder al material y que la prioridad es dotar de equipos de protección a los centros sanitarios y sociales. De hecho, a través de la misma plataforma logística empleada para el reparto de los ayuntamientos, se procederá al envío de una importante dotación de material sanitario a los servicios sociales residenciales de la Comunidad Autónoma.

Además del material, la Xunta también habilitó otras medidas para facilitar el trabajo de los ayuntamientos, como la agilización de contratación de auxiliares de Policía Local que gestiona la Academia Galega de Seguridade Pública y que, durante esta emergencia, se abrió también a los ayuntamientos que no tenían convenio para hacer uso de la misma. Gracias a esta iniciativa, se cubrieron 84 plazas de 34 ayuntamientos hasta el momento.

En su intervención, el vicepresidente adelantó también que se pondrá en funcionamiento un servicio de atención psicológica destinado a la población en general, que se prestará a través del teléfono 112 las 24 horas del día mientras dure el Estado de Alarma. Se hará en colaboración con el Colegio Oficial de Psicología de Galicia y estará atendido por los profesionales del Grupo de Intervención Psicológica en Catástrofes y Emergencias (Gipce).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *