La Xunta apoyará la incorporación de 250 personas asociadas en 120 cooperativas con ayudas desde 6.000 euros a través del programa Aprol Economía Social que incluye a emigrantes retornados

La conselleira de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, destacó en el Parlamento gallego que esta iniciativa, que forma parte de la Estratexia Galicia Retorna, cuenta con un presupuesto de 3,3 millones, un 8,15% más que en 2020

Esta es una de las cerca de sesenta medidas de la Estratexia Galicia Retorna de la Xunta.

La conselleira de Emprego e Igualdade, María Jesús Lorenzana, puso en valor en el Parlamento de Galicia el programa de ayudas Aprol Economía Social, que forma parte de la Estratexia Galicia Retorna de la Xunta, con el que el Gobierno gallego prevé este año apoyar la incorporación de 250 socios en 120 cooperativas a través de un presupuesto que se refuerza en esta edición y aumenta en un 8,15% con respecto a 2020, hasta llegar a los 3,3 millones de euros.

Lorenzana destacó la importancia que tiene la economía social en Galicia, que representa -dijo- “un sello de identidad y una pieza clave en el tejido económico gallego” con un peso del 7% en el PIB y con especial presencia en el rural. “Tiene sin duda un papel decisivo en la reactivación de nuestro tejido productivo”, indicó.

Aprol Economía Social, que se puede solicitar hasta el próximo 30 de septiembre, cuenta con dos líneas de ayuda para fomentar la creación de empleo en cooperativas y sociedades laborales. Por un lado, dispone de apoyos orientados a facilitar la incorporación como socios trabajadores a personas sin empleo, con carácter temporal o a prueba y, como novedad, este año, se da la posibilidad de apoyos a aquellas cooperativas o sociedades laborales que proceden de la reconversión o transformación de empresas mercantiles cuando incorporen como socios a personas que tenían una relación laboral estable en la empresa de origen. Esta línea de ayudas, destinada por lo tanto a las empresas, tiene un presupuesto de 1,82 millones de euros.

Por otro lado, la segunda línea de ayudas, dotada con 1,5 millones de euros, abarca financiación dirigida a personas desempleadas para promover su incorporación a empresas de economía social, facilitando la aportación al capital social que resulta necesaria para su incorporación a la cooperativa. Pueden también ser beneficiarias del programa las personas asalariadas, socias a prueba o a tiempo parcial con el objetivo de conseguir la consolidación de sus empleos y la plena integración en la cooperativa o sociedad laboral. Esta parte del programa también incluye una novedad: el acceso a aquellas personas emprendedoras que, iniciando una actividad económica por cuenta propia, se incorporen a una cooperativa en régimen de exclusividad.

“Aprol Economía Social, por lo tanto, cubre dos perspectivas: ayudas para la entidad que incorpora a nuevos socios y apoyos para la persona que accede, por lo que se consigue un impulso integral”, apuntó Lorenzana.

Apoyos a quien más lo precisa

Ambas líneas de ayudas contemplan apoyos que parten de una cuantía base general de 6.000 euros (será de 3.000 euros en caso de que la ayuda sea para socios a tiempo parcial que pasen a tiempo completo) con incrementos acumulables del 25% para favorecer el empleo a colectivos con mayores dificultades para acceder al mercado laboral, como son personas emigrantes retornadas, las mujeres, mayores de 45 años, personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social, o personas trans, así como aquellos casos en los que el centro de trabajo al que se incorpore la persona social esté situado en un ayuntamiento rural. “Promovemos no sólo la contratación de carácter indefinido, sino que también apostamos con mayor intensidad por quien precisa de un mayor apoyo”, añadió la conselleira.

Esta iniciativa, además, contempla un tratamiento singular para los jóvenes menores de 30 años (35 años si se trata de personas con discapacidad), promoviendo la creación y consolidación de cooperativas juveniles. Incluye incrementos significativos a las cuantías generales y prevé incentivos específicos para la incorporación como personas socias trabajadoras o de trabajo a prueba para menores de 30 años.

En palabras de Lorenzana, Aprol Economía Social es una herramienta “de impulso y refuerzo de nuestra economía social” que permitió en cuatro años que alrededor de 2.000 personas se hayan incorporado a un millar de cooperativas. Solo en 2020, este programa permitió dar apoyo a 109 cooperativas y 236 nuevos socios.

La conselleira, por último, hizo referencia a otros programas que promueve la Xunta para impulsar la economía social como son dos nuevas medidas que se pondrán en marcha este año: Es-Transforma que, con un millón de euros, estará centrado en ayudar a empresas que por motivos económicos o por falta de relevo generacional tienen perspectiva de cierre y quieran transformarse en empresas de economía social; y el Bono Consolidación que, con 2,87 millones de presupuesto, tendrá como fin aportar a 300 empresas ayudas para la cobertura de gastos y para la realización de pequeñas inversiones para la consolidación de su negocio, en especial, para adaptarse al nuevo contexto económico y la era digital.

En definitiva, la conselleira ratificó el apoyo de la Xunta a la economía social y señaló que el presupuesto previsto para la Estratexia gallega de economía social (2019-2021) se superó alcanzando los 80 millones de euros frente a los 73 millones inicialmente previstos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *