La Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior de Castilla y León convoca las ayudas ‘Pasaporte de vuelta’ con unos requisitos de difícil cumplimiento

Los beneficiarios deberán adelantar todos los gastos del retorno y podrían no cobrar la subvención hasta 2022 a pesar de que se les exige residir en la Comunidad desde el 1 de septiembre de 2021

El Boletín Oficial de Castilla y León ha publicado el lunes, 29 de marzo, la convocatoria del programa ‘Pasaporte de vuelta’ de la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior que está dotado con 211.000 euros y cuya finalidad es facilitar el retorno a la Comunidad de emigrantes castellanos y leoneses y apoyar su proceso de integración social. Hasta el próximo 26 de julio se pueden solicitar estas ayudas.

Esta iniciativa depende de la Dirección General de Acción Exterior, se enmarca dentro del III Plan Estratégico de la Ciudadanía Castellana y Leonesa en el Exterior 2021-2024 y consta de dos subprogramas diferenciados. El primero de ellos (Programa I) se fija como objetivo facilitar el retorno a Castilla y León a aquellas personas que a fecha de presentación de su solicitud no hubieran retornado a la Comunidad y que pretendan hacerlo antes del 1 de septiembre de 2021. El segundo programa (Programa II) se centra en apoyar la integración social de quienes a la fecha de presentación de su solicitud ya hubieran retornado a la Comunidad.

Cabe destacar que uno de los requisitos específicos para poder cobrar las ayudas del Programa I es que el beneficiario deberá acreditar antes del 15 de septiembre de 2021 que ha retornado de forma efectiva a un municipio de Castilla y León antes del día 1 de dicho mes. También tendrá que comprometerse a mantener su residencia un año entero en la Comunidad desde la publicación de la resolución de la convocatoria en el Boletín Oficial de Castilla y León. Si no lo hace así se le obligará a devolver la totalidad de la ayuda recibida o parte de ella en función del grado de incumplimiento de este compromiso.

Por lo tanto, los beneficiarios de las ayudas del Programa I, que se supone que son para facilitar el retorno, deberán adelantar los gastos ocasionados por el traslado a Castilla y León y obligarse a permanecer al menos un año en la Comunidad.

Al mismo tiempo, la convocatoria de las ayudas establece que el plazo máximo que tiene la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior para resolver las solicitudes es de cuatro meses a contar desde el día siguiente a la finalización del plazo de presentación de solicitudes, es decir, hasta el 27 de diciembre de 2021.

Esto quiere decir que los beneficiarios podrían no cobrar las ayudas hasta 2022 y también que el compromiso de permanencia en Castilla y León podría no ser de un año, sino de un año y cuatro meses ya que el año de permanencia en la Comunidad que se les exige empieza a contar desde la publicación de la resolución de la convocatoria, aunque deberán certificar que residen en Castilla y León desde el 1 de septiembre de 2021.

Por otro lado, para ser beneficiario del Programa II, los solicitantes deberán cumplir junto a los requisitos generales que el retorno se haya producido en el periodo comprendido en los dos años anteriores a la fecha de presentación de su solicitud y estar empadronado y tener residencia habitual, a la fecha de presentación de su solicitud, en un municipio de la Comunidad de Castilla y León.

Cada ayuda individual de la convocatoria publicada ascenderá a 2.500 euros, tanto en un programa como en otro, si bien esa cantidad será de 3.500 euros si el beneficiario es menor de 35 años. La presentación de solicitudes se abre hasta el 26 de julio de este año, y la convocatoria contempla la asignación adicional de 500 euros por persona a cargo del beneficiario y un incremento del 20% de la ayuda concedida si el destino del retorno es un municipio del medio rural.

Otros requisitos

Para poder optar a estas ayudas también se exige ser mayor de 18 años y tener la nacionalidad española en la fecha de la solicitud; ser oriundos o procedentes de Castilla y León, de acuerdo con la definición prevista en la Ley de la Ciudadanía Castellana y Leonesa en el exterior; carecer de bienes inmuebles de valor superior a 50.000 euros, distintos de la vivienda en la que se resida o se pretenda residir tras el retorno; estar al corriente de sus obligaciones tributarias y, en su caso, con la Seguridad Social; y no haber sido beneficiario en años previos de ayudas convocadas por la Administración de la Comunidad de Castilla y León para facilitar el retorno o la integración de los retornados.

Además, es requisito haber residido legalmente en el extranjero al menos dos años dentro de los últimos cinco años respecto a la fecha de solicitud de la ayuda. O bien haber trabajado legalmente en el extranjero al menos durante un año, en el caso de solicitantes de 35 o más años, o al menos seis meses, en el caso de solicitantes menores de 35 años, dentro de los últimos cinco años respecto a la fecha de solicitud de la ayuda.

En el caso de que el solicitante tuviera 35 años o más en la fecha de la solicitud, para poder ser beneficiario no deberá haber percibido en el año anterior al de la convocatoria ingresos brutos superiores a dos veces el IPREM anual (14 pagas) vigente a la fecha de publicación de la convocatoria. En el caso de que el solicitante tuviera menos de 35 años en la fecha de la solicitud, para poder ser beneficiario no deberá haber percibido en el año anterior al de la convocatoria ingresos brutos superiores a cuatro veces el IPREM anual (14 pagas) vigente a la fecha de publicación de la convocatoria.

Beneficios adicionales para jóvenes y al retorno al medio rural

En la convocatoria se fija que la ayuda económica para cada beneficiario de ambos programas será de 2.500 euros, si bien por cada persona a su cargo la cifra se incrementará en 500 euros adicionales hasta un máximo de 4.500 euros por perceptor. Si el beneficiario es menor de 35 años su ayuda asciende a 3.500 euros, que igualmente serán complementados con 500 euros por cada persona a su cargo, con una cantidad máxima de 5.500 euros.

Además, las ayudas económicas se incrementarán en un 20 por ciento si la persona beneficiaria ha retornado o pretende hacerlo a un municipio de menos de 10.000 habitantes, o bien de 3.000 habitantes si dista menos de 30 kilómetros de la capital de provincia, así como a un municipio incluido en algún programa vigente territorial de fomento o en un plan vigente de dinamización territorial.

Más de 180.000 castellanos y leoneses en el exterior

Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística muestran que el número de castellanos y leoneses residentes en el extranjero, a fecha 1 de enero de 2021, es de 180.927 personas. Este colectivo se asienta en mayor medida en Argentina, con 57.041 castellanos y leoneses, seguido de Francia, con 25.640; Alemania, con 10.968; Cuba, con 9.257; México, con 8.385;

Suiza, con 7.906; Estados Unidos, con 7.826; Brasil, con 7.625; Reino Unido, con 6.715; y Chile, con 5.731. Otro de los habituales datos de interés es la procedencia de la provincia de los castellanos y leoneses residentes en el extranjero. León es la provincia con más inscritos en el Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), con 53.874 personas, seguida por Salamanca, con 34.960; Zamora, con 22.672; Burgos, con 21.525; Valladolid, con 17.535; Ávila, con 9.436; Palencia, con 8.531; Soria, con 8.229; y Segovia, con 4.165.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.