La Fundación Dr. Caritat y el Club Villa Española de Montevideo organizan actividades para los más pequeños

Una donación de juguetes y un programa para que los niños se acerquen a la agricultura con motivo de la celebración del Día del Niño

José María García, la doctora Andrea Pino y Martín Rodríguez Caridad.

El 15 de agosto se celebró el día del niño en Uruguay, y la fundación Obra Dr. Caritat donó juguetes con destino a los pequeños internados en el Hospital Pediátrico y alumnos de la Escuela 200 de Montevideo. También el Club Villa Española trabaja con los alumnos de la escuela lindera a su estadio en un proyecto llamado Huerta y Fútbol.

El festejo del día del niño llevó a que las autoridades de la Cruzada Obra Dr. Caritat apuntalaran el hospital Pediátrico y el servicio de ortopedia de este, así como también la escuela especial 200 de Montevideo, con donaciones para los más chicos.

Martín Rodríguez Caridad, José María García, Paula Mitrani y Ángel Berenguer.

Ambas fueron entregadas en la semana previa al 15 de agosto, cuando se celebra el día de la niñez en estas tierras, haciendo llegar juguetes que fueron entregados a la maestra directora Paula Mitrani y a la doctora Andrea Pino, directora del departamento de arte del hospital infantil. Pino se encarga de la atención social y recreativa de apoyo a los menores que son atendidos en el Hospital Pereira Rossell y en el servicio de ortopedia del mismo.

El mismo 15 de agosto los pequeños acudieron a una fiesta en el anfiteatro Gajer del hospital para celebrar el Día del Niño.

Los directivos de la fundación, José María García, Ángel Berenger y Martín Rodríguez Caridad, fueron los encargados de llevar las donaciones a las entidades y así volver a estar presente en esta etapa de pandemia con la ayuda que tanto precisan las instituciones.

Programa Huerta y Fútbol

Por otra parte, también acompañando a los más pequeños, el Club Social y Deportivo Villa Española está desarrollando el Programa Huerta y Fútbol.

Conducido por la maestra Ana Laura, los alumnos de la escuela lindera al estadio de Obdulio Varela de la institución, pueden participar en la experiencia de siembra de diferentes productos y conocer el proceso de creación de un huerto desde su inicio hasta la futura recolección de los frutos. Los escolares tienen la oportunidad de ver cómo van creciendo los vegetales, disfrutar cuidándolos y probar ya algunos en este mes frío de agosto.

Los más pequeños conocen el proceso de creación de un huerto.

El equipo de la liga profesional uruguaya que representa al colectivo español también apuesta con una biblioteca ambulante por enriquecer a su barrio que lleva el nombre de Villa Española como consecuencia de ser en la mitad del siglo pasado un monte allí ubicado que pertenecía a la Asociación Española de Socorros Mutuos, el centro de reunión todos los fines de semana alegrados por las gaitas y bailes de miles de emigrantes que allí concurrían, algunos afincados en la zona.

Su presidente, Miguel Romero, y todos sus compañeros de directiva, tienen claro que el club fundado en 1940 por españoles entre los que había muchos republicanos que debieron escapar a la dictadura, tiene además de la práctica del fútbol profesional, boxeo, atletismo y demás deportes, un contenido social importantísimo para una zona de Montevideo que tanto ha representado para la colectividad española.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *