La Cátedra de Cultura Gallega de la Universidad de La Habana homenajea a Concepción Arenal

Se presentó el retrato restaurado de la intelectual gallega

Cátedra de Cultura Gallega de la Universidad de La Habana
Participantes en el acto.

La Cátedra de Cultura Gallega de la Universidad de La Habana homenajeó la figura de la pedagoga y feminista gallega Concepción Arenal (Ferrol-1820, Vigo-1873). La cita fue el pasado 15 de junio en el salón que la Federación de Sociedades Gallegas de Cuba mantiene en el antiguo Palacio del Centro Gallego de La Habana.

En la actividad participaron la Escuela Primaria Concepción Arenal, la Sociedad Naturales de Ortigueira, la Agrupación de Sociedades de Municipios y Parroquias de Galicia en La Habana y la Cátedra, con el patrocinio de la Consejería de Cultura de la Embajada de España a través de su programa Línea Abierta.

Momento especialmente emotivo fue la presencia de cuatro antiguas alumnas del primitivo Plantel del Centro Gallego: Carmita Casado, Merceditas Monsanto y las hermanas Maricarmen y Teresa Baamonde, que recordaron anécdotas de su infancia en la primaria y cantaron el Himno del Colegio ante un sorprendido y emocionado auditorio.

Recuperación del retrato

El homenaje sirvió, además, para presentar públicamente un retrato restaurado de Concepción Arenal, de la autoría del pintor gallego Juan Martínez Buján (1938), resultado de la acción conjunta de la Cátedra de Cultura Gallega y el Instituto de Literatura y Lingüística, donde radica el Fondo Gallego Xosé Neira Vilas que guardaba el lienzo.

Cátedra de Cultura Gallega de la Universidad de La Habana
Se presentó el retrato restaurado de la intelectual gallega.

Con la financiación de la Embajada de España en La Habana y la restauración de Yanara Cruz Leyva, el lienzo fue reparado, enmarcado y llevado, tras 70 años de silencio, a su lugar originario.

Los organizadores confían que este homenaje revitalice las relaciones entre la comunidad de descendientes de los gallegos y la escuela de primaria, que desde hace 145 años “noche y día sus puertas abiertas tiene” para educar durante el día a los niños y niñas y formó durante la noche a miles de emigrantes gallegos con ansias de mejorar y aprender.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.