La Xunta aprueba un plan de reactivación y dinamización de Galicia con 3.043 millones de euros

Feijóo destaca que beneficiará a los sectores más afectados por la pandemia y fortalecerá la sanidad, los servicios sociales y el sistema educativo / Avanza que en la Comunidad habrá vacaciones fiscales hasta el 1 de noviembre

Núñez Feijóo atiende las explicaciones del conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, en la rueda de prensa posterior al Consello da Xunta.
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, explica las medidas aprobadas en la reunión del Ejecutivo autonómico.

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó el pasado 5 de junio la aprobación en el Consello da Xunta del Plan de Reactivación y Dinamización de Galicia que, dotado con 3.043 millones de euros, tiene como objetivo trabajar para paliar los efectos económicos en los sectores de la economía, de la industria y de los servicios más castigados por la crisis, y fortalecer los servicios públicos con más sanidad que nunca, unos servicios sociales con más prestaciones que nunca; y también el sistema educativo, “que va a tener que hacer un enorme esfuerzo para recuperar el curso lectivo que empieza en septiembre”, aseguró.

Después de recordar que este plan da respuesta a las propuestas realizadas por el Comité de Expertos Económicos de Galicia, un comité independiente que trabajó de forma desinteresada en estos últimos meses y que desarrolló una importante labor de asesoramiento al Gobierno gallego, Feijóo aseveró que la Comunidad gallega se anticipó en la toma de decisiones.

En este sentido, recordó que la Xunta puso 250 millones de euros a disposición de pymes y autónomos, que es la única comunidad que no cobra interés en los préstamos que avala al 100% con cuatro años y un año de carencia, que fue la primera comunidad que puso a disposición de los trabajadores que no cobraban el ERTE dos anticipos de nómina de 750 euros cada mes, que fue la primera en inyectar con una línea de tesorería 1.800 millones de euros a la Hacienda Pública Autonómica para que siguiese pagando las facturas durante la crisis de la Covid-19 en 15 días de media, y la primera además en reactivar los contratos de obra pública, los de servicios y suministros, las transferencias corrientes y las subvenciones en el ámbito del presupuesto autonómico.

“También fuimos una de las primeras comunidades autónomas que adoptamos la decisión del aplazamiento de impuestos, y quiero decirles que una de las decisiones que adoptamos hoy es volver a aplazar los impuestos: en Galicia habrá vacaciones fiscales hasta el 1 de noviembre de este año 2020”, avanzó, explicando que esto supondrá beneficiar a más de 32.000 familias y dejar de ingresar 35 millones de euros cada mes a través del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y los tributos del juego.

A lo largo de su intervención, Feijóo expuso que de esos 3.043 millones de euros, 1.741 millones se corresponden con recursos públicos que aportará directamente la Xunta, lo que permitirá movilizar otros 1.302 millones de euros de recursos privados, sobre todo en la parte de dinamización económica y empleo. En este sentido, hizo hincapié en que “Galicia no puede esperar de ninguna manera al mes de agosto o al mes de septiembre, Galicia tampoco puede esperar al dinero que teóricamente va a venir del Gobierno central en esos 16.000 millones de euros que están comprometidos con las comunidades autónomas, pero aun no distribuidos”, incidiendo en que “lo que hacemos es marcar ya nuestras prioridades, nuestras tendencias y nuestras políticas”.

En lo tocante a la distribución de los 1.741 millones de recursos públicos, el responsable del Gobierno gallego explicó que el área de sanidad concentrará 450 millones; el área social, 105 millones; el empleo, 197 millones; el ámbito de la dinamización económica del conjunto de los sectores de la economía de Galicia contará con 334 millones; la enseñanza pública dispondrá de 72 millones; el turismo y la cultura, 58 millones; el medio rural dispondrá de 161 millones; el sector del mar, 77 millones; el medio ambiente y la vivienda, 104 millones; y para infraestructuras y movilidad se destinarán 183 millones.

“Hablamos de una dotación de más de 3.000 millones para que Galicia inicie lo antes posible la fase de recuperación económica, y que esta tenga el menor impacto en los trabajadores, en las familias y en las empresas”, reiteró.

Además, para finalizar su intervención, el presidente de la Xunta avanzó que Galicia, dentro de la estrategia de la Unión Europea, presentará varios proyectos tractores en el ámbito de la tecnología, de la economía circular y verde y de la biodiversidad, que supondrán una gran inversión, con grandes incentivos públicos y una importante creación de puestos de trabajo para recuperar el PIB y el mercado laboral.

Por su parte, el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, destacó que este plan “articula un armazón financiero para hacer viables los proyectos prioritarios a consecuencia de la pandemia”, lo que permitirá a la Xunta de Galicia actuar “tanto en el corto plazo, como en medio plazo y en el largo plazo”.

En este sentido, informó de que Galicia afronta esta situación con un presupuesto en vigor, con el déficit público controlado y con una ratio de endeudamiento inferior a la media autonómica, y resaltó que Galicia cerró el primer trimestre de este año siendo la comunidad autónoma con el menor período medio de pago a los proveedores, tal como indican los datos oficiales del Ministerio de Hacienda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *