La inversión extranjera rozó los 500 millones en el primer trimestre, casi tanto como toda la de 2023

El Principado es la tercera comunidad que más capital atrae de fuera de España, por detrás de Madrid y Cataluña

El presidente del Principado, Adrián Barbón, en la asamblea de la patronal FADE.

La inversión extranjera alcanzó en Asturias los 489,31 millones de euros durante el primer trimestre del año, una cifra que es casi idéntica a la registrada durante todo el año pasado, cuando llegó a los 527 millones. Así lo reflejan los datos que divulgó la Secretaría de Estado de Comercio a través del Registro de Inversiones Exteriores y que sitúan al Principado como la tercera comunidad en la que mayor ha sido la inversión extranjera entre enero y marzo.

En la clasificación que marca el flujo de inversión extranjera por comunidades autónomas, Asturias solo está por detrás de los dos territorios más poblados del país, Madrid, instalada en el primer puesto, y Cataluña, ubicado en el segundo. Las dos comunidades suelen liderar habitualmente esta clasificación. Para dar muestras del volumen, el flujo de inversión extranjera recibido por Asturias en el primer trimestre de este año está por encima del que recibieron conjuntamente la Comunidad Valenciana y Aragón, los dos territorios que ocupan la cuarta y quinta posición en esa clasificación.

La inversión extranjera recibida por el Principado durante este primer trimestre supone el 7,33% de toda la recibida a nivel nacional. En un contexto internacional marcado por una gran incertidumbre, la inversión extranjera suele utilizarse como un termómetro para medir la fortaleza de la economía, en este caso la asturiana, y la confianza que tienen los inversores en la Comunidad.

Ahondando en los datos asturianos, destaca el aumento en este primer trimestre de 2024 de los proyectos de inversión en lo que se conoce como suministro de energía eléctrica. Se trata de uno de los sectores de actividad de mayor fortaleza en el Principado y uno de los que está creciendo a un mejor ritmo con iniciativas diversas para avanzar hacia su descarbonización y que, por lo que reflejan las estadísticas, ha llamado la atención de empresas internacionales. También hubo inversiones en ese periodo en el sector de la construcción de edificios. Estos desembolsos provinieron de Luxemburgo y México, fundamentalmente.

La Agencia Sekuens tiene contabilizadas en su base de datos más de 290 empresas de capital extranjero asentadas en Asturias. La gran mayoría han encontrado negocios atractivos en los que invertir en el sector servicios (55,03%); en la industria (38,94%); y en la construcción (6,04%).

Asturias lleva ya un tiempo ocupando un lugar destacado como una de las comunidades que más inversión extranjera logra atraer. En 2023 el Principado se situó como en la sexta posición de esa clasificación con 527,2 millones, por delante de comunidades mucho más pobladas.

Una política en defensa de la industria

El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, pidió el pasado 21 de junio a la Unión Europea que adopte “una política netamente agresiva en defensa de la industria como está haciendo la administración Biden en Estados Unidos”. Lo hizo durante su intervención en la clausura de la asamblea de la patronal FADE que se celebró en el Recinto Ferial Luis Adaro. También reclamó que en la negociación de la confección de la nueva Comisión Europea y de las nuevas políticas comunitarias que guiarán a la UE durante los próximos años se “rompa el miedo a los prejucios” y se apueste por incentivar a la industria.

El Principado, tal y como recordó el presidente, es una de las comunidades españolas en las que la industria tiene un peso decisivo sobre su PIB. Superior al 20%, tal y como marcan las directrices europeas que buscan una reindustrialización de Europa. Barbón también resaltó los buenos resultados económicos que está registrando Asturias con una bajada continuada del paro, un récord en el volumen de las exportaciones de sus empresas, unas cifras de llegada de turistas que van disparadas y una inversión de las empresas extranjeras que están alcanzando niveles inéditos.

Durante su intervención, el presidente salió en defensa del estado social y de la agenda reformista del Gobierno de Asturias, que incluye una apuesta por potenciar las escuelas infantiles y la protección de los mayores. “Cuanta más desigualdad haya, menos estable es un país y más fuertes van a estar los extremismos; la mejor vacuna contra los extremismos es un estado de bienestar fuerte”, aseguró.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.