La participación de los catalanes en América fue casi nula y en Europa rondó el 8% el 14-F

En Buenos Aires votaron 98 personas, el 0,6% de los 16.572 censados, en México 47, el 0,3% de los inscritos mientras que en Berlín lo hicieron el 24,2%

Josefina Tomé ante el Consulado de España en Ciudad de México.

El enrevesado sistema de voto rogado ha demostrado una vez más las enormes dificultades que implica para la ciudadanía española residente en el exterior querer hacer valer su derecho a poder elegir a sus autoridades, tal como quedó demostrado por los datos de participación en las elecciones autonómicas catalanas registrados en diferentes consulados de todo el mundo.

Finalmente, fueron un total de 16.729 catalanes en el exterior los que solicitaron el voto. En su mayoría residentes en Francia (3.080), Alemania (2964), Suiza (1.965), Reino Unido (1.894), Andorra (1.524) y Estados Unidos (935).

Y fueron estos países los que tuvieron una mayor participación, según se desprende de los datos registrados en los principales consulados españoles.

El caso más llamativo fue el de la demarcación consular de Berlín. De los 1.741 catalanes allí censados votaron nada menos que 422, lo que supone el 24,2% de los inscritos y el 78,2% de los 539 que lo habían solicitado.

En París hubo 1.017 solicitudes de voto y finalmente ejercieron su derecho un total de 811 personas, de las cuales 736 enviaron la papeleta por correo certificado al consulado y 75 acudieron a la oficina española a depositarlo. Esto supone una participación del 80% de quienes lo solicitaron y del 7,8% de los 10.409 censados en esta demarcación consular.

También en Francia, en el Consulado de Perpiñán se recibieron 472 votos emitidos por 547 de los 5.615 catalanes que hay censados allí, lo que significa una participación del 8,4% de los electores y del 86,3% de quienes realizaron la solicitud.

En la demarcación de Lyon hay censados 3.674 electores catalanes de los cuales solo 311 pidieron el voto en estos comicios autonómicos, el 8,4% de los inscritos. Finalmente fueron 248 quienes ejercieron su derecho, es decir, el 6,7% de los electores y el 80% de quienes solicitaron el voto.

Saca con los votos enviada a España desde El Salvador.

Otro ejemplo similar es el Consulado de Burdeos donde hay censados 1.411 catalanes de los cuales solo 148 solicitaron el voto y finalmente fueron 122 los que lo ejercieron, el 82,4% de quienes lo pidieron y el 8,6% de los inscritos en el CERA.

Francia fue el país del que se recibieron más solicitudes de voto, un total de 3.080. Le siguió Alemania, donde 2.964 catalanes solicitaron el voto.

En el país germano la participación registrada fue similar a la de Francia. Así, en el Consulado de Hamburgo, por ejemplo, solicitaron el voto un total de 347 personas y finalmente ejercieron su derecho 294, casi el 85%. Asimismo, en Düsseldorf fueron 459 los catalanes que pidieron el voto y finalmente participaron en estos comicios 395, el 86%. También en Frankfurt lo pidieron 475 y votaron 391.

En el Consulado en Londres recibieron un total de 839 votos en el plazo ordinario de las 1.691 solicitudes. Y en Zúrich fueron 608 los votos que llegaron al Consulado de un total de 763 solicitudes.

Podría adelantarse que la participación en Europa rondaría el 8% de los censados y más de un 80% de quienes rogaron el voto.

Pero la situación en América fue bien distinta.

Argentina es el segundo país del mundo con más electores catalanes llamados a votar en estos comicios, 27.560, solo detrás de Francia, con 34.010. Al ya engorroso trámite que supone tener que rogar el voto, este año se sumó un elemento que complicó aún más la situación: la pandemia del Covid-19 seguramente también influyó en el escaso número de votantes que se acercaron al Consulado de Buenos Aires ante el temor que significa contagiarse de coronavirus, en especial en Argentina, país que recién está comenzando el proceso de vacunación, pero al cual aún no puede acceder la población en general, según informa Leo Vellés.

Según los datos facilitados por el Consulado, entre el 10 y el 14 de febrero se recibieron un total de 98 votos de los cuales 56 se enviaron por correo y 42 se depositaron en la urna. Esto supone una participación del 0,6% de los 16.572 electores censados en esta demarcación consular y de un 63,6% respecto a las 154 solicitudes de voto realizadas.

Cifras ridículas

Por otro lado, las jornadas electorales transcurrieron con normalidad en el Consulado General de España en Córdoba, informa Mónica L. Jodar. De los 3.457 catalanes inscritos en el padrón de esta demarcación consular, 14 rogaron el voto. Cabe destacar que de éstos solo una persona votó, y lo hizo en urna, pese a que el Consulado abrió sus puertas del 10 al 14 de febrero. Esto supone una participación del 0,02% de los censados y del 7% de quienes rogaron el voto.

Por otro lado, en el Consulado de Rosario recibieron los votos de 10 personas, 5 lo enviaron por correo y 5 lo depositaron en la urna instalada para ello.

En el Consulado de Mendoza solo se recibió un voto en urna mientras que en el Consulado de Bahía Blanca no se recibió ningún sufragio.

Desde el miércoles 10 de febrero a las 8.30 horas comenzó a funcionar la mesa de recepción de votos para las elecciones catalanas en el Consulado Español de Montevideo, donde dos funcionarios aguardaron la presencia de alguno de los 9 residentes catalanes que rogaron el voto, de un total de 3.487 registrados en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) por Uruguay con derecho a voto.

La urna estuvo abierta del 10 al 14 de febrero y finalmente fueron 8 los electores que ejercieron su derecho de los 9 que lo habían rogado. Esto es una participación del 0,22%, informa Manuel L. Faraldo.

En México

De los 15.560 electores al Parlamento de Cataluña residentes en México, 12.906 se ubican en la Ciudad de México, informa Begoña Ayuso. De ellos, menos del uno por ciento (0,83%), es decir, 108 solicitaron el voto para estas elecciones. Y de estos, sólo 47 acudieron a votar en el Consulado. Mientras, por correo, ninguno se animó. Así, la participación fue del 0,3% de los censados y del 43,5% sobre las solicitudes ya que en el Consulado General de España en Guadalajara no se recibió ni un sólo voto y en el de Monterrey, al norte del país, tampoco hubo mejor suerte.

“Yo sí pude venir a votar, porque la documentación me llegó a tiempo –comentó Josefina Tomé, electora por Barcelona y vicepresidenta del Ateneo Español de México– pero sé de muchas personas que se quedaron esperando sus papeletas. Creo que sería muy bueno que todos los partidos se pusieran de acuerdo de una vez para eliminar esta ley del voto rogado, que nos obstaculiza, y en muchos casos impide, ejercer nuestro derecho desde el exterior”.

Así, tras cinco días de jornada electoral, el total de votos recibidos en este Consulado de la capital mexicana fue de 47 votos, 25 en período ordinario (del 10 al 12 de febrero) y 22 en el extraordinario (el fin de semana del 13 y 14 de febrero). Quedando repartidos de la siguiente manera: 36 por Barcelona, 7 Girona, 1 Lleida y 3 Tarragona.

Urna vacía en el Consulado de España en Caracas.

La documentación para votar no llegó a Venezuela

Los españoles residentes en Venezuela, quedaron nuevamente fuera de la participación electoral, en esta oportunidad, durante la celebración de las elecciones al parlamento de la comunidad autónoma de Cataluña, informa Noemí Cendón.

Si bien el Consulado General de España en Caracas habilitó la sede para recibir a los electores, ya se sabía de antemano que no había sido posible hacer llegar al país caribeño las papeletas de votación.

Portavoces oficiales de la representación española afirmaron que estuvieron en contacto permanente con Ipostel, que es el instituto de correos de Venezuela, y con Correos España para tener conocimiento de la logística que se implementaría para hacer llegar la documentación para votar hasta Caracas, habida cuenta de la inexistencia de vuelos regulares entre Caracas y Madrid.

Según las fuentes, fueron evaluadas diversas opciones, incluidas las vías de Panamá y Colombia, pero todas resultaron “infructuosas”. Por lo tanto, ninguno de los 6 catalanes que solicitaron el voto en este país ha podido ejercer su derecho.

Desde que se impusieron las restricciones por la pandemia mundial, en Venezuela se cercenó por completo el derecho a elegir de los españoles residentes en este país, un derecho que ya estaba en grave deterioro por los importantes obstáculos que se le han impuesto y que en Venezuela se magnifican por la situación de precariedad en los servicios públicos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *