La crisis del coronavirus retrasa la apertura de la casa-museo del padre de Fidel Castro en Láncara (Lugo)

Estaba prevista para el pasado mes de mayo / En una segunda fase se convertirá en un centro de interpretación de la emigración gallega en América

Placa en la fachada de la casa del padre de Fidel Castro en Láncara, donde se mencionan los “árboles” que plantó en Cuba.
Raúl Castro, a la izquierda en primer término, acompañado de autoridades y amigos, durante la visita a la casa de su padre en Láncara en 2005.
Vista de la casa de los padres de Fidel y Raúl Castro en Láncara.

La pandemia del coronavirus ha retrasado la inauguración de la casa-museo de Ángel Castro, el padre de los líderes revolucionarios cubanos Fidel y Raúl Castro, en Armea, en el municipio lucense de Láncara, que estaba prevista para el pasado mes de mayo.

Las obras de rehabilitación de la vivienda emprendidas por la Diputación de Lugo (sustitución del tejado, instalación de electricidad, subsanación de humedades, restauración del mobiliario y limpieza de la finca) están ya terminadas, pero aún falta la carpintería y subsanar un problema sobrevenido de filtración de agua, cuyo acometido corresponde a la Asociación Amizade e Solidariedade Láncara-Cuba, a la que la familia Castro donó la casa para que fuese musealizada y convertida en un centro de interpretación de la emigración gallega en América. El problema del agua viene de que por dentro del inmueble pasaba una especie de canal, según afirmó a España Exterior el vicepresidente de la Asociación, Antonio Rubén Sobrado, que confirmó todos los detalles anteriores.

Sobrado confiesa que las cosas están “paralizadas” y que se encuentran un tanto “desanimados”, porque no se sabe cuándo se volverá a una normalidad que permita la puesta en marcha efectiva del centro.

Las obras fueron visitadas el 29 de febrero, apenas 15 días antes de la entrada en vigor del estado de alarma, por el embajador de Cuba en España, Gustavo Machín, y la cónsul de ese país para Galicia, Yahima Martínez, acompañados de autoridades provinciales y locales.

La rehabilitación y musealización de la casa es fruto de la colaboración del Ayuntamiento, la Diputación Provincial, la Confederación de Empresarios de Lugo (CEL) y la Asociación Amizade e Solidariedade Láncara-Cuba, constituida en enero de 2018 y presidida por Carlos López Sierra.

Reconstrucción fiel del inmueble hacia 1900

La casa recrea con fidelidad el aspecto que tenía a principios del siglo XX, cuando Ángel Castro Argiz, padre de Fidel y Raúl, emigró a Cuba al poco de regresar de allí tras haber servido como soldado del Ejército español durante la Guerra de Independencia de 1898.

De Cuba aún está pendiente que lleguen algunos objetos personales ligados a la familia Castro que enriquecerán la oferta museística. También de la isla, de Birán, el lugar donde nacieron y se criaron Fidel y Raúl, trajeron el año pasado los directivos de la Asociación cinco palmeras que se plantarán en el jardín de la casa de Láncara. En la vivienda se expondrá además un trozo de madera de la casa familiar de los Castro en Birán, que se quemó en un incendio.

Desde hace cinco meses –confirma Sobrado– la Asociación tiene listo el audiovisual de cerca de dos minutos y las fotografías que se podrán ver en el interior de la casa rehabilitada. El proyecto de centro de interpretación de la emigración va más allá de la musealización de la casa y se acometerá “en una segunda fase” si se consiguen las ayudas necesarias de Cuba y Galicia (Xunta, Diputación, etc.).

Cesión a la Asociación Amizade e Solidariedade Láncara-Cuba

La familia de Fidel y Raúl firmó en junio de 2018 en una notaría de Sarria la cesión de la finca en la que se ubica la vivienda a la Asociación Amizade e Solidariedade Láncara-Cuba. La familia deseaba ceder la casa a una entidad sin vinculación política, para evitar posibles problemas derivados de cambios en los gobiernos. En el acto de la firma participó María Teresa López López, hija de Estela López, prima hermana de los hermanos Castro. Las conversaciones se prolongaron durante más de año y medio y supusieron varios viajes a la isla caribeña para localizar a los herederos.

En noviembre de ese mismo año, la familia Castro dio el visto bueno al proyecto de obra para la rehabilitación del inmueble, dirigido por el arquitecto sarriano José Ángel López. El proyecto fue presentado por el vicepresidente y el secretario de la Asociación, Antonio Sobrado y Jaime López, respectivamente, a Mariela Castro, hija de Raúl Castro, en un viaje a Cuba.

Fidel visitó la vivienda en 1992 y Raúl en 2005

Fidel Castro visitó la casa en julio de 1992, acompañado por el entonces presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, después de ser nombrado hijo adoptivo de Láncara en un acto institucional celebrado por la corporación municipal en A Pobra de San Xiao. Horas antes, en Lugo, había dicho que se sentía honrado porque “la casa de mi padre no sea un palacio, sino una choza muy humilde”. En efecto, la vivienda, construida en el siglo XIX, era la más pobre de Armea.

En ella nacieron su padre y su abuelo Manuel Castro Núñez. En la fachada de la casa existe una placa que reza: “En esta casa en 1875 nació Ángel Castro Argiz, gallego que emigró a Cuba, donde plantó árboles que aún florecen”. Raúl Castro también visitó la vivienda en mayo de 2005.

En el libro “Fidel Castro y la religión” (1985), donde conversa con el fraile dominico y teólogo de la liberación brasileño Frei Betto, Fidel evoca así el inmueble: “Era una casita pequeñita, casi del tamaño de este lugar donde estamos conversando –serían 10 o 12 metros de largo por 6 u 8 de ancho–, una casa de lajas de piedra, que es un material abundante en el lugar, usado por los campesinos para construir sus rústicas vivienda. Esa era la casa en la que vivía la familia: estaba todo allí en una sola pieza, dormitorio y cocina. Supongo que también los animales. Tierras no tenía prácticamente ninguna, ni un pedacito, ni un metro cuadrado”.

El padre de Fidel luchó en la Guerra de Independencia

La figura de Ángel Castro no ha estado exenta de controversias. El campesino gallego llegó pobre a la isla. De cortar madera y caña, jugar a las cartas y criar gallos jerezanos de pelea pasó a propietario de una hacienda en Birán y se convirtió en un rico terrateniente en la actual provincia de Holguín, en el oriente cubano. “Lo que hizo es espectacular. De la nada levantó un imperio del azúcar. Tenía hasta ferrocarril propio”, dice Antonio Sobrado, que visitó la casa familiar de Birán el año pasado. Del matrimonio de Ángel Castro con Lina Ruiz, con quien se casó mucho tiempo después de iniciar relaciones, nacieron siete hijos, incluyendo a Fidel y Raúl Castro.

También en “Fidel Castro y la religión”, Fidel dice de su progenitor: “Mi padre era hijo de un campesino sumamente pobre allá en Galicia. Cuando la última guerra de independencia de Cuba, iniciada en 1895, lo envían como soldado español a luchar aquí […]. Después de la guerra, se lo llevan de regreso a España. Parece que le agradó Cuba, y una vez, entre los tantos emigrantes, salió también para Cuba en los primeros años de este siglo [XX] y, sin un centavo y sin ninguna relación, empezó a trabajar”.

La Asociación tiene una página web sobre la reconstrucción de la casa cuya dirección es https://lancaracuba.org/.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *