La asociación Espacio Cultural Islas Canarias-Uruguay Identidad Guanche de Montevideo inicia una recogida de alimentos

El Centro Gallego comenzó a impartir clases de baile por internet

Imagen de archivo de la entidad Espacio Cultural Islas Canarias-Uruguay Identidad Guanche de Montevideo.

El pasado sábado 25 de abril tendría que haberse realizado el primer Galicia en Montevideo a pie de calle, pero la pandemia del coronavirus lo postergó para septiembre. Igualmente, el jueves 23 de abril los más pequeños del Centro Gallego tuvieron su primera clase de baile por internet. Y al mismo tiempo, continúan las acciones solidarias de la colectividad española, en esta ocasión a cargo de la más joven institución de la colonia en Uruguay.

La asociación Espacio Cultural Islas Canarias-Uruguay Identidad Guanche, que realizó su última actividad el pasado 7 de marzo –cuando desfilaron en la Patria Gaucha– ya que luego se suspendieron las actividades en todo el país, han iniciado una campaña para poder ayudar a “muchas familias uruguayas y de emigrantes” que “están pasando situaciones de necesidades básicas”.

La directiva que preside José Arráiz está organizando la recolección de azúcar, cocoa, leche en polvo, arroz, galletas, dulce de membrillo, lentejas, fideos, salsa de tomates, aceite, así como insumos de limpieza, ropa en buen estado de uso y juguetes, para ayudar al oratorio del barrio de Manga en Montevideo, donde más de dos centenares de niños desayunan y casi tres centenares reciben la cena en la olla popular allí instalada.

Otra de las ayudas que están procurando brindar los comandados por Arráiz es mitigar las necesidades de la iniciativa católica Casa Paz y Bien, una residencia ubicada en un balneario de la costa uruguaya donde se acoge a emigrantes que llegan al país sudamericano de distintas regiones y tienen necesidades básicas, como es el alojamiento y la alimentación.

Para colaborar con la acción de Identidad Guanche se pueden comunicar con el Whatsapp +59894033553 donde podrán informar las donaciones antes del 10 de mayo y coordinar la búsqueda de la misma.

Galicia en Montevideo

El grupo de trabajo del primer Galicia en Montevideo a pie de calle que tendría que haberse celebrado el pasado sábado 25 de abril y fue suspendido por la pandemia del coronavirus, hizo pública una carta en la que explicaban que trabajaban para que “por unas horas la ciudad de Montevideo fuera la cuna que acogiera la música, los bailes, la gastronomía, las expresiones de fe y el sentir de un pueblo como el gallego”.

Sin embargo, la epidemia que afecta al mundo les arrebató esa ilusión, expresando en la carta “el más profundo pesar por todas las víctimas mortales, acompaña en el dolor, a sus familiares y amigos, y les hace llegar un apretado abrazo que los fortalezca en estos momentos de desolación”.

Culminan precisando que “algún día, en algún momento, una vez pasada esta situación, con esa fortaleza propia que heredamos de nuestros familiares emigrantes gallegos y con esa garra charrúa que aprendimos de este país, retomaremos este lindo sueño para concretarlo. Ese día la plaza Constitución será una romería y Montevideo vibrará al son de una gaita”.

El Centro Gallego comienza clases por internet

Mientras que la Xunta de Galicia comenzará esta semana los cursos del Aula Galicia Aberta por medios telemáticos, el pasado jueves el Centro Gallego de Montevideo realizó la primera prueba de dictar una clase de baile gallego a través de internet.

Se trató de los más pequeños de la escuela de danza de esta institución, que dirige la profesora Patricia Vieito, los que a través de una sesión de zoom miraron las instrucciones sobre los bailes a desarrollar, y luego cada una de las bailarinas comenzó a desplegar su plástica.

Una experiencia que luego se conjugó con todas las niñas bailando y mirando la pantalla como si se tratase de las clases presenciales a las que estaban acostumbradas.

Patricia explicó al terminar la clase que “fue una experiencia muy linda” agradeciendo a todos los participantes, especialmente a sus padres por poder ayudar con la tecnología a mitigar la ausencia de actividades grupales desde la segunda semana de marzo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *