La incidencia del Covid-19 baja de 100 casos en España y se reducen las hospitalizaciones

Más del 30% de la población está inmunizada y los contagios pasan a los más jóvenes, con menor riesgo de gravedad

El Ministerio de Sanidad notificó el pasado 21 de junio 7.209 contagios por Covid-19 en España durante el fin de semana precedente, que elevan la cifra total a 3.764.651 desde el inicio de la pandemia, según las estadísticas oficiales. Son 57.128 más respecto al 7 de junio, cuando se registraron 3.707.523. Con esta última actualización, la incidencia acumulada se queda en 92,46 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 115,32 de hace dos semanas.

Sólo una comunidad autónoma, Andalucía, registra un índice de transmisión alto, por encima de 150 de incidencia acumulada, mientras que cuatro superan los 100 casos, cinco están por debajo de 50 y el resto en grado medio. Mientras que la tasa de positividad en España se sitúa en el 4,15% del total de las pruebas realizadas.

Según los datos del Ministerio, 80.689 personas con prueba diagnóstica positiva han fallecido desde que el virus llegó a España, frente a las 80.236 del día 7. Son 453 más, lo que da una media diaria de 32 muertes. Hay que recordar que las cifras del Gobierno no incluyen las defunciones con síntomas compatibles pero sin prueba diagnóstica ni los decesos de las residencias, que podrían llevar la cantidad total a cerca de 120.000 víctimas, como reconocen otras fuentes oficiales tras analizar el exceso de mortalidad o tras sumar las estadísticas que han ido reportando en los últimos meses las comunidades autónomas, que en este caso estarían ya por encima de 100.000.

Actualmente, hay 2.832 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España (frente a los 4.114 de hace dos semanas) y 770 en UCI (1.124 el 7 de junio). La presión hospitalaria por el virus se sitúa en el 2,3% (era del 3,3%) y en un 8,23% de las camas UCI (frente al 11,79% de hace 14 días).

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, explicó que la ocupación hospitalaria desciende porque los casos más detectados son en los grupos más jóvenes de la población, con un impacto menor en cuanto a letalidad y hospitalización. “Desgraciadamente sigue habiendo fallecidos”, lamentó el experto en rueda de prensa, aunque incidió en que las cifras van disminuyendo.

Según Simón, desde hace ocho semanas la pandemia está estable, aunque a pesar de la buena evolución pidió que se mantengan las medidas de seguridad, mientras destacaba que el plan de vacunación ha protegido a los más vulnerables. El 30,4% de la población cuenta con la pauta completa de inmunización, mientras las cifras de españoles con al menos una dosis se acerca a la mitad.

En concreto, son 23.200.566 ciudadanos los que tienen al menos un pinchazo, y que suponen el 48,9% de los españoles, y 14.431.683 los que disfrutan de la pauta completa que facilita la inmunización contra la Covid-19, según explicó la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón.

Vacunación y mascarillas

Pese a todo, la campaña de vacunación lleva unos días de retraso con respecto a la previsión que había fijado para la semana pasada el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de superar el umbral de los 15 millones de inmunizados.

Asimismo, la secretaria de Estado de Sanidad también reveló que las comunidades han emitido ya más de 1.800.000 certificados digitales en sus tres modalidades y que los controles de puertos y aeropuertos españoles han podido leer más de 12.000 certificados de viajeros procedentes de otros países miembros de la Unión Europea.

Por otro lado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, adelantó el pasado 18 de junio durante la clausura de la 36ª reunión anual del Cercle d’Economia, en Barcelona, que el próximo día 24 se celebrará un Consejo de Ministros extraordinario para aprobar el fin del uso obligatorio de la mascarilla en exteriores a partir del 26 de junio. Sobre esto, Fernando Simón indicó que “su uso se va a relajar en algunas situaciones, no en todas”. “En exteriores, mientras se puedan mantener, una serie de condiciones como aglomeraciones y grupos grandes”, sostuvo. En cualquier caso, insistió en que “si alguien quiere seguir llevando la mascarilla, bienvenido sea”. “Que no sea obligatoria no implica que se la tenga que quitar, tenemos que ser todos conscientes. No cuesta nada llevar una mascarilla en el bolsillo y cuando veamos situaciones que puedan entrañar riesgo ponérnosla”, concluyó.

En cuanto al plan de restricciones del Gobierno a las aperturas de negocios de hostelería y ocio nocturno, hasta que se alcance el 70% de la población inmunizada, lo tumbó la Audiencia Nacional, aceptando el recurso de la Comunidad de Madrid y el Ejecutivo se vio obligado a retirarlo, dejando el control en manos de las comunidades autónomas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *