La escuela pública nº 200 Doctor Ricardo Caritat organiza un maratón solidario

La fundación Cruzada Obra Caritat que dirige el emigrante gallego José María García mantiene las donaciones a este centro escolar que atiende a alumnos de entre 3 y 25 años con problemas de movilidad

José María García y otros directivos de la Cruzada Obra Doctor Caritat entregando una donación a la maestra Carolina Cortazzo.

Una maratón virtual se sumó a la tradicional cooperación que realiza la Cruzada del Doctor Caritat a la escuela pública 200, un centro educativo especial donde asisten jóvenes de entre 3 y 25 años con discapacidad motriz.

Uruguay está sufriendo, junto a Paraguay, una de las olas pandémicas más grandes en todo el mundo en relación con sus habitantes, con casi un muerto cada cincuenta mil personas por día.

Si bien ya se ha vacunado el 30% de la población, el presidente Lacalle Pou mantuvo hasta el primer lunes de junio la enseñanza virtual, volviendo en forma gradual a pesar de que los científicos que le asesoran solicitación tomar medidas para contener la circulación de la población por lo menos por tres semanas, debido a que los contagios, casi cuatro mil por día, no han podido ser controlados ni rastreados para evitarlos.

Así pues, la escuela pública nº 200 Dr. Ricardo Caritat ha organizado una maratón virtual que se desarrolló entre el 16 y 30 de mayo pasado, en el que los participantes realizaban una donación al inscribirse y recibían una caramañola, al tiempo que los competidores enviaban una foto corriendo para ser subida a la maratón virtual.

Donación a la escuela y al hospital pediátrico

Esta escuela funciona en la zona conocida como Prado Chico, cerca del Centro Bergantiños y del Hogar Español de ancianos, justamente uno de los que más ayuda a la misma es la Cruzada Obra Dr. Caritat, que preside el bergantiñán, José María García, quien también supo presidir estas dos instituciones en distintas ocasiones.

La Cruzada también ha ayudado al Hospital Pereira Rossell (CHPR), el servicio de ortopedia pediátrica, neuropediatría y programa de arte que presta apoyo recreativo y terapéutico.

García explicó que recientemente donaron el equipamiento tecnológico para la sala de telemedicina y becas de especialización en favor del personal médico del Servicio de Ortopedia.

Una escuela especial

La escuela pública nº 200, que lleva el nombre del doctor Ricardo Caritat, recibe a un centenar de niños, niñas y jóvenes de entre 3 y 25 años de edad que padecen discapacidad motriz, por lo que la mayoría de ellos son recogidos en sus casas, llevados a la escuela donde estudian y se alimentan, para luego volver a sus hogares.

El edificio escolar ha sido diseñado para albergar a estos educandos y en la actualidad la maestra directora, Paula Mitrani, dirige la misma junto al cuerpo de docentes, auxiliares de servicio y transportistas.

Pero la pandemia ha socavado la presencialidad en la escuela, hecho fundamental para este tipo de enseñanza con alumnos especiales, y la finalidad según expresó García que tiene la Fundación Caritat: “Colaborar para paliar las eventuales carencias, más en estos momentos en que condicionados por la terrible pandemia que nos asola, nunca es suficiente todo lo que se puede aportar por nuestros semejantes”.

Recordó que la Cruzada Obra Dr. Caritat, fue fundada por Ricardo Caritat en 1962 para combatir en aquellos años la epidemia de poliomielitis que se había instalado en Uruguay, afectando especialmente a niños y adolescentes, contagiados por la denominada parálisis infantil.

Pasada la epidemia, la Cruzada prosiguió su actividad hasta la actualidad, contribuyendo como explicábamos con el hospital pediátrico y la referida escuela.

Con motivo de las medidas vigentes de prevención, se modificó la rutina de entrega de donaciones por lo que los productos de limpieza fueron entregados en el local de la Ortopedia Bergantiños, donde estaban depositados, a una delegación del personal escolar encabezada por la maestra Carolina Cortazzo, acompañada por los funcionarios Rodrigo García, chófer, y Andrés Arrieta, auxiliar.

Allí mantuvieron una reunión con el presidente de la Cruzada José María García, el secretario Martín Rodríguez Caridad y el vocal Ariel Fernández, generándose una cordial reunión en la entrega de los productos y un cheque, donación en el marco de la campaña de recaudación Rotarun5 organizada por Rotaract, cuyo producto es en beneficio de la escuela.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *