Las subastas del hospital y las policlínicas de Casa de Galicia de Montevideo se realizarán el 8 y el 20 de junio respectivamente

Gran inquietud entre los pacientes de diálisis ante el inminente cierre al no saber dónde serán atendidos / Los beneficiarios de asistencia sanitaria a través del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España trasladados a la Asociación Española reciben menos prestaciones

Sala de diálisis de Casa de Galicia de Montevideo.

Mientras que este fin de mes fallecía el médico Enrique Besada, propulsor del centro cardiológico de Casa de Galicia, el juez determinó que el hospital y las policlínicas barriales de la mutua gallega se subastarán los días 8 y 20 de este mes de junio, respectivamente. Por otra parte, los pacientes que reciben diálisis allí están sufriendo una incertidumbre ya que nadie les informa a donde irán después del remate.

La junta directiva de A Casa de Galicia Centro Histórico Cultural emitió un comunicado donde expresa su “profundo pesar por el fallecimiento del Dr. Enrique Besada”. Se trata de un médico cardiólogo de gran prestigio y que fuera subdirector del Centro Cardiovascular de Casa de Galicia durante más de 25 años.

Participó junto al doctor Luis Filgueiras del primer trasplante de corazón realizado en Uruguay, precisamente en la mutua gallega. Un lustro atrás, cuando Casa de Galicia festejó su centenario, la directiva dirigida por Manuel Ramos, le homenajeó dándole su nombre al departamento de cardiología.

Remate tiene fecha

En cuanto al remate de Casa de Galicia será este mes, en dos oportunidades, el 8 de junio el hospital de Sayago y el 20 de junio las policlínicas barriales.

El juez Leonardo Méndez, que decretara el cierre de Casa de Galicia el 23 de diciembre del año pasado, luego que el expresidente Alberto Iglesias pidiera el concurso de la mutua, entendió que “lo informado por el Ministerio de Salud Pública, en relación con las consecuencias del fracaso del proceso licitatorio y, en su mérito, a la imposibilidad de realizar la venta en bloque”, resolvió modificar el remate que se realizaría.

Ahora se subastará de manera restringida a los prestadores de salud locales, el hospital de Casa de Galicia, pero en esta oportunidad también podrán acceder a los institutos de medicina altamente especializados (IMAE), el Centro de Hemodiálisis y el Instituto de Cardiología Intervencionista (INCI) del Centro Cardiovascular.

De esta forma la justicia ha notificado a los actuales prestadores de estos servicios, los únicos que están funcionando en el hospital de Sayago, que, a partir del 8 de junio, una vez culminado el remate cesarán en su actividad.

También se decretó para el 20 de junio el remate de las policlínicas que eran propiedad de la mutua gallega, el cual se llevará a cabo también como el del hospital, en la casa de remates Bavastro de la Ciudad Vieja de Montevideo.

Pacientes de diálisis angustiados

Esta nueva decisión ha vuelto a alterar las promesas del Gobierno uruguayo para con los socios de Casa de Galicia. Es que hasta ahora se mantenía la decisión de que estos centros de medicina especializada continuarían funcionando en el hospital de Casa de Galicia como hasta ahora.

Sin embargo, el fallo primario del juez Méndez establecía que estos institutos continuarían funcionando, por lo que el estado, a través de ASSE, los administraba con el pago del Fondo Nacional de Recursos, tal y como lo hace en todos los IMAE.

Lo insólito es que, por una decisión entre el juez concursal y el síndico, el pago de las diálisis que se realizan en Casa de Galicia, no lo está recibiendo ASSE que es quien mantiene los gastos de estos, sino un acreedor de la mutua gallega, lo que violaría la ley concursal ya que aún no se hizo la reunión de acreedores para definir como y cuánto se paga a quien justifique poseer deuda de la mutua.

En este centro de hemodiálisis se atienden a noventa pacientes crónicos, que por su vulnerabilidad están sometidos a una angustia e inseguridad ya que tienen un vínculo y una dependencia con el centro total durante las tres o cuatro jornadas que concurren semanalmente al mismo.

Laura, una paciente de Casa de Galicia, explicó que “es espantoso para nosotros esta situación. Yo estoy en ese centro de diálisis desde 1996, martes jueves y sábado, cuatro horas. Eso te crea un vínculo, una dependencia muy importante. Yo digo siempre que llegó al centro de diálisis que no sé si regreso a casa, porque en esos momentos soy un paciente de alto riesgo”.

Confesó que “llegar a un lugar que conoces, que estás con tus compañeros (otros pacientes) y con el personal que me llevó años para que me conozcan en todo aspecto, emocional y físico, porque todos usamos las máquinas iguales pero los tratamientos son diferentes”, subrayando que “experiencias vividas en el correr de los años hacen que el personal sepa cómo tratarte en cada situación”.

Aseguró que “para nosotros eso es importantísimo porque es un sostén psicológico fundamental, e ir a otro centro de diálisis para empezar de nuevo desde cero, nos puede llevar años en tener esta seguridad emocional y física”.

Los pacientes plantearon el pasado 1 de junio públicamente su disconformidad con el cierre del centro de diálisis de la mutua gallega. Una resolución que no se entiende por parte del Gobierno uruguayo, dado que “tendrían que continuar unos días más porque si el 8 se remata, el comprador seguramente va a mantener el centro de diálisis porque es nuevo, tiene dos años y se invirtió mucho dinero en él”, explicaba Laura.

Algunos de estos pacientes son emigrantes españoles y varios han sido trasladados a la Asociación Española.

Pero la situación es crítica, comenta Laura: “No entiendo por qué ese capricho de tener vació el centro de diálisis el 8 de junio cuando se realice el remate, si el remate ni siquiera se va a hacer en Casa de Galicia y están trasladando a otros lugares a noventa pacientes, sin saber si vamos a tener que ir cerca o lejos de nuestros hogares, si tendremos traslados, qué días y horarios nos van a dializar. Estamos en una total incertidumbre que ha llevado a muchos pacientes mayores a negarse a dializarse en otro lugar y nosotros si no nos dializamos morimos”.

Lo cierto es que, a esa incertidumbre de los pacientes, también se le suma la presidenta del sindicato médico, la doctora Zaida Arteta, quién aclaró que los IMAE de Casa de Galicia no estarán incluidos en el remate, pero los profesionales médicos que solían trabajar allí tienen la “esperanza” de que el comprador “haga la solicitud para que se mantengan”, aunque no necesariamente deben hacerlo.

De todo el edificio de Casa de Galicia ubicado en la avenida Millán, hoy lo único que está funcionando son los IMAE de nefrología y cardiología que dispone el centro.

El decreto del Ministerio de Salud Pública no indica que los pacientes deban abandonar inmediatamente estos servicios ni terminar con sus tratamientos, si no que los usuarios deberán ser “derivados en forma ordenada a instituciones habilitadas” que ofrezcan los mismos servicios, lo que hasta el momento no ha ocurrido y sí se sabe que el 8 de junio todo debe quedar desalojado.

Lo cierto es que hay noventa pacientes crónicos que están angustiados, estresados mental y físicamente, cansados ya de toda la situación que la justicia uruguaya y el gobierno han decidido para con los dueños de Casa de Galicia, sus socios.

Embajada y Consejería buscan soluciones

Por otra parte, los socios de la mutua gallega cuya asistencia sanitaria en este centro estaba sufragada por el Gobierno de España han sido trasladados a la Asociación Española, la que cuenta con el convenio vigente con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones español.

Sin embargo, las prestaciones gratuitas que brinda esta mutualista no contemplan todas las que recibían de Casa de Galicia.

Enterado de la situación el nuevo jefe de la consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Francisco Javier Manrique, ha solicitado a los ciudadanos españoles que presenten las facturas para solicitar el reintegro de esos gastos a través de un programa de la Consejería.

Por su parte, el Consejo de Residentes Españoles (CRE) le ha solicitado también al embajador Javier Gómez-Llera que vuelva a reunirse la Comisión de seguimiento médico que está conformada por los gerentes de las dos mutuas, ahora solamente por el de la Asociación Española, el propio embajador y un miembro del CRE.

Los consejeros están interesados en analizar si la mutua está cumpliendo con los convenios y prestando la debida atención médica a la que tienen derecho los ciudadanos españoles que son beneficiarios de prestaciones por razón de necesidad o de la prestación para ‘niños de la guerra’.

UN comentario en “Las subastas del hospital y las policlínicas de Casa de Galicia de Montevideo se realizarán el 8 y el 20 de junio respectivamente

  1. Hola, mi nombre es Claudia Sanchez, no soy ciudadana española, pero soy socia de Casa de Galicia hace 30 años!! Hasta el día de hoy y no sabemos hasta cuando, estoy en tratamiento de Hemodialisis de dicha mutualista, somos casi 90 pacientes, luchando por nuestras vidas!! No nos queremos ir!! No tenemos respuestas de nuestras autoridades, no se nos informa nada!! Vivimos con incertidumbre, estamos estresados mental y físicamente!! Necesitamos ayuda para que nuestro Centro de Hemodialisis no cierre!! Gracias, saludos!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *