La euskal etxea de Burdeos dona al Archivo de la Diáspora Vasca una edición completa en papel de su histórico boletín ‘Agur’

Se comenzó a publicar en 1953 y es un elemento esencial de vinculación entre los integrantes de la entidad de la diáspora

La Secretaria General de Acción Exterior, Marian Elorza, y el Director para la Comunidad Vasca en el Exterior, Gorka Álvarez Aranburu, con los ejemplares de la donación.

La Casa Vasca de Burdeos (Euskal Etxea Bordalen), ha donado al Gobierno Vasco una edición completa en papel (desde el número 1, de noviembre de 1953) de su histórico boletín asociativo Agur. Este fondo será depositado en el Archivo de la Diáspora Vasca, que forma parte del Archivo General de Euskadi y está ubicado en Bilbao.

La donación fue recibida por la secretaria general de Acción Exterior, Marian Elorza, y el director para la Comunidad Vasca en el Exterior, Gorka Álvarez Aranburu.

Agur es el boletín asociativo de la euskal etxea de Burdeos, se publica por primera vez en 1953 y es un elemento esencial de vinculación entre los integrantes de la euskal etxea de Burdeos a través de su historia.

La euskal etxea de Burdeos no nace al mismo tiempo que el boletín Agur, sino 6 años antes, en 1947. Pero, aunque unos años posterior a la propia euskal etxea, el boletín representa y difunde en papel (edición tradicional a la que luego se ha añadido la edición en formato digital de Agur), los mismos valores de la casa vasca de Burdeos: recrear en la distancia la atmósfera y estilo de vida de Euskadi; mantener vivas a través de las prácticas populares las costumbres ancestrales y las tradiciones del pueblo vasco; y desarrollar entre las personas que integran la euskal etxea de Burdeos la solidaridad mutua, así como el amor por la tierra vasca.

Agur informa sobre las actividades de los vascos de Burdeos y, sobre todo, con respecto a aquellas que tienen que ver con el canto, la dantza y la pelota vasca.

Desde 1966 esta publicación se concibe y redacta entre los muros del edificio del número 7 de la rue du Palais de l’Ombrière, en un inmueble histórico en pleno centro histórico de la ciudad de Burdeos. Se trata de un antiguo almacén de café, levantado sobre el solar en el que estaba el palacio donde nació y se educó Leonor de Aquitania. En 1964 un grupo de vascos deciden lanzarse a comprar el edificio y rehabilitarlo, labor a la que se entregan todas las tardes y los fines de semana.

En 1966 la casa vasca de Burdeos cuenta ya con una sede física y en propiedad, Euskal Etxea Bordalen. A partir de entonces y hasta hoy desde allí se concibe Agur para, tomando como base la vida vasca de Burdeos, informar y entretener a generaciones de vascos y de amigos y amigas de Euskadi.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *