La Junta de Castilla y León reduce su apoyo económico a las casas regionales en España un 17%

Los recortes del Ejecutivo autonómico hacia las comunidades castellanas y leonesas en el exterior se extienden también a estas entidades

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea.

La Junta de Castilla y León extiende el recorte de las ayudas a las comunidades castellanas y leonesas en el exterior a las casas y centros regionales esparcidos por toda la geografía española. El consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, y vicepresidente del Ejecutivo autonómico, Francisco Igea, ha decidido recortar un 17% las ayudas a este colectivo, una reducción que se suma a la del 11,7% que sufrirán las entidades castellanas y leonesas ubicadas en el extranjero.

Según el acuerdo del Consejo de Gobierno del pasado 25 de junio, la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior –a través de la Dirección General de Acción Exterior cuyo titular es Carlos Aguilar– destinará este año 56.659 euros a un total de 68 casas regionales de Castilla y León en España para la financiación de sus gastos de mantenimiento y funcionamiento. El año pasado, con otro equipo al frente de las políticas dirigidas a la ciudadanía castellana y leonesa en el exterior, se destinaron 68.280 euros a un total de 73 entidades. Esto supone que en 2020 las ayudas se reducen un 17% y también son cinco menos las casas beneficiadas.

Un 11,4% menos para las federaciones

Al mismo tiempo, también se han recortado las ayudas a las federaciones de las comunidades castellanas y leonesas en el exterior radicadas en España un 11,4% al pasar de 59.700 euros en 2019 a los 52.900 de este año, una disminución de 6.8000 euros.

Hay que resaltar que estas ayudas son ahora más necesarias que nunca ya que estas entidades se financian en buena medida por la explotación económica de sus sedes (en muchos casos a través de establecimientos del sector de la restauración) y por la realización de actividades. Las medidas para la contención del Covid-19 han impedido la obtención de recursos económicos a través de estas vías y no es probable que los gastos de funcionamiento de las casas de Castilla y León hayan disminuido de un año a otro por lo que esta reducción de las ayudas de la Junta, que son totalmente necesarias para la supervivencia de estas entidades, supondrá un duro golpe a sus economías.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *