La Mar, exclusividad atlántica para brindar en el Día de la Madre

Es una propuesta de Bodegas Terras Gauda

Estuche de La Mar.

Bodegas Terras Gauda brinda en el Día de la Madre con La Mar 2015, su vino más singular, elaborado casi en su totalidad con Caíño Blanco, variedad autóctona que la Bodega ha recuperado y mimado hasta atesorar el 90% de la escasa producción de esta uva exclusiva.

Los aromas frescos, limpios y rotundos, intensos, de fruta tropical madura, caracterizan la añada de 2015, que revela nuevamente la virtud esencial del Caíño: su facilidad para extraer al máximo las características del terroir y trasladarnos, saboreando una copa, a O Rosal y al Atlántico.

Resulta sorprendente en boca, que se llena de sensaciones placenteras gracias a un vino untuoso, carnoso, de gran estructura y cuerpo, que al mismo tiempo resulta tierno, vivo y envolvente. Su excelente acidez le aporta frescura y longitud. La Mar 2015 es el vino ideal para celebrar el día que dedicamos a las madres y brindar por ellas.

La Mar 2015 ofrece, entre sus variedades, un 95% de Caíño Blanco y un 5% de Albariño y Loureiro.

La naturaleza atlántica del excepcional Caíño Blanco, prácticamente exclusivo del Valle de O Rosal, da nombre a La Mar para evocar la influencia física del océano en sus características y la simbólica, en la apertura al mundo de esta variedad singular.

“Recibe en La Mar la mezcla de Albariño y Loureiro para conseguir, sin perder su carácter, una definición de vino única”, asegura José María Fonseca, presidente del Grupo Terras Gauda.

Gracias a su buena acidez se ensambla a la perfección con pescados y mariscos, pero su poderoso cuerpo y volumen amplían el abanico de maridajes: puede combinarse con guisos o carnes al horno, además de platos especiados o ligeramente picantes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *