La Sociedad Hijos del Ayuntamiento de Abadín de La Habana inició la celebración de su centenario

La presidenta de la entidad, Elvira Madera, exhortó a los socios a seguir unidos trabajando en favor de la sociedad

Algunos de los asistentes brindando por el centenario de la entidad.

Con la asistencia de directivos y de los 50 asociados más representativos de las familias más antiguas, entre las que se distingue Orelia Pérez Pérez, la Sociedad Gallega Hijos del Ayuntamiento de Abadín de La Habana, celebró en esta ocasión el centenario de su fundación y ofreció una cena de confraternidad el pasado sábado 27 de agosto en el distinguido Restaurant XL de la capital cubana.

La presidenta de la entidad, Elvira Madera Cortizo, felicitó al colectivo y los exhortó a que dentro de las posibilidades que puedan darse, la entidad se mantenga unida trabajando en bien de la sociedad y en función de la celebración del memorable centenario fundacional.

‘Hijos del Ayuntamiento de Abadín’ se fundó en la capital cubana el 6 de enero de 1922 por un entusiasta grupo de emigrados de esta comarca lucense, llegando a nuestros días con más de 150 socios, de ellos cincuenta son descendientes directos con nacionalidad española, estando otro grupo en trámites para asumirla. Han arribado al centenario fundacional con el firme empeño de incorporar jóvenes descendientes que garanticen el relevo generacional.

Elvira Madera, derecha, con una de las socias más veteranas.

Esta sociedad fue fundada en La Habana por los naturales del Concello de Abadín (Lugo) residentes en la capital cubana, durante una reunión preliminar que sostuvieron el 23 de octubre de 1921 en la casa de Bernardo Aguiar, residente en la calle Campanario, número 80. En dicha reunión quedo nombrada una comisión organizadora para crear la nueva entidad que sería constituida oficialmente el 6 de enero de 1922.

La finalidad de su constitución fue construir escuelas para su lugar de origen, atendiendo primero a las parroquias más necesitadas como Candia y Goás. En sus estatutos también contemplaron objetivos benéficos y recreativos como fomentar y estrechar amistad entre todos los asociados, así como prestar auxilios morales y materiales a aquellos socios que lo precisaban. En 1932 consiguen inaugurar en el Cementerio de Colón un Panteón Social, símbolo unitario de la Sociedad, donde se encuentran sepultados socios y familiares.

La Sociedad Gallega Hijos del Ayuntamiento de Abadín fundada en 1922, ha mantenido un trabajo ininterrumpido durante una centuria y se prepara para dar continuidad a su tradición.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *