La Junta financiará con 200 millones el crecimiento de empresas que impulsen su competitividad, innovación o internacionalización

Con el objetivo de crear 4.000 puestos de trabajo y favoreciendo el retorno del talento al priorizar el empleo a los castellanos y leoneses retornados

Alfonso Fernández Mañueco con los asistentes al acto de firma del acuerdo.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, firmó el pasado 15 de enero el protocolo que permitirá la puesta en marcha del nuevo Plan de Crecimiento Innovador para Pymes y Midcaps (empresas de mediana capitalización) de Castilla y León, en el que participan el ICE, Sodical y Empresa Familiar de Castilla y León. Este Plan, que da continuidad al programa ya existente, y cuyo objetivo es la financiación de los planes de crecimiento innovadores de pymes y midcaps de la región, prevé alcanzar los 200 millones de euros a lo largo de la legislatura, lo que implicará la creación de 4.000 empleos.

A estos efectos, se cuenta con el apoyo financiero del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que recientemente ha aprobado una nueva aportación de 30 millones de euros a la Junta de Castilla y León para esta finalidad.

El nuevo plan incluye tres novedades vinculadas a la financiación de micropymes, al retorno del talento y a la innovación y el empleo.

Según destacó el presidente de la Junta, con los fondos de este Plan, que constituye uno de los ejes prioritarios de las políticas de impulso económico del Ejecutivo autonómico, -junto con una fiscalidad moderada o el abaratamiento del suelo industrial-, se pretende impulsar el incremento del tamaño de las empresas de la Comunidad en torno a los ejes de la competitividad, la innovación y la internacionalización.

Crear empleo

El objetivo último es favorecer la creación de empleo, la diversificación, la reindustrialización y el reequilibrio territorial, con especial atención a las áreas rurales. De hecho, dos de cada tres de los proyectos impulsados hasta ahora se están desarrollando en núcleos rurales de población. Y en sectores tan diversos como la agroalimentación, el marketing, la obra civil, el sector metalúrgico, las tecnologías de la innovación, el sector químico, la telefonía, los servicios hospitalarios, o la depuración y tratamiento de aguas, entre otros.

Son proyectos que tienen, además, un gran arraigo, de difícil deslocalización, porque a menudo están ligados a recursos endógenos y también a empresas familiares que apuestan por su tierra, según resaltó el presidente de la Junta, quien explicó que este plan está dirigido a empresas con clara potencialidad de crecimiento y de creación de empleo.

El nuevo Plan de Crecimiento Innovador incorpora tres novedades. La primera de ellas se centra en la posibilidad de que cada empresa financiada señale a su vez a otros tres proveedores micropymes, que recibirán la cobertura de financiación de Iberaval a coste 0 y diferencial 0. En segundo lugar destaca la vinculación con el plan de retorno del talento, de manera que la creación de empleo de las empresas priorice a los castellanos y leoneses retornados.

Más tamaño y desarrollo

La tercera novedad pasa porque el plan profundiza en la necesidad de que las industrias locales crezcan en tamaño, generen más innovación y tecnología y desarrollen nuevos puestos de trabajo. De esta manera, la economía de la Comunidad crecerá con más garantías, de forma más equilibrada y repartiendo riesgos.

El Plan de Crecimiento Innovador para PYMES y Midcaps de las empresas de Castilla y León, puesto en marcha en 2017, ha permitido hasta el momento que 43 empresas puedan acometer nuevos proyectos con una inversión conjunta de 307,3 millones de euros, así como la creación de 2.053 puestos de trabajo y el mantenimiento de 8.576 empleos, gracias a una financiación de 90 millones de euros.

Archivado en

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.