La Casa de Andalucía en Barcelona homenajea al vicepresidente de la Junta, Juan Marín

Agradeció a la entidad el hecho de llevar con tanto orgullo el nombre de la comunidad de Andalucía

La presidenta de la Casa de Andalucía en Barcelona, Paquita Marín, impuso la insignia de la entidad al vicepresidente de la Junta, Juan Marín.

La Casa de Andalucía en Barcelona homenajeó el pasado 8 de noviembre al vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Antonio Marín, en el transcurso de una comida a la que asistieron directivos de la propia entidad, autoridades y miembros de otras asociaciones culturales.

Marín invitó a los presentes a viajar y regresar a Andalucía, donde se ha experimentado un cambio, con un crecimiento del PIB por encima de la media nacional, la generación del 29 por ciento del empleo post-covid e inversiones importantes en sanidad, enseñanza y servicios sociales.

El vicepresidente de la Junta agradeció a la Casa de Andalucía el hecho de llevar con tanto orgullo el nombre de esa comunidad y destacó que el hecho de encontrarse en Barcelona le permite reencontrarse con viejos amigos.

Juan Marín también recibió una placa conmemorativa.

Empresario durante más de 20 años, Marín dice sentirse feliz haciendo política “porque hago lo que me gusta” y “para que sus hijos tengan las mismas oportunidades que me dieron mis padres”.

Paquita Marín, presidenta de la Casa de Andalucía en Barcelona, le hizo entrega de la insignia de la entidad y de una placa conmemorativa. En su discurso glosó la dilatada trayectoria de Juan Antonio Marín “avanzado a su tiempo” como empresario y dirigente comercial muy activo, de donde dio el salto a la política con gran éxito y con una reconocida capacidad de diálogo y de pacto.

Les acompañaban en la presidencia, entre otras personalidades, el alcalde de Linares, Raúl Caro-Accino, el presidente del grupo Ciutadans en el Parlament de Cataluña, Carlos Carrizosa, el presidente de la Federación de Entidades Cutlurales Andaluzas en Catalunya (Fecac), Daniel Salinero, y el comunicador Justo Molinero.

La poetisa y cantante Montse Rodríguez recitó previamente el poema Carta de una madre, seguido con gran emoción por el público.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.