La superficie afectada por la erupción del volcán de Cumbre Viaje en La Palma ronda las 600 hectáreas

La colada de lava llegó al mar y forma un delta que supera las 40 hectáreas sin mayores consecuencias

Una vista nocturna del volcán en un momento álgido de la erupción.
Vista aérea de la colada de lava que llegó al mar formando un delta que supera las 40 hectáreas.
El volcán de Cumbre Vieja en plena erupción.

El volcán de Cumbre Vieja (en el municipio de El Paso) de la isla de La Palma sigue en erupción, desde que comenzara a expulsar magma el pasado 19 de septiembre y no se sabe hasta cuándo puede serguir activo. Por el momento, la lava ya ha afectado a cerca de 600 hectáreas, a 1.281 edificaciones(1.186 destruidas y 95 en riesgo) y a 132 hectáreas superficie de cultivos; de ellas, 70 son plataneras, 33 viñas y casi 8 de aguacates. De hecho, ha provocado más destrucción que la erupción del volcán de San Juan, en la misma isla, en 1949 en la mitad de tiempo.

La principal novedad de las últimas dos semanas es que la colada principal llegó al mar el pasado 29 de septiembre, formando un delta o fajana que supera las 40 hectáreas y que amenaza con hundirse y producir gases, explosiones y fuertes olas. Además, se han producido nuevas fisuras en el volcán, llegando incluso a derrumbarse la parte norte del cono, por lo que el magma brota a raudales, hasta con bloques del tamaño de un piso de tres plantas, y han surgido nuevas lenguas de lava.

Así, cuando se cumplía la tercera semana de erupción del volcán de Cumbre Vieja, los servicios de emergencia estaban muy pendientes de la nueva colada que discurre al norte de la principal, porque puede destruir zonas que habían quedado a salvo en los primeros días. También preocupaba el viento, puesto que los cambios de dirección pueden afectar a la calidad del aire, con la gran cantidad de ceniza en suspensión que se ha generado en toda la isla. La Red Sísmica Canaria ha detectado en La Palma casi 35.000 terremotos desde el 10 de septiembre, superando incluso los cuatro grados de magnitud, aunque se mantienen a altas profundidades -entre los 10 y los 38 kilómetros- en torno a los municipios de Mazo y Fuencaliente.

El Ejército analiza el delta (al fondo) que se ha formado al llegar la lava al mar.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, tras una nueva reunión telemática de la Comisión Mixta sobre esta catástrofe -que contó con la presencia del presidente de España, Pedro Sánchez, diversos ministros y el titular del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, entre otros-, explicó que en breve quedarán fijados los criterios para la adjudicación de las viviendas provisionales a los afectados por las coladas, tras el trabajo iniciado en la Oficina Única de atención al damnificado, que asistió ya a más de 200 personas, para detectar a las familias con mayor vulnerabilidad.

Distintas medidas de ayuda

Durante la Comisión Mixta, Pedro Sánchez desgranó las partidas económicas aprobadas en los últimos Consejos de Ministros, que ascienden a un total de 224 millones de euros y que financiarán planes de empleo, compra de viviendas y enseres, ayudas al sector primario, a los parques nacionales y a la biodiversidad, entre otras actuaciones. Y añadió que en breve llegará un barco cisterna para ayudar en las tareas de regadío de las zonas aisladas por las coladas.

Torres destacó que “el volcán sigue muy activo” y que “los científicos no se atreven a decir cuándo puede acabar, aunque ojalá sea pronto y, como hasta ahora, sin ningún daño personal, si bien los hay cuantiosos en lo material”. El presidente canario recordó que, precisamente para acelerar la adjudicación de ayudas y la atención psicosocial a los damnificados, su Ejecutivo ha contratado a 14 trabajadores sociales y a un coordinador, así como a 15 psicólogos. Además, se refirió a los 4 millones invertidos en la compra de dos desaladoras para regar dichas áreas de cultivo, “haciendo lo imposible para que entren en funcionamiento cuanto antes”.

El Gobierno central, aseguró, está trabajando en un Plan especial de reconstrucción de La Palma que recoge, como primer acuerdo, la declaración de la isla como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil (la antigua zona catastrófica), lo que permitirá a todos los ministerios activar distintas ayudas para atender la emergencia.

Torres también aludió a los 6 millones autonómicos para afrontar los casos de vulnerabilidad con tarjetas monedero y a otras fórmulas, como los 7 millones aportados para sectores como el primario, aparte de que el Gobierno de Canarias asume los gastos de los más de 200 damnificados ubicados en un hotel. Finalmente, recordó que hay un plan de empleo con 63 millones, de ellos 22 para empresas afectadas, especialmente de los subsectores agrícola y ganadero.

La actividad lectiva sigue suspendida en los centros educativos de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte, afectando a una veintena de centros de enseñanza no universitaria que suman 4.606 alumnos y 583 docentes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *